Museo Rayo inaugura la exposición retrospectiva de Leonel Góngora

Marzo 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Museo Rayo inaugura la exposición retrospectiva de Leonel Góngora

‘Sin Título’, collage sobre lienzo.

La exposición se realizó con el apoyo del Proyecto ‘Sevilla una nueva mirada’, la Casa de la Cultura de Sevilla y la Caja de Compensación Comfandi de Cartago.

Las imágenes de las mujeres sensuales lascivas y provocativas que pueblan el universo visual del pintor, dibujante y grabador vallecaucano, Leonel Góngora, invadirán los módulos del Museo Rayo en Roldanillo, a partir de mañana 21 de marzo cuando se inaugure la exposición más completa que sobre su legado se haya realizado en el país.

Un total de 90 obras integran esta muestra que se tomarán tres salas de exposición del Museo dedicadas a este artista  nacido en Cartago en 1932, fallecido en 1999y que fue gran  amigo del Maestro Omar Rayo, con quien compartió  en los talleres y proyectos del Museo en la década de 1980.

La muestra está a cargo del curador del Museo Rayo, Miguel González, quien define a Góngora como uno de los artistas colombianos mas audaces e imaginativos.  “La producción de Leonel Góngora pone de manifiesto sus obsesiones tanto con el cuerpo de la mujer, el sexo y su costumbre de autorretratarse. Las anatomías que se contraen y se crispan, que se rebelan contra su propia condición y se vuelven vulnerables son los cuerpos y rostro que Góngora representa. Hay una lascivia manifiesta en sus imágenes a través de líneas y forma que se tornan agresivas, perversas y en trance”, anota el curador y crítico.

González agrega que Góngora  construyó su propio lenguaje visual por medio de un dibujo suelto  y decidido donde la línea se convirtió en un factor decisivo para generar formas expresionistas. “Al tiempo usó el color como un elemento vigoroso  y audaz desencadenando formas inquietantes y perturbadoras”.

Fue un artista provocador  que  no solo realizó su obra sobre lienzo y papel, sino que experimento persas técnicas gráficas, el collage, el performance y las instalaciones.

Sobre la pintura de este  artista la poeta Agueda Pizarro, presidenta del Museo Rayo  señala que como sucede con Cuevas y Corzas sus pinturas y dibujos no son realistas sino oníricos.  “Hay distorsión en la representación tanto de rostros como de cuerpos, pero es una distorsión lírica, evocadora de profundas emociones interiores, sueños como los de Goya”, agrega.

Góngora estudió en México donde desarrolló un estilo neo-expresionista  y perteneció al grupo Nueva Presencia que incluía a artistas como Francisco Corzas, José Luis Cuevas y su primera esposa, Vita Giorgi, entre otros, que a su vez interactuaban con los grandes exponente de los movimientos abstraccionistas y surrealistas.   “Este grupo de jóvenes era dinámico, inquieto, cuestionador  y mantenían un diálogo constante tanto entre ellos mismos como con los escritores  del momento incluyendo a Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Alejandro Jodorowsy. Las reuniones consistían en banquetes de comida mexicana en casa de unos  y otros, donde los comensales se disfrazaban, escribían rengas de haikús  y escuchaban a Chavela Vargas”, señala Águeda Pizarro.

Era la Edad de Oro del arte Latinoamericano del que México era la Meca y en la que estos artistas también  compartían con cineastas como Luis Buñuel y fotógrafos como Manuel Álvarez Bravo y Leo Matiz, donde estos artistas pudieron consolidar sus estilos personales.

Góngora y Rayo volverían a coincidir en Nueva York, a donde se radicaron entre las décadas de 1960 y 1970. “Ambos Rayo y Góngora emprendieron sus viajes de retorno a Colombia donde inquietaron a sus públicos, Rayo, por su geometría óptica y sus grabados sensuales y Góngora  por su erotismo iconoclasta que develaba las claves secretas de íconos como la María de Jorge Isaacs. Luego de ser uno de los críticos de Rayo por su proyecto de Museo, Góngora quiso fundar uno propio en Cartago, sueño que no se realizó”, dice Agueda Pizarro. 

Pero no sólo se podrán apreciar pinturas. "Góngora era poeta y mostramos algunos de sus escritos ilustrados en esta exposición que puede ser la más grande que se haya hecho desde su muerte, de cáncer, en Massachussets, donde era Profesor de arte en la Universidad de Amherst, en 1999.  Incluye obra sobre papel y  lienzo, collage y grabado".

Este último lo practicó con gran maestría,  donando numerosos ejemplos al Museo Rayo. Todas las piezas demuestran más el interés por el proceso, la fluidez de la línea expresiva, que por el acabado y la perfección como lo demuestran los soportes que muchas veces son hojas arrancadas de cuadernos.

Acorde con su carácter  la obra  de Góngora se expone en el Museo Rayo en pleno inicio de la Semana Mayor.  Fue un provocador  que nunca claudicó en su empeño de sorprender a irritar y se mantuvo incólumne hasta su muerte. Su obra sigue causando impacto  e inquietando conciencias, un cometido que su autor siempre  tuvo presente cuando materializaba sus ideas”, concluye González.

Propuesta Leonel Góngora hizo par de los artistas neofigurativos de la década de 1960 junto a otros creadores como Pedro Alcántara Herrán, Luis Caballero, Ángel Loockhartt o Antonio Samudio.Estos artistas acudieron a esta estética para hacer comentarios críticos en torno a la violencia en el país. En 1986 Góngora obtuvo el primer premio del XXX Salón Nacional de Artistas Colombianos, haciendo de su propuesta una referencia.En varias ocasiones el Museo Rayo ha exhibido la obra de este artista, el cual posee una nutrida colección de obras suyas en especial en pinturas, dibujos y grabados.De las 90 obras que conforman esta exposición retrospectiva 50 de ellas pertenecen al coleccionista Carlos Alberto González, director del Mueseo Arte Decó, de Bogotá.El resto pertenece a la colección del Museo Rayo y de la colección particular del maestro Omar Rayo. Algunas de estas piezas se trajeron de Nueva York.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad