Miles de personas luchan a tomatazos en calles de la aldea de Buñol en España

Miles de personas luchan a tomatazos en calles de la aldea de Buñol en España

Agosto 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

La pelea callejera tiene sus orígenes en las peleas con alimentos desechados que protagonizaron los niños en 1945.

Decenas de miles de personas se enfrascaron este miércoles en una jocosa batalla con 120 toneladas de tomates maduros como parte de la festividad anual de la Tomatina, que dejó las calle de esta ciudad levantina cubiertas de pulpa roja. El ayuntamiento de Buñol estimó que unas 40.000 personas, muchas de ellas turistas extranjeros, participaron en la pelea callejera de una hora, práctica que tiene sus orígenes en las peleas con alimentos desechados que protagonizaron los niños en 1945.Los participantes quedaron cubiertos de pulpa de tomate mientras circulaban por las calles cubiertas con el jugo de esa hortaliza, además de agredirse a tomatazos que suministraban cinco camiones cargados hasta el tope.Los organizadores aconsejan a los participantes que usen anteojos protectores y ropa vieja para la pelea. La aldea establece duchas portátiles y abre las tomas de agua diseñadas para casos de incendios a fin de que los participantes puedan limpiarse una vez concluido el festejo.Las calles y muros de las casas de la población son limpiadas con mangueras poco después de concluir la batalla. Un poco de historiaLa Fiesta se hizo popular gracias a un reportaje de Javier Basilio en el programa de Televisión Española Informe Semanal Todo comenzó el último miércoles de agosto del año 1945, cuando unos jóvenes pasaban el rato en la Plaza del Pueblo para presenciar el desfile de gigantes y cabezudos y otros actos de la fiesta. Los chicos decidieron hacerse un hueco dentro de la comitiva de un desfile con músicos. El ímpetu de los jóvenes hizo que cayera un participante que, preso de la ira, empezó a golpear todo lo que encontraba a su paso. Por un capricho del destino, allí había un puesto de verduras que fue pasto de la multitud enfurecida: la gente empezó a tirarse tomates de unos a otros hasta que las fuerzas del orden público pusieron fin a aquella batalla vegetal.Al año siguiente, los jóvenes repitieron el altercado de forma voluntaria y llevaron los tomates de su casa. Aunque la policía disolvió en sucesivos años la reciente tradición, los chicos, sin saber nada, habían hecho historia. La fiesta comenzó a ser popular en el resto de España gracias al reportaje de Javier Basilio, emitido en el programa de Televisión Española Informe semanal en 1983.Desde entonces, año a año crece el número de participantes y el entusiasmo por La Tomatina. El éxito ha llevado a que La Tomatina de Buñol fuera declarada en 2002 Fiesta de Interés Turístico Internacional por la Secretaría General de Turismo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad