Martín Valverde, el 'rockstar' de la música católica, se confiesa con El País

Abril 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Martín Valverde, el 'rockstar' de la música católica, se confiesa con El País

San Juan Bosco decía hace cien años que la Iglesia sin música es un cuerpo sin alma”, Martín Valverde, cantante.

Se espera que 40.000 personas acudan al concierto de Martín Valverde, esta noche en el Estadio Pascual Guerrero. Hablamos con el famoso ‘rockstar’ católico.

No es un cantante católico sino un católico que canta y uno de sus mayores privilegios fue haberle cantado a Juan Pablo II en la plaza de San Pedro.Es Martín Valverde, el cantante más importante de la música católica en el mundo, invitado de honor a la Gran Fiesta de la Divina Misericordia que se realizará esta noche en el Estadio Pascual Guerrero.“Si Dios se quiere celebrar en Cali y considera que nosotros somos suficiente mariachi para hacerle la fiesta, pues ahí estaremos”, nos dijo quien durante 31 años ha realizado 600 conciertos en 25 países y ha producido 41 discos compactos y 22 álbumes.¿Siempre fue tan creyente?Mi hermana fue mi Andrés, o sea el que trajo a Pedro a los pies de Jesús. Ella me habló de un Jesús vivo a finales de los años 70, cuando esa terminología era prácticamente exclusiva de los cristianos evangélicos. Se llamaba Gretel y lo hizo bien, porque no me habló de biblias a la cabeza ni de rosarios para ahorcarme, simplemente era una chiquilla de 15 años muy feliz. Murió a los 21 y me dejó un encargo: ‘Mientras tú cantes, yo ganaré intereses en el cielo’. ¿Cómo fueron sus inicios musicales?Cuando a Martín Lutero lo corrimos de la Iglesia nos dejó las pinturas, pero se llevó la guitarra. Cuando se dio mi conversión ingresé a un grupo ecuménico, Juventud Nueva, que me regaló una visión universal de Iglesia, sin perder la identidad católica que es muy importante. Han dicho que surgí de la renovación carismática pero yo soy de la selección, no de ningún club, es decir, ningún movimiento católico puede reclamar mi nacimiento.¿Canta en otros idiomas?Tengo el gusto de hablar portugués como segunda lengua, pero considero que hablar un idioma no es solo conocer la gramática sino conocer la cultura. El italiano lo domino en un 80% y he tenido giras por toda la bota italiana y también hablo inglés, pero a este último lo detesto porque es muy técnico, pese a que estoy casado con una inglesa. Grabé un disco en inglés, pero no porque quiera ganarme a los gringos sino porque hay una generación nueva de hispanos en Estados Unidos que hay que pescar hablando inglés, no hay de otra.¿Cómo recuerda su presentación en el Vaticano, ante Juan Pablo II?Sí, es algo que está muy grabado en nuestro corazón. Fue el 21 de mayo del 2002, en la Plaza de San Pedro. Era una misa solemne, en la que solo cantan latín y algo de griego, pero mi canción ‘Nadie te ama como yo’ pasó todos los filtros y la pudimos cantar con 50.000 almas ante Juan Pablo II, a quien le regalé luego el disco.¿Alguna vez sospechó que la música católica tendría cabida como éxito comercial?Hace 31 años pensar en música católica era morirse de hambre, o quedarse tocando en un ambiente ultralitúrgico donde las nuevas generaciones no funcionábamos. Cuando Dios me llama, me agarra con todo y guitarra, porque yo no elegí tocar música cristiana, yo tuve un encuentro con el Señor y más que cantar música católica soy un católico que canta. Para evangelizar no hay que pedir permiso, solo hay que hacerlo, pero no es algo mágico, la iglesia no es una casa disquera. ¿Qué les responde a los críticos de la música con contenido religioso?Yo no divido la música entre cristiana y secular, la divido entre buena y mala. La música que nutre siempre será buena y eso es muy importante cuando estás en un escenario porque la gente viene buscando cercanía con Dios en estas presentaciones.¿Qué significa volver a Colombia, y en especial a Cali?Estamos muy contentos, porque tenemos muy gratos recuerdos de la última vez y hemos visto en Facebook toda la expectativa que hay. Además, cuando me dijeron dónde será y de lo que se trataba, recordé que el de Cali fue el último concierto de la gira en programarse, pero en dos patadas pasó a ser el más grande, lo cual habla bien del calor de su tierra y de la berraquera que tienen cuando quieren las cosas. Para nosotros es un privilegio estar en Cali, y si Dios se quiere celebrar y considera que somos suficiente mariachi para hacerle la fiesta, pues ahí estamos, muy contentos de poder poner nuestra parte.¿Qué pueden esperar los asistentes a su concierto esta noche? Ya ha habido mucho tiempo de hablar de un Dios castigador, al que no podemos alcanzar. ‘Nadie te ama como yo’ es, creo, la canción más cercana a la misericordia. Dios se va a encargar de que la misericordia este presente en cada canción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad