Los ganadores de la versión 38 del Festival de Música Andina Mono Núñez

Junio 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Reportero de El País

Ensamble Cruzao y Acople Dúo, de Caldas, se alzaron con el Gran Premio ‘Mono’ Núñez instrumental y vocal. Valle el gran ausente.

Con un triunfo doble del departamento de Caldas culminó en la madrugada de ayer la 38 versión del Festival de Música Andina Mono Núñez, en Ginebra. Los grupos Ensamble Cruzao, en la sección instrumental y Acople Dúo, en la modalidad vocal, ambos del departamento cafetero, se alzaron con el Gran Premio Mono Núñez, máximo galardón de la gran fiesta de la música andina en el país.Las dos agrupaciones además obtuvieron los premios a Mejor Grupo Instrumental y Premio Briceño Ibañez al mejor Dueto Vocal, mientras que Único Trío de Bogotá, se hizo acreedor al premio Mejor Dúo Instrumental o Trío. La antioqueña Juliana Escobar, de tan solo 13 años, fue declarada Mejor Solista Vocal e hizo poner de pie al público. La gala final se caracterizó por la ausencia de agrupaciones vallecaucanas en las principales modalidades del concurso.“Para nosotros es un logro muy importante por que por primera vez en 38 años Caldas obtiene El Gran Premio Mono Núñez en la modalidad vocal. Ha sido un premio muy buscado no sabemos qué decir, estamos en otro mundo, agradecemos a toda los que nos apoyaron”, dijo Marco Fidel Castro, quien junto a John Jairo Arenas conforma Acople Dúo.Castro agregó que la propuesta del dueto busca interpretar la música tradicional aportándole un toque de modernidad y a la vez asumir el repertorio de las nuevas expresiones con un sabor tradicional. “Pensamos que finalmente la música colombiana es una sola y simplemente lo que buscamos es darle a ella un sonido propio”, señaló.Entretanto, Ensamble Cruzao presentó una propuesta de bambuco con toques de jazz. “Vinimos a Ginebra para que la gente nos recordara y viera el amor con que interpretamos la música andina. En nuestra propuesta queremos lograr un sonido universal, mezclando instrumentos foráneos y propios para crear un lenguaje que sea digerible para todos los públicos”, preciso Paulo Andrés Olarte, director de la agrupación. Sin embargo, grupos instrumentales como La Séptima, de la capital de la república que estaban entre los favoritos del público no logró ganar su modalidad ni obtener el Gran Premio. Lo mismo sucedió con la cantautora paisa Claudia Gómez, cuya propuesta de interpretación de la música andina colombiana no fue tenida en cuenta por el jurado. Al respecto el cantautor Gustavo Adolfo Rengifo dijo que los festivales andinos siguen siendo muy ortodoxos en la parte vocal. “Los festivales de música andina en general no han podido romper con ese prototipo de que si no se canta con una voz lírica e hiperbólica, no se puede ganar la competencia”. Rengifo reconoció que la voz de Juliana Escobar es fabulosa, “pero no tiene un estilo propio, pues a sus 13 años le falta mucho recorrido. Por eso resulta casi absurdo compararla con la actuación de una artista como Claudia Gómez, con esa belleza artística, con un búsqueda expresiva interesante. Me sorprende que el jurado no lo haya detectado”, dijo.Sobre la ausencia del Valle en la final del Festival dijo que responde a varios factores. “Los jurados tienen sus propios conceptos. También hay procesos en otros departamentos más consolidados. Pero también es un reflejo de la ausencia de políticas culturales en el departamento”.Entre notasPremio Diego Sinisterra Sánchez, a mejor interpretación vocal de una obra de compositor homenajeado, maestro Jaime R. Echavarría, lo obtuvo el Dueto Primavera, de Boyacá, con la obra ‘Mi guitarra te Añora’.Este premio en la interpretación instrumental de una obra de compositor homenajeado, maestro Adolfo Mejía fue para La séptima, de Bogotá, con la obra ‘Bambuco en Mi Mayor’.Mejor obra vocal inédita, fue para ‘Canción Colombiana’, bambuco de Ancizar Castrillon y composición de Fernando Salazar, del Valle. Intérprete, Juliana Escobar.Mejor obra instrumental ‘Milagro’, pasillo del compositor Fernando Silva López, interpretado por Viaje Trío. El trofeo que recibe cada uno de los participantes a la Final del Festival es la escultura de una bandola elaborada por el artista plástico César Santafé.La escenografía en el Coliseo Gerardo Arellano, estuvo integrada por reproducciones de pinturas del artista Antonio Patiño Santa, quien ha diseñado varios de los afiches del Festival ginebrino.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad