Los altos y bajos del arranque del XV Festival Petronio Álvarez

Los altos y bajos del arranque del XV Festival Petronio Álvarez

Agosto 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La respuesta del público el primer día del Festival fue masiva. Sin embargo, se presentaron fallas en el sonido, circuló la propaganda política y al parecer inescrupulosos estaban cobrando por las manillas de ingreso.

El Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez llegó a su versión número quince fortalecido, grande y majestuoso, esta vez estrenando un nuevo escenario como el Estadio Olímpico Pascual Guerrero y con una asistencia masiva.Este miércoles, como estaba previsto, comenzaron a sonar los cununos y al son de la marimba más de 18.000 personas movieron sus hombros y caderas para disfrutar en pleno el evento. Las puertas del Pascual se abrieron desde las 3:00 p.m. y desde antes de la hora indicada, los amantes de este encuentro cultural, en completo orden, siguieron las instrucciones dadas por las autoridades para un ingreso seguro que comprendió dos filtros de seguridad y requisas minuciosas a cada uno de los asistentes. Eso sí, desde temprano se formaron largas filas de asistentes que no les importó esperar con tal de ocupar los mejores puestos para no perderse ni un solo detalle de la fiesta. Para evitar la aglomeraciones el ingreso además se hizo en pequeños grupos. Sobre las 6:20 p.m. se dio inicio al Festival con los actos protocolarios de la interpretación de los himnos de Colombia, Valle del Cauca y Cali, seguidas de las palabras de bienvenida del secretario de Cultura de Cali, Carlos Rojas. Los tres pisos del lado occidental del Estadio, así como la pista, registraron durante esta primera jornada un flujo constante de público ya que a medida que el público se retiraba, se permitía el ingreso de nuevos espectadores como se apreció hacia las 9:00 p.m. cuando se aplicaban los mismos controles de requisa y control para el acceso. "Es increíble que se haya llenado tanto el estadio en el primer día, no lo esperábamos y estamos muy contentos de ver a tanta gente disfrutando del evento", dijo Hector Molina, coordinador de comunicaciones de la Secretaría de Cultura.En el Parque de las Banderas también se vivió el encuentro cultural más grande del Pacífico colombiano, y el lugar estuvo a reventar, pues los lugares dispuestos para presenciar el evento no dieron a basto en el primer día.Durante esta jornada miembros de la Policía y Guardas Cívicos permanentemente hicieron los llamados de atención respectivos para que el público respetara silletería y cuidara las zonas de uso común en el Estadio. Según el secretario de Cultura, Carlos Rojas, el estadio fue revisado al terminar el primer día del evento y se constató que no se presentaron daños."Se hizo la revisión total de la silletería y la gramilla. No tenemos ninguna novedad respecto a problemas o daños en esas zonas", afirmó Rojas.Los bajos de la primera jornadaLas periodistas que cubren esta versión del Petronio Álvarez fueron los que más inconvenientes tuvieron en el primer día del Festival, especialmente ante la ausencia de las acreditaciones, que no se entregaron a tiempo por parte de los organizadores. Esto generó malestar en los comunicadores, que según la Alcaldía ascienden a unos 600, una cifra que para algunos es exagerada y que genera dudas sobre cuántos en realidad sí están reportando sobre el evento.Igualmente, durante las presentaciones de algunos grupos en competencia se percibieron fallas en sonido y dentro del Estadio se vieron niños pequeños, algo que estaba prohibido dentro de las normas de seguridad.Otro de los aspectos que no se cumplió fue el de las campañas políticas. El protocolo de seguridad incluía la prohibición de circulación de propaganda política, pero se apreciaron personas con camisetas que hacían campañas en pro de candidatos como Jorge Homero Giraldo y Héctor Fabio Useche, además, el candidato a la Alcaldía de Santiago de Cali, Sigifredo López, estuvo en el primer piso, en medio de la gente repartiendo pañuelos blancos con un mensaje claro en letras rojas "Sin miedo al corrinche. Cali sin miedo. Sigifredo Alcalde".También comenzaron a escucharse rumores acerca de que inescrupulosos están cobrando hasta 50 mil pesos por una manilla para ingresar al Centro Deportivo, Cultural y de Servicios Estadio Pascual Guerrero y disfrutar del XV Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. Sin embargo, la organización del evento recordó que la entrada no tiene ningún costo durante los cinco días de actividades musicales.Las manillas, que recibe cada asistente con el fin de controlar la entrada, son de diferente color de acuerdo al día y se entregan personalmente al ingresar al Estadio y le da derecho al público asistente a salir y entrar del evento.El concursoCon cinco agrupaciones por cada categoría se dio inicio al Festival. La primera modalidad en 'subirse' al escenario fue la de Violines Caucanos, seguida de Marimba grupal y Chirimías y los participantes de Agrupación Libre.A la hora de calificar las agrupaciones musicales, los jurados locales, nacionales e internacionales tendrán en cuenta la interpretación musical, la calidad de las voces, la originalidad de los temas y la innovación de los productos.La presentación personal de los artistas deberá corresponder a los elementos representativos del Pacífico colombiano, pues deben reflejar los colores y la historia del Pacífico.La fiesta del Petronio en sus quince años continuará hasta el próximo domingo, cuando se clausurará con la gran final. Las puertas al público se abrirán cada día a las 3:00 p.m. El acceso será gratuito. Más para disfrutarEl miércoles en horas de la tarde también empezó a funcionar el Complejo Petronio Álvarez, el cual fue adecuado en la calle que separa las piscinas Alberto Galindo y el Parque de las Banderas. Ahí los visitantes encontrarán, hasta el próximo domingo, una zona de tascas con 100 exponentes de la cocina del Pacífico y 80 expositores más que traen productos artesanales, dulces y bebidas tradicionales.Igualmente, en los corredores del segundo piso de la tribuna occidental del estadio están ubicadas las tiendas de bebidas tradicionales como el Viche, el Arrechón, el Tumbacatre y diferentes cocteles que se elaboran a partir de bebidas autóctonas del Pacífico Colombiano. Vea nuestro especial multimedia del XV Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad