'Lecciones de historia patria', la apuesta de este mes en Teatro Esquina Latina

Julio 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Gaceta

Echando mano de herramientas como lo grotesco y lo absurdo en el teatro, 'Lecciones de historia patria', la obra que estará montada en julio en Teatro Esquina Latina, es una invitación a pensar el contexto actual que vive nuestro país. Metáfora sobre el poder.

Sobre un escenario absolutamente limpio que contrasta con la elaborada construcción de cada uno de los ocho personajes en escena, ‘Lecciones de historia patria’ es una provocación para reflexionar sobre los poderes: el económico, el político, el cultural, el de los medios. 

Todo sucede dentro de una nave en altamar en la que Don Ubírrico —una suerte de mesías y salvador de la patria— es acompañado por su familia y súbditos en un viaje de recuperación tras sufrir una penosa enfermedad. Y es en esa nave donde empiezan a surgir una serie de situaciones de dejan en evidencia lo absurdo y lo grotesco de la institucionalidad y todo lo que la rodea.  

El dramaturgo Orlando Cajamarca, director del Teatro Esquina Latina, confiesa que ese fantasma de los suprapoderes lo venía perturbando desde hacía mucho tiempo. “Es como una obsesión que teníamos que nos llevaba a hacernos una misma pregunta:  cómo trabajar este fenómeno de los suprapoderes en los que, por ejemplo, la autonomía de los países está comprometida a través de las grandes corporaciones, de los grandes ejes económicos. Tanto así que estos ya ni siquiera están localizados en los países sino que son una especie de nube negra que recorre el planeta y que se descarga donde quiere y que no tiene frontera”.

Para trabajar esa idea, el grupo de Esquina Latina encontró, o mejor, construyó, a ese personaje central que es Don Ubírrico, y que tiene como referencia directa a otro personaje del dramaturgo vallecaucano, Enrique Buenaventura, Don Ubico Rey, un dictador centroamericano que aparece en ‘La Trampa’. Sin embargo, también tiene visos del clásico personaje del teatro, Ubu Rey, de Alfred Jarry, un referente ineludible cuando se habla del teatro del absurdo, dueño de un estilo muy grotesco, y reconocido por haber generado una ruptura con la dramaturgia universal. 

Cajamarca explica que todas esas referencias, e incluso más, se deben a un proceso de creación colectiva, un método a través del cual el grupo participa en la investigación del tema, en los ejes literarios,  poéticos y dramatúrgicos y en la creación de las escenas teatrales.  “Es bajo ese método de trabajo que estudiamos a Buenaventura, a Alfred Jarry, incluso al patriarca de García Márquez y muchos más. Por eso, el personaje principal, por ejemplo, es un juego con Ubico, con Ubu Rey, pero también con el Ubérrimo y nuestro contexto actual”, dice, y agrega que, sin embargo, “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”. 

Y es por eso mismo que, aunque el título de la obra habla sobre lecciones de historia patria, aunque aparecen frases que podrían hacer creer que se habla de cierto personaje, no necesariamente lo que se ve en escena son sucesos históricos, explica Harold Rendón, uno de los actores. “Se podría decir que casi el mismo nombre es como una metáfora. ‘Lecciones de historia patria’ no es necesariamente contar la historia del país, sino reflejarse en esa metáfora y ver que algo se tiene que aprender de los que hemos hecho y de lo que ha pasado en el país”.

Aprender de unas elecciones viciadas y fraudulentas, por ejemplo; o de unos medios de comunicación amarrados al poder político y económico que manipulan la información; o de una sociedad de castas que se sigue aprovechando de aquellos ubicados en la base de la pirámide; o de una sociedad enceguecida por un mesías que promete ser la salvación sin el importar el precio que haya que pagar por ello. 

“La obra es entonces una metáfora sobre el poder. Sobre cómo un gobernante se embarca con su séquito en una nave  en altamar y se enferma. Es una metáfora del aislamiento, es una metáfora de la decadencia, de cómo ese poder es manipulado, de cómo se manipulan los medios de comunicación, se controla el poder económico y político, es un metáfora vital, alegre, un poco distanciada de los acontecimientos reales, pero que por contraste pueden dar cuenta de lo que pasa en una república bananera como la nuestra”, dice Cajamarca. 

Otro punto clave que aborda la obra es el de la familia. “Aquí la familia es como el primer núcleo del poder: Ubírrico es el padre, y tiene sus hijos a quienes ha repartido el poder. Pero en la obra se ve cómo se va descomponiendo la familia alrededor de este señor y en ese sentido nos preguntamos qué está pasando con la familia en nuestro país. ¿Qué estamos reproduciendo nosotros frente a los eventos que pasan en Colombia?, se pregunta Harold, quien interpreta al comunicador, que a su vez es el amante del esposo de la nuera. “Se trata de un secreto de familia, pero como la familia maneja el poder de la información, es ella quien decide qué se puede decir y que no”. 

Algo similar opina Victoria Giraldo, la actriz que interpreta a la nuera. “Es un personaje imprudente que casi todo el tiempo está ebria y a quien le cuesta sostenerse en pie. Pero al estar pasada de tragos dice cosas que, aunque no debe decir, son importantes, porque son verdades que nadie más se atreve a señalar”.  Y es la obra también, una apuesta por decir esas verdades incómodas que no queremos oír.

En últimas, explica Rendón, lo que busca esta obra es hacer reflexionar sobre nuestro contexto. “Queremos que la gente reflexione sobre los sucesos que están pasando en Colombia. Que cada espectador mire a ver si con eso puede ayudar a construir país, sobre todo en el momento en que estamos que es grande. Porque las manifestaciones artísticas deben apuntar a eso, a la construcción de país. Que la gente vea la obra y que cada quien saque su propia conclusión”.

‘Lecciones de historia patria’ se presentará los días 16, 23 y 30 de julio a partir de las 7:30 p.m., en el Teatro Esquina Latina.  (Calle 4 Oeste # 35-30, barrio Tejares de  San Fernando).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad