Le contamos cómo ser un escritor famoso a los 15 años

Enero 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara y Juliana Londoño | El País
Le contamos cómo ser un escritor famoso a los 15 años

Dani Cubides no ha cumplido 18 años y ya tiene 25 millones de lectores de sus novelas. Y el caleño Juan Pablo Jaramillo, youtuber de 22 años, tuvo el libro más vendido de la Feria del Libro de Bogotá 2015. ¿Qué lo explica?

En la más reciente  Feria del Libro de Bogotá (FILBO 2015), un joven desconocido para la inmensa mayoría de colombianos mayores de 20 años llenó dos veces en una misma noche los salones de Corferias durante el lanzamiento de su primer  libro.  Días después, durante la misma Feria, Corferias tuvo que habilitar un parqueadero extra, ambulancia, primeros auxilios y puntos de hidratación para atender las interminables filas de jóvenes fanáticos que acudieron en masa para  comprar el libro de Juan Pablo Jaramillo y obtener un autógrafo suyo. Miles se quedaron por fuera.   Recuerda Andrea Loeb, editora del área infantil y juvenil de Planeta, que Juan Pablo firmó autógrafos durante seis largas horas, algo que en una Feria del Libro solo han logrado personajes de la talla de Chespirito y, en menor medida, Paulo Coelho.  “Las niñas se desmayaban, algunos se deshidrataban por la espera bajo el sol, la cola era interminable pero nadie se alejaba de la fila que les permitiría llegar hasta Juan Pablo”, añade Loeb.  Juan Pablo Jaramillo, un joven caleño que hoy tiene  22 años de edad,  no es  cantante, ni actor, ni un consagrado escritor de novelas de ficción.    No obstante, hasta los más grandes nombres de la literatura actual soñarían con un nivel de ventas como el suyo. “Solo en los días de la Feria, vendió  miles  ejemplares de su libro ‘La era de la verdad’”, revela Andrea Loeb. Juan Pablo se hizo famoso años atrás por sus videos en Youtube, uno de los cuales se titula ‘Mi orientación sexual era un secreto’. El joven, que reveló su homosexualidad a través de redes, tiene cuentas de Twitter, Facebook, Vine, Tumblr e  Instagram donde es seguido por millones de personas. Era solo cuestión de tiempo para que las editoriales detectaran el inmenso potencial de este y otros youtubers, que vienen con lectores ‘garantizados’.    Otro caso sorprendente es el de la joven colombiana Dani Cubides, que con solo 15 años de edad conquistó el corazón de 21 millones de lectores de diferentes lugares del mundo gracias a  su primera novela, titulada  ‘Mi hermanastro. El cuarto de los deseos’. Dani, sin que sus padres lo supieran,   escribió esta historia por entregas en la plataforma gratuita de publicación Whattpad, donde cualquiera puede colgar sus relatos y exponerlos a la aprobación de lectores de todo el mundo sin  tomar, necesariamente,  la ruta clásica: graduarse del colegio, estudiar literatura o periodismo, hacer varias maestrías y posgrados, hacerse a un prestigio y obtener el aval de una editorial que quiera publicar su trabajo. “Cuando mis padres leyeron el primer capítulo se asustaron mucho porque creían que lo que yo contaba era verdad, que en realidad me había enamorado de mi hermanastro. Me castigaron y por nueve meses me prohibieron seguir publicando, pero yo lo hice a escondidas. Mucha gente de diferentes partes del mundo me leía y me preguntaba qué pasaba más adelante con la historia, así que seguí escribiendo. Cuando mis padres vieron el fenómeno que era y una editorial quiso publicar mi libro en papel, comprendieron. Hoy se sienten  muy orgullosos y me apoyan plenamente”, nos dice la joven escritora.   Dani está próxima a cumplir 18 años de edad y  ha decidido estudiar comunicación social en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, pero no es una estudiante convencional: entrará a primer semestre convertida en una  escritora con más de  25 millones de lectores  en la plataforma Whattpad. Lectores  que ansían tanto sus relatos que la han impulsado  a escribir una trilogía de la que pronto veremos la parte final.  El fenómeno es global. Las  editoriales de todo el mundo han empezado, desde hace unos 10 años, a ver una mina de oro en  libros escritos por jóvenes   para jóvenes. Años atrás eran los adultos quienes tenían el monopolio de estas historias, pero hoy la conexión es directa y el impacto evidente.   Según un informe reciente de la agencia AFP, el sector de los libros infantiles y juveniles presenta un repunte muy importante. Cuando todos creían que los jóvenes no leían, resulta que sí lo hacen, sin importar la extensión de los libros. Lo que importa, definitivamente, es que puedan “conectarse” a título personal con el autor y que el libro refleje sus inquietudes, sus problemáticas y sus causas ambientales, ecológicas, de respeto a la diversidad sexual, entre otros temas.     Lo curioso de este fenómeno es que está naciendo una nueva generación de lectores, de la mano de estos nuevos autores. Hay millones de niños y preadolescentes que no tomaban un libro ni por error y que ahora devoran las novelas o los libros escritos por sus ídolos de Youtube o  Whattpad.  Dani Cubides confiesa que muchas de sus lectoras son niñas de colegio que compran su libro  entre varias y lo van rotando entre todas. ¿Podría ser que, a la vuelta de diez años, estas  fans se conviertan en grandes lectoras gracias a la puerta que están abriendo los autores   Millennials?   El fenómeno nos lo explica la editora Andrea Loeb: “Los Millennials (jóvenes nativos digitales) tienen nuevas profesiones. Ser un Youtuber no es un hobby, es una nueva profesión. Ellos tienen que aprender de edición, de guion, de iluminación de sus videos, etc., y quienes logran destacarse pueden llegar a vivir de esto. A los youtubers los invitan a participar en realities, cobran por reseñar los productos que les gusten, son imagen de famosas marcas, conductores  de grandes eventos  y hasta autores de libros que se convierten en un gran éxito editorial. Juan Pablo Jaramillo, por ejemplo, fue imagen de Falabella hace poco”. Añade que los Millennials  no quieren entrar a una carrera convencional y conservar el  mismo trabajo hasta que se pensionen. Ellos son jóvenes inquietos inmersos en una economía cambiante y están conectados a través de redes globales que los hacen abiertos a los viajes, a las nuevas experiencias, a los idiomas, al intercambio cultural, y tienen autores y modas propias que ni siquiera pasan por lo que dictan las grandes marcas, las editoriales, el cine o   la televisión.  Para algunos, se trata de fenómenos mediáticos  fugaces, pero otros ven  una señal de que está naciendo una nueva generación de lectores que hoy devoran el libro de consejos de sus youtubers favoritos, pero que luego saltarán de allí a sagas estilo ‘Crepúsculo’, ‘Harry Potter’ o ‘Los juegos del hambre’. Y de allí, tal vez, a un rango más amplio y complejo de  obras  literarias. No obstante, no ha sido fácil para estos autores  nacientes ganarse un espacio. Hace poco una columna de la escritora y educadora Yolanda Reyes criticó este fenómeno enuna columna de opinión titulada ‘La literatura se mide en likes’.  “Ante la ausencia de escuela, de oficio y de crítica, el mercado editorial ‘descubrió’ a estos jóvenes, para vender sus cuartos de hora y desecharlos después, como mangos en cosecha”, se lee en  la columna de Reyes, publicada en un diario tradicional.   Dani Cubides recuerda hasta la fecha en que dicha columna salió publicada: “Fue un 11 de mayo. Lo recuerdo a la perfección porque el día anterior había muerto mi abuela. Decía que me hice popular por ‘likes’ y que seguramente  yo me comparaba  a mi misma con Gabo pensando que él no había tenido tantas descargas de libros como yo. Fue duro leerlo, viniendo de una persona tan respetada como ella, obviamente no soy Gabo y jamás he pretendido serlo, solo soy una persona que a los 15 años escribió un libro que mucha gente leyó, no tengo ni la edad de Gabo,  ni pertenezco a la época de Gabo, ni se me ocurriría  compararme con Gabo”, comenta Dani, quien pronto publicará la tercera entrega de la saga ‘Mi hermanastro’. Por su parte, Juan Pablo Jaramillo publicó un post el pasado 19 de enero donde dice: “Me sorprendió que me criticaran escritores, no porque yo escriba súper bien, sino porque se supone que los escritores, las personas que leen, están en pro de que las personas lean y escriban”. Y usted, ¿qué opina? Lea aquí otra nota relacionada con el tema: ¿sabe qué es un booktuber?  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad