"Las músicas regionales siguen allí vivas", Gustavo Adolfo Rengifo

Junio 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Gaceta

Gustavo Adolfo Rengifo, músico y compositor bugeño, recibió el homenaje 'A toda una vida', en el Festival Mono Núñez.

El músico y compositor bugueño recibió el homenaje ‘A toda una vida’, en el Festival ‘Mono’ Núñez que culminó el domingo y aprovechó para lanzar el disco 'Pellares y Coclíes', un homenaje al tiple y al maestro Diego Estrada.

¿Qué le significa haber recibido el homenaje ‘A toda una vida’ en el Festival ‘Mono Núñez’?Estoy muy agradecido, aunque creo que es una distinción un poco temprana, pues hay músicos de mayor trayectoria que además han consagrado su vida a esta labor a tiempo completo, mientras que yo he repartido buena parte del tiempo entre la ingeniería civil y la música. Pero lo considero un gran honor. Agradezco a Funmúsica y a todos los que han compartido conmigo este quehacer musical.¿Cuál es la importancia que tiene el Festival 'Mono Núñez'?Desde su creación en 1975 el Festival ha contribuido a revitalizar la música colombiana, un esfuerzo al que luego se unieron otros festivales. Desde ese tiempo hasta hoy la música no se triplicó sino que se multiplicó por mil. Con certámenes como el de Ginebra se está ganando la lucha por establecer la escuela de música clásica colombiana en las academias.¿Qué le ha aportado a usted el Festival?Me dio la oportunidad de crecer como ser humano y como músico en el ambiente del flolclor andino. Con el Festival me consolidé como gestor, he sido parte del comité técnico, jurado, concursante, hice parte del trío Tres Generaciones, durante 17 años junto al 'Mono' Núñez y Rafael Navarro. Son muchas experiencias maravillosas.¿Por qué grabar un disco de tiple solista?Este álbum que se llama ‘Pellares y coclíes’ es mi aporte al tiple solista solo, es decir, el que se  interpreta  sin otro acompañamiento. Quise hacerlo, porque toda mi vida he vivido unido al tiple en mi trabajo como cantautor, pero nunca había hecho uno dedicado totalmente al instrumento. Este disco también es un  homenaje a la música vallecaucana, porque tiene obras de autores como Pedro Morales Pino, ‘Mono’ Núñez, Jesús Antonio Vélez y Peregrino Galindo. Es, además, un tributo al  maestro  Diego Estrada.¿Qué importancia tiene esta modalidad en la música andina?Es un género que cada vez toma mayor fuerza y del cual son grandes exponentes músicos como Luis Enrique ‘El negro’ Parra, David Puerta, Juan Pablo Hernández, Óscar Santafé, Lucas Saboya o Lucho Vergara, entre otros. Es un trabajo que hago con gran humildad porque me estoy metiendo en los terrenos de estos grandes maestros.¿Qué caracteriza el repertorio que escogió para este disco?Es una música que representa un estilo que se daba en el Valle del Cauca en las décadas de 1920 y 1930. Se caracteriza por no seguir la marcación rígida del  compás  sino que va como acelerando o parando de acuerdo a unas cadencias que son propias del canto, lo cual hace parecer que la música tuviera letra. Esta música la aprendí del ‘Mono’ Núñez, él me enseñó de oído, por tradición oral, cómo la tocaban entonces.¿Con qué obra le rinde tributo a Diego Estrada?Con su composición ‘Amor a primera vista’. Tenía el reto de que ese tiple sonara a la bandola de Diego Estrada, que fue un músico apasionado y desmesurado. Él lograba transmitir esos sentimientos extremos a su instrumento. También incluí ‘Gloria Beatriz’, la única que no es vallecaucana. Esta pieza del antioqueño Leonel Cardona fue la primera que le escuché a Diego por allá en los años 70. En diciembre del 2011 en compañía de Bernardo Jiménez, presidente ejecutivo de Funmusica, visité a Diego cuando estaba hospitalizado, en estado de coma, y conseguí un permiso para que me dejaran tocar allí mi tiple. Yo interpreté ‘Gloria Beatriz’ y de repente comenzaron a alumbrar todas las luces que lo monitoreaban. La enfermera nos dijo que le había subido el pulso y la presión por que de seguro estaba oyendo la música. Entonces quise incluir esa pieza, la última que él escuchó, como un homenaje a su memoria.¿Se trata de un álbum documental?Es un documento histórico cultural, pero también musical que recoge obras muy bien hechas. Algunos me dicen que yo he desempeñado el papel de puente generacional, porque he podido tener contacto con los viejos maestros, con los de mi generación y con los nuevos exponentes.¿Qué pasa con la música andina en tiempos de globalización?Existe la música para las grandes masas, que dominan el mundo. En los circuitos comerciales se impone el hip hop y otros géneros estandarizados. Pero las músicas regionales siguen allí vivas. Existe una gran familia que sigue vibrando con estas melodías y un país de una riqueza musical enorme que ha encontrado además un gran eco a través de las redes sociales. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad