Las historias ejemplares de los ganadores del Mono Núñez

Junio 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País
Las historias ejemplares de los ganadores del Mono Núñez

El Ensamble Sinapsis, Gran Premio Mono Núñez Instrumental, está integrado por Germán Posada, Diego Largo, Andrés Román, Julián Castro, Luis Miguel Duque, Pablo Urrea, Édison Sandoval y Diego Sánchez.

Conozca a los ganadores de la edición número 41 del Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez.

Sobre las 2:30 a.m. del lunes 8 de junio, culminó la edición número 41 del Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez, cuya noche final se desarrolló en el Coliseo Gerardo Arellano.

El público asistente esperó con paciencia  el  veredicto,  en una ceremonia que empezó sobre las 9:00 a.m. y  que tuvo que soportar los embates de un bajón de energía y la algarabía  de los emocionados hinchas del Deportivo Cali que, con sus caravanas, obligaron en algunas ocasiones  a detener las presentaciones artísticas.

El desfile de los finalistas en las modalidades vocal e instrumental se inició pasadas las 10:00 p.m. y culminó sobre la 1:30 a.m. manteniendo cautivo a un público que no dudó en aplaudir de pie a varios finalistas.

El jurado  de este año consideró que el Gran Premio Mono Núñez era para el Ensamble Sinapsis, de Risaralda, integrado por cuatro bandolas, dos tiples  y dos guitarras que en la noche final interpretó el bambuco ‘Sobre el humo’, de Fulgencio García  y el ‘Pasillo de la suite No. 5’.

Surgida en 2012  de la Estudiantina Sinapsis y de la Orquesta de Cuerdas Pulsadas de la Universidad Tecnológica de Pereira, la agrupación acogió el nombre de Sinapsis porque “más allá de ser la comunicación que se dá entre las neuronas, para nosotros hacer música es unirnos y conectarnos con los demás compañeros para ponernos de acuerdo en un pasaje específico”, expresaron sus integrantes. 

Ellos reconocieron a El País que si hay algo que ellos disfruten es trabajar en equipo porque todos son buenos amigos, “trabajamos muy unidos, pensando siempre en las opiniones de todos y cómo  plasmarlas en la música”. 

Se  integraron  porque algunos fueron compañeros de estudio, luego vincularon  a otros estudiantes y a medida que avanzó el tiempo, ya había algunos egresados. “Aquí concentramos tres generaciones, es un grupo mixto entre profesores, egresados y estudiantes”. 

Aseguran que proponer nuevas sonoridades en la música andina colombiana más que un reto, es  emocionante “porque es sentarse y hacer una propuesta y no saber si un jurado la avala o no”. 

 El Ensamble ya había participado en una oportunidad a Ginebra y  también lo hizo en formato de trío, pero en esas dos oportunidades no tuvieron la posibilidades llegar a la noche final. Al ser  notificados de que estarían en la final de edición 41 sintieron que habían hecho  la tarea pues ese fue el principal objetivo que se trazaron al llegar a Ginebra. 

Reconocieron que aunque el público tenía sus afectos con Amaretto Ensamble, ellos también les hicieron barra. “Nos hubiéramos dado por bien servidos si ellos hubieran ganado porque todos venimos de Risaralda”. 

Premiados previamente en el Festival del Pasillo,  la agrupación planea ahora realizar la grabación de su primer disco.

[[nid:429889;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/portada_2.jpg;full;{Tras una emocionante competencia, Jessica Alejandra Jaramillo, representante del Valle, se quedó con el primer puesto en la categoría Vocal del Mono Núñez, mientras que el grupo Sinapsis de Risaralda se quedó con el gran premio Mono Núñez instrumental.Bernardo Peña l El País}]]

Hijo de tigre...

El bogotano Héctor Raúl Ariza Ardila se llevó a casa la distinción como ‘Mejor solista instrumental’. A Ginebra llegó  para participar como solista instrumental con su tiple requinto. 

Sobre sus hombros lleva una tradición familiar: Jorge Ariza difundió el requinto a nivel nacional e internacional; un legado que siguieron su abuelo Uriel Guilermo Ariza y su padre Héctor Raúl Ariza, quien  se ha destacado en años  anterior en el Festival Mono Núñez.

 En su presentación  final contó con el acompañamiento de su padre en la ejecución de la guitarra. Su repertorio estuvo integrado por ‘No lo creas’ (pasillo) y ‘Tristeza india’ (bambuco).

En 2014 ganó en Santander el Festival del Requinto y  el Concurso de Requinto en Tuta,  Boyacá.

Édison Elías Delgado (Huila) recibió el Premio Diego Sinisterra  ‘A la mejor interpretación de la obra del compositor homenajeado’ por el bambuco ‘Para olvidarte chiquilla’. 

Por tercera ocasión  este maestro de canto y coro del Conservatorio del Huila,  fue nominado al  Gran Premio Mono Núñez Vocal. Su trasegar en la música empezó por el género tropical, luego vinieron las baladas y desde hace unos 13  años su interés está volcado en la música colombiana. 

Es el intérprete de los 37 himnos de los municipios del departamento del Huila. También se destaca como compositor y en la noche final del Mono Núñez presentó un trabajo propio: el bambuco ‘Colombia’.

Un bandolista ‘Único’ 

El premio Diego Estrada a Mejor Bandolista fue concedido este año a  Iván Gabriel Poveda de Único Trío (Bogotá). Junto a él están en el grupo  William Henao (guitarra) y Óscar Santafé (tiple), quienes desde 2008 vienen circulando por diversos festivales. 

En esta agrupación convergen un egresado, un profesor y un estudiante de la Licenciatura en Música de la Universidad Pedagógica Nacional. En 2012 la agrupación también estuvo nominada al Gran Premio Mono Núñez Instrumental, pero se tuvo que conformar con el premio de Mejor Trío Instrumental.

Durante sus presentaciones públicas en Ginebra se distinguieron por su alto nivel y calidad interpretativa. Fueron favoritos del público.

Amaretto Ensamble, de Risaralda, enamoró al público del Coliseo Gerardo Arellano durante sus dos presentaciones, sin embargo, su propuesta no caló en el gusto clásico del jurado para el Gran Premio. 

A cambio se llevaron a casa la distinción Diego Sinisterra a la mejor interpretación de la obra del compositor homenajeado en la modalidad instrumental con ‘Carola’,  de Emilio Murillo Chapul.  

El grupo, con cinco años de trayectoria,  está integrado por Ricardo Díaz (clarinete), Víctor Castrillón (piano), David Heincke (tiple), Camilo Trejos (bajo) y Sebastián Trejos (percusión).

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad