La Tertulia le abre sus puertas a las obras de José Horacio Martínez

Abril 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País
La Tertulia le abre sus puertas a las obras de José Horacio Martínez

José Horacio Martínez regresó al Museo La Tertulia, a la Sala Maritza Uribe de Urdinola. La exhibición de su obra estará hasta el próximo 24 de julio.

El Museo La Tertulia presenta desde este miércoles la obra de José Horacio Martínez, quien deja ver que la pintura está más viva que nunca.

La espera ha terminado, así como las jornadas de doce horas diarias de trabajo que durante un mes mantuvieron ocupado al pintor José Horacio Martínez Méndez, quien regresó al Museo La Tertulia para adueñarse hasta del último rincón de la Sala Maritza Uribe de Urdinola.

Ni el propio José Horacio se atreve a anticipar lo que el público verá esta noche, a partir de las 7:00 p.m., cuando las puertas de la sala se abran a la exhibición de su obra que se prolongará hasta el 24 de julio. El acto de apertura irá precedido de un conversatorio con el artista, agendado para las 6:00 p.m.

En una de las salas más emblemáticas del Museo se alojará una propuesta particular en términos de montaje y curaduría. Y eso se evidenciará cuando los espectadores vean cómo el pintor además de su lienzos, se le midió a intervenir las paredes de la sala y convertirlas en la atmósfera propicia para su ‘Tratado sobre la insurrección de la pintura o el tercer lado del espejo’.

Su curador, Óscar Roldán - Alzate, quien le ha seguido con detalle los pasos a Martínez asegura que esta es la muestra de un artista maduro y que en cada pieza el creador vierte por completo su  universo personal, dejando ver así sus posturas sobre el origen, la levedad del ser o la sociedad en la que nos movemos. Para Martínez este tratado es su manera de expresar que “la pintura no ha muerto, como mucho lo dicen por ahí. Yo pienso en una pintura de una dimensión mayor, una pintura expandida relacionada con el dibujo, la tecnología, los nuevos medios, los sonidos, lo performativo. Creo que la pintura es un campo de operaciones en permanente movimiento”.

La hoja de ruta para entender esta insurrección de la pintura estará presente en una colección de unos 800 dibujos, ubicados en el inicio y en el final de muestra. Ahí papeles y soportes de todos los colores, formas y dimensiones recogen las experimentaciones que ha hecho Martínez desde 1988. 

Muchas de ellas han surgido al calor de una charla con amigos, tomando un café o incluso mientras atiende a un periodista. Ahí están consignados muchos de los símbolos presentes en su pintura.

Todas las piezas, sin importar su dimensión, tendrán un solo requisito para el espectador: Ser miradas despacio, con cautela, recorrerlas centímetro a centímetro como si fueran mapas de navegación. “Hay que darse la posibilidad de explorarla, de acercarse y alejarse”, dice Martínez.

De la mano de esta exposición se aspira que para el segundo semestre de 2016 se realice el lanzamiento de un libro que hará una revisión detallada al proceso creativo de Martínez en los últimos años. Adicionalmente, una colección de sus dibujos también se exhibirá en la Galería Jenny Vilà.

Así se gestó la insurrección

RUTA DE NAVEGACIÓN

José Horacio Martínez empezó a fotografiar a personas afrodescendientes que veía caminar por la calle.En 1994, en una obra para el Salón Nacional de Artistas incluyó la figura de un niño negro que miraba hacia el futuro como sorprendido.Africali fue una serie en donde exploró los rostros ‘afro’ en grandes formatos.En su participación para el Hemisférico de Performance se dio el lujo de sellar a las personas. Las figuras eran perfiles de seres afrodescendientes  Los sellos alusivos a la gente, fauna y flora del Pacífico se empezaron a colar en su pintura.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad