“La poesía está incluso en Twitter”: Antonio Orlando Rodríguez

“La poesía está incluso en Twitter”: Antonio Orlando Rodríguez

Febrero 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Gaceta
“La poesía está incluso en Twitter”: Antonio Orlando Rodríguez

Antonio Orlando Rodríguez, escritor cubano.

Este escritor cubano, radicado en Miami, estuvo en Hay Festivalito de Cartagena hablando de literatura frente a un público que conoce bien y al que dedica buena parte de sus letras: los niños.

Usted divide con acierto sus afectos por la literatura para adultos y la infantil. ¿Cómo logra moverse por ambos lenguajes?La técnica para escribir y los recursos literarios son los mismos para niños y para adultos. De lo que se trata es de ajustar el tono, la sensibilidad y la mirada del mundo para cada uno. Y, sobre todo, de encontrar la voz adecuada, porque en la vida real no les hablamos igual a un niño que a alguien mayor. Cuando dialogo con un niño me ajusto a su experiencia del mundo.Justamente el libro que reimprimió con Alfaguara es una historia para chicos: ¿Cómo nace ‘El rock de la momia’?De un interés especial: los personajes de la literatura de terror, los vampiros, las momias y los fantasmas. Miro con humorística todo ese mundo que me ha atraído desde niño, las historias de terror y las películas de miedo. ¿Cómo consigue dulcificar a esos personajes?Lo que hice fue revisitar esos personajes de terror, pero en clave de humor, con una mirada más de lúdica y de juego. Era buscarles el lado jocoso y ponerlos en situaciones graciosas: imagínese, por ejemplo, a un vampiro que ha perdido los dientes y tiene una dentadura postiza.Para esta obra usted hizo un ejercicio curioso: desempolvar libros antiguos para estudiar la manera en que escribían los viejos poetas españoles...Sí, en esa búsqueda descubrí algunas estructuras poéticas o estrofas muy antiguas, de las más antiguas del idioma español y la métrica castellana. Son estrofas poco usuales hoy día, como el sejel o el ovillejo. Me interesaba rescatar para los niños esas estructuras que son las estrofas de cuando la poesía en español estaba en su ‘infancia’, de cuando la poesía era niña. ¿Cómo ha sido esa tarea de acercarles la poesía a nuestros niños, tan visuales y poco cercanos a los libros, y no fracasar en el intento? Lo que pasa es que la poesía está en todo lo que nos rodea. No es solo un género literario, sino una manera de mirar el mundo. Puede haber poesía incluso en un ‘tweet’. Hablemos de otro género que usted ha explorado también, el de la novela. ¿Qué ha pasado después de la celebrada ‘Chiquita’, premio Alfaguara en 2008?Fue una novela que tomó mucho tiempo escribir, como cinco años. Después de eso emprendí una nueva novela, pero he tenido que postergarla por nuevos proyectos que me implican unas maneras de contar que no he caminado, como escribir un guión para cine o escribir canciones para un disco de boleros. Otra de sus facetas es la difusión de la lectura, labor que incluso ha desarrollado en Colombia...Sí, de hecho estoy trabajando en la creación de una fundación en Estados Unidos para la promoción de la lectura en español. Yo llegué a Colombia invitado a trabajar con Fundalectura y estuve casi siete años en este país, siempre trabajando con bibliotecas y maestros en la promoción de los libros. Hablando de promoción de lectura, ¿cómo estamos en Colombia y cómo nos vemos frente al vecindario?Todavía hay un largo trecho por caminar. Sin embargo, yo lo sigo viendo como una inversión a largo plazo. Soy optimista del trabajo que están haciendo países como Colombia, apostándole a la primera infancia para no esperar a que los niños lleguen a la escuela para que se acerquen a los libros. Colombia se ha esforzado bastante en democratizar el acceso al libro, hace 20 años no sucedía eso.Usted estará en abril próximo, en Colombia, participando también del Festival Iberoamericano de Teatro...Me invitaron a participar en los 30 años de creación de la compañía Mapa Teatro de Bogotá; ellos me invitaron a hacer parte del espectáculo ‘Los incontados’ y yo les ayudaré con la partitura textual de la obra. Yo ya les había escrito la obra ‘El león y la domadora’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad