'La Pinta', el nuevo espectáculo con el que Delirio le pone salsa a Cali

Abril 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luis Guillermo Restrepo S.
'La Pinta', el nuevo espectáculo con el que Delirio le pone salsa a Cali

Talento local. Son 130 artistas en esta nueva puesta en escena, entre los bailarines de las cuatro escuelas de la Fundación Delirio; artistas circenses ymúsicos.

El famoso espectáculo de salsa, circo y danza Delirio, presenta ‘La Pinta’, un homenaje a la caleñísima fiesta de barrio.

Érase una vez una comunidad de aquellas que uno se encuentra con frecuencia en Cali: modesta pero llena de alegría. Con problemas pero con gente que hace la vida llevadera y tiene la clave en su sangre. Allí surge la necesidad de construir el barrio. De arreglarlo para vivir mejor. Es la disculpa para que aparezca la música. Sí, la música como aglutinante que permite debatir diferencias y generar lazos eternos. Son los “agüelulos”, palabra que describe los convites que ayudaron a construir muchos de nuestros barrios, como bien lo recordó el profesor Alejandro Ulloa en su libro ‘La Salsa En Cali’. Es ‘La Pinta’, la obra que estrena Delirio, donde se hacen presentes los obreros y albañiles que como ‘el negro tumbao’ hacen gala de su sonrisa eterna y su espíritu abierto. Y personajes como Dolores ‘la pachanguera’ que con su belleza, su piel blanca y su disposición al baile es figura necesaria para el convite que construye el barrio.Y claro, a su lado está la familia que le niega a la niña la libertad para relacionarse con ‘tumbao’. Entonces, las pandillas se convierten en protagonistas de la mezcla de novela y danza que tiene lugar en el escenario, de la mano del hermano celoso. Tampoco falta el cura que busca la paz y la convivencia a punta de danza. O el personaje que hace piruetas de circo con las cuales electriza a la concurrencia. Y el fútbol, protagonista obligado de calles y parques, al lado de las “ciclas”, el transporte necesario de este barrio caleño. Y la música. La música llena de significados para el alma popular de una ciudad que no puede explicarse sin ella. Quienes la conocen, quienes la han bailado y vivido, podrán revivirla con boleros, acompañantes obligados de la salsa. De Richie Ray y Bobby Cruz al inolvidable Benny Moré; de la dura ‘Calle Luna Calle Sol’ hasta el sublime ‘Todopoderoso’, ambos de Willie Colón y Héctor Lavoe. Por ahí desfilan también el ‘Titicó’ de Jorge Herrera y la Misma Gente, acompañado del ‘Tiahuanaco’ y el ‘Mambo Rock’, aportes del inigualable pianista Alfredito Linares, caleño nacido en el Perú. Y no podía faltar la poderosa voz de Alex Torres, recordando a Alberto Beltrán cuando pregona ‘Aunque me cueste la vida’. Y el piano eterno de ‘Oye negra’, obra del puertorriqueño Noro Morales que en los años treinta sacudió a Nueva York entera. También está la orquesta maravillosa que pone el punto dentro del drama que llega a final feliz. Y la voz de Lorena Urrea con ‘Escapémonos’, de Marc Anthony y J. Lo; ‘Camino al Barrio’, de Willie y ‘Oh que será’, de Chico Buarque, en duetos maravillosos con Álex. Y el vestuario y las luces y el circo y la locura. Es el delirio que empieza en la carpa de Delirio. Es ‘La Pinta’, homenaje al símbolo del estilo de vida que se ha creado en Cali cuando de salir a bailar se trata. Tal espectáculo es posible porque se reúnen 165 bailarines, 4 escuelas de salsa, 7 artistas de circo, 9 músicos, 2 cantantes, 2 d.j. encabezados por Richard Yori, 18 coreógrafos, 8 escenógrafos, 7 operadores de sonido, 4 de video, 80 pares de luces y 4 operadores.Además estarán sus fundadoras, Andrea Buenaventura, Eleonora Barberena, Liliana Ocampo y Ángela Gallo, merecedoras de reconocimiento nacional por siete años de esfuerzo y triunfo.A partir de ahora, todo eso, que también tiene su locura, hará posible las noches inolvidables del espectáculo que se ha convertido en símbolo de nuestra ciudad. Es el Delirio hecho en Cali que recorre el mundo y nos lleva de nuevo a nuestro barrio caleño. Para los que nacimos y vivimos en esta ciudad será recrear lo que a muchos nos ha rodeado durante la existencia. Para los visitantes será descubrir esa Cali que vive en permanente búsqueda de la melodía. Como sea, hay que ponerse ‘La Pinta’ y gozar esta nueva apuesta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad