La lucidez y el coraje, el mejor legado que dejó la artista Lucy Tejada

default: La lucidez y el coraje, el mejor legado que dejó la artista Lucy Tejada

Críticos de arte se pronunciaron tras la muerte de esta pionera del arte contemporáneo de Colombia. Destacaron sus morales bien logrados y el sentimiento que siempre le imprimió a su valiosa obra.

La lucidez y el coraje, el mejor legado que dejó la artista Lucy Tejada

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Críticos de arte se pronunciaron tras la muerte de esta pionera del arte contemporáneo de Colombia. Destacaron sus morales bien logrados y el sentimiento que siempre le imprimió a su valiosa obra.

Artistas, críticos de artes y conocedores de la gran obra que dejó la artista Lucy Tejada recibieron con profunda tristeza la noticia de su fallecimiento en la mañana de este miércoles y recordaron la importante huella que dejó a su paso por el mundo. La reconocida como una de las pioneras del arte contemporáneo de Colombia murió este miércoles a las 11:45 a.m. de una falla cardiaca, a la edad de 91 años. La pintora, muralista y maestra del grabado, llevaba 17 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica de Occidente de Cali."Yo conocí a Lucy Tejada cuando ella llegó a Colombia, proveniente de España, y yo estaba recién llegada de Brasil. Sabía de su trayectoria e inmediatamente llegó nos hicimos buenas amigas. Tanto ella como su hermano Hernando Tejada hicieron un aporte muy grande al Valle del Cauca y ojalá entre las nuevas generaciones haya gente con el mismo empuje y la misma importancia", expresó María Thereza Negreiros, artista plástica.María Thereza Negreiros recordó que cuando llegó de La Guajira, Tejada plasmó esa maravillosa obra Mujeres sin Hacer Nada, que fue premio del Salón Nacional. "La parte de dibujo y grabado de la serie Oxígeno es fantástica, y de un tema de mucha actualidad", dijo.Recordó que entre 1960 y 1961 "formamos un grupo con Lucy y Hernando Tejada, Jan Bartelsman y Tiberio Vanegas. Fue una gran cosa, porque si uno no hubiera tenido un grupo de profesionales graduados y profesionales, habría sido muy difícil salir adelante. La casa de Lucy fue sitio de reunión obligado para todos los artistas, luego de los festivales de arte y de los eventos artísticos en la ciudad. En esa época Cali era el centro del arte en Colombia. No había museo de arte ni en Bogotá ni en Medellín y en ese momento se dio la creación del Museo de Arte Moderno La Tertulia, en Cali".Para Miguel González, crítico de arte, "Lucy Tejada fue una de las artistas pioneras, como mujer fue de las primeras que se profesionalizó y tuvo una proyección nacional e internacional. Llevó a cabo una producción artística sostenible, desde finales de los años 40 y los 50 hasta hace un tiempo, que tuvo fallas de la visión. Pero siempre se mantuvo lúcida y contestataria"."El año pasado le hicimos una antología de pintura, dibujo y grabado, en el Museo Rayo de Roldanillo. Y hace dos años el Ministerio de Cultura le dio el Premio a Toda una Vida, que consistió también en una biografía, que me fue comicionada, y que habla de su vida y obra", añadió el crítico.El artista plástico Diego Pombo también lamentó la muerte de la artista Lucy Tejada y destacó una vez más el gran aporte que le significó al arte. "Qué pesar, qué tristeza, qué pérdida más grande, no lo creo. La admiré muchísimo. Es la artista plástica más importante que ha pasado por Cali. Hizo parte del movimiento artístico contemporáneo más importante, del comienzo de los festivales de arte, del nadaísmo, en los años 70 y los 80. En los festivales de arte la casa de Lucy Tejada era un lugar obligado. Yo tenía 15 años, pero me tocó todo eso”.A su turno, el crítico de arte Eduardo Serrano resaltó el coraje de Lucy a la hora de confrontar la modernidad a través de la pintura en Colombia en los años 50."Su obra tuvo períodos abstractos, donde la textura y el color fueron los más importantes, y períodos figurativos, donde apelaba a los sentimientos, al mundo de los niños, a una confrontación lúdica muy estética. Fue una mujer muy valiente, porque para las mujeres ser pintoras en los años 50 se necesitaba mucho coraje. Los pintores eran los hombres. Fue la primera que abordó la pintura y se expresó a través de los lienzos y colores". Y añadió que "sus murales son muy logrados, al igual que su pintura al óleo, tal vez esa fue su técnica más consistente, pero también hizo maravillosos dibujos, fue destacada con sus grabados y serigrafías. Era una maestra en todas las técnicas".Su cumpleaños 91, el más reciente recuerdoEl pasado 10 de octubre, en su finca La Catleya, en una ladera del cerro de Cristo Rey, la maestra Lucy Tejada había celebrado su cumpleaños número 91 con sus familiares y amigos más cercanos. Su menuda figura que contrastaba con la grandeza de su obra, se confundió en medio de los abrazos de los suyos, que festejaron su existencia en medio de una íntima celebración que tuvo como menú una exquisita paella. ‘La pintora de la ternura’, como la llamó su amigo Alejandro Obregón, se mostró sonriente y muy lúcida, acompañada de su médico de cabecera Alberto Negrete y de su hijo Alejandro Valencia Tejada.A sus 91 años la artista recordó a los “amigos amables” de Pereira. Una ciudad que la acogió cuando su vida pasaba por momentos difíciles. La pintora relató que en agradecimiento y por ser su ciudad natal, adelantaba negociaciones para donar su obra a la capital risaraldense.Lucy advirtió en ese entonces que “la vida mía ha sido larga, si me pongo a recordar todo, no sé dónde voy a parar”. Para hacer su donación Lucy tuvo en cuenta primero a Cali, pero las negociaciones aquí no tuvieron frutos. Aunque hace diez años Lucy había dejado de pintar debido a la ceguera, habló del arte siempre: “¿Cuál es el arte contemporáneo? La historia del arte está llena de retrocesos, de volver al pasado y vuelve y gana la primera experiencia, es como una carrerita”. Pinceladas de una mujer desafianteLucy Tejada Sáenz nació en Pereira, el 9 de octubre de 1920, proviene de una familia de artistas. Su hermano fue el también pintor Hernando Tejada.Vivió en Cali desde 1936. Estudió su bachillerato en el Liceo Benalcázar. Tras la muerte de su madre, se trasladó a Bogotá a estudiar en la Universidad Javeriana Arte y Decoración, y de ahí pasó a la Escuela de Bellas Artes donde se graduó. Allí conoció al pintor Antonio Valencia, que más tarde fue su esposo.En su ciudad natal, Pereira (Risaralda) está el Centro Cultural Lucy Tejada, ubicado en el lugar que ocupaba la Galería central.Fue una de las creadoras más talentosas e ingeniosas que han surgido en Colombia: pintora, dibujante, muralista e investigadora de variadas técnicas de grabado. Referente indiscutible en el arte contemporáneo del país.Lucy Tejada perteneció a una importante generación de artistas como: Alejandro Obregón, Eduardo Ramírez Villamizar, María Teresa Negreiros, Jan Bartels-man, Enrique Grau, Edgar Negret y su hermano Hernando Tejada.Su admiración por Alejandro Obregón fue tal, que aceptó su consejo de salirse de la Javeriana, para estudiar en Bellas Artes. Y si se fueran a quemar todos los cuadros de la pintura colombiana, ella no hubiera dudado en salvar ‘Aves Cayendo al Mar, de Obregón’, a pesar de lo grande.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad