La historiadora de arte Soffy Arboleda y la arquitecta Elly Burckhardt, hablarán sobre Cali

Julio 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La historiadora de arte Soffy Arboleda y la arquitecta Elly Burckhardt, hablarán sobre Cali

Soffy Arboleda y Elly Burckhardt.

Soffy Arboleda y Elly Burckhardt dialogarán hoy, a las 6:00 p.m., en Lugar a Dudas, sobre su incidencia en el devenir cultural y arquitectónico de la ciudad.

Como un preámbulo a la charla que darán hoy en Lugar a Dudas (Calle 15N #8N-41) la arquitecta Elly Burckhardt y la historiadora del arte Soffy Arboleda le contaron a El País sobre su larga y rica amistad.Soffy es una amiga honesta y una gran maestra para todos¿Cuál es el primer recuerdo que guarda de Soffy Arboleda cuando estudiaban en el Liceo Benalcázar?Desde que yo estaba muy chiquita admiraba a Soffy, por que todo lo que hacían ella y sus compañeras de grado superior causaba eco. Ella se destacaba todo el tiempo en todo lo que hacía. ¿Qué es lo que más admira de ella como persona y como profesional?Soffy es una de las personas más honestas que he conocido en la vida. Y no me refiero solo al dinero, eso se cae de su peso, sino en el sentido de la amistad, en su reacción ante cualquier circunstancia de la vida, con las amigas, con la gente que le rodea. Como profesional es muy correcta en sus apreciaciones, dice lo que tiene que decir. Si tiene que enfrentarse a otros lo hace sin temor y eso es muy importante en nuestra ciudad.¿Cuál cree que ha sido el mayor logro que la historiadora del arte y gestora ha conseguido en su profesión?Tiene muchos logros, pero hay uno que me parece importantísimo: Soffy es una profesora excelente. Todos los alumnos que ella tuvo cuando daba cátedra en la universidad la recuerdan y le manifiestan cuánto la admiran y cuánto aprendieron de ella. Eso demuestra la generosidad que Soffy tiene porque no se limita y da todo de sí para comunicar todo su saber y esa es una cualidad muy importante. ¿En qué proyecto de la ciudad se ha visto metida por culpa de Soffy?En muchos. Creo que, hasta cierto punto, en el del Museo La Tertulia. No tengo claro si Maritza Uribe de Urdinola, su fundadora me llamó por iniciativa propia, pero estoy segura que tuvo que ver alguna recomendación que ella le hizo sobre mí.¿Cuál ha sido el secreto para conservar su amistad por tanto tiempo?Nuestra amistad ha sido una enseñanza permanente para mí. Siempre hablamos de todo, desde política hasta cosas de la vida cotidiana. Pero sobre todo hemos sido muy honestas y claras en esa amistad. Si bien hacemos muchas cosas juntas no estamos todo el tiempo haciendo programa y cada una tiene su propia vida, eso nos ha dado independencia y nos ha permitido comprendernos mejor. ¿Qué significa Cali para usted?Esta ciudad es uno de los amores de mi vida, yo adoro a Cali y quiero que cada día crezca más. Vivo orgullosa de cada cosa buena que pasa aquí. A pesar de sus defectos que son muchos, es para mí el mejor vividero del mundo y la defiendo donde sea y cuando sea.Elly, una profesional íntegra con gran sentido cívico¿Cuál es el primer recuerdo que guarda de Elly Burckhardt cuando estudiaban en el Liceo Benalcázar?Elly era una monita muy bonita y bien puesta. Era menor que yo y le envidiaba dos cosas: sus hermosas trenzas y los sándwiches que le hacía Pura Quintana, su nana. Cuando podía, yo se los robaba en compañía de mis amigas, que eramos unas diablas. Armábamos un grupo, pasábamos corriendo, una le tomaba el delantal y otra le pegaba en las manos y lo soltaba. Pero ella no decía nada, por que nos admiraba y quería ser parte del grupo.¿Qué es lo que más admira de Elly como persona y como profesional?Nosotras tenemos una marca comparable y es que somos liceísta. Esa marca está relacionada con la rectitud, el civismo, el amor por la ciudad y yo admiro eso en ella. Es una profesional íntegra. Estudia todo el tiempo, se mantiene al día en todo lo relacionado con su profesión. Es una trabajadora inigualable. ¿Cuál cree que ha sido el mayor logro que ha conseguido en su profesión?Lo último que hizo en el Bulevar del Río y el Túnel de la Avenida Colombia son obras maravillosas. Cualquiera que no sea feminista podría decir que parece algo ideado por un hombre (risas). Por eso me alegró mucho el homenaje que le hizo hace un tiempo la Cámara Colombiana de la Construcción. Me encantaría que ese bulevar llevara el nombre de Elly. ¿En qué proyecto de la ciudad se ha visto metida por culpa de Elly Burckhardt?En ochocientas juntas. (Risas) Hemos sido miembros de la Junta Cultural de la Cámara de Comercio o del Museo Arqueológico, del Museo La Tertulia... en fin.¿Cuál ha sido el secreto para conservar su amistad por tanto tiempo?Soportarnos mutuamente. Elly es una mujer extraordinaria. Nunca se nos acaban los temas para conversar. He tenido la fortuna de tener su amistad por muchos años. En una época nos separamos porque fuimos a estudiar al exterior, pero después nuestros novios y luego esposos eran grandes amigos y volvimos a tener una gran amistad, tuvimos nuestros hijos al tiempo y con el mismo médico.¿Qué significa Cali para usted?Yo no soy caleña, soy Palmirana, pero yo vine a Cali a estudiar de 8 años. Esta es la ciudad que me ha acogido y me dio todas las oportunidades. He estado en muchas de sus batallas porque la quiero mucho y todo lo que me llamen para hacer en su favor, lo hago. Y no digo más por que me pongo a llorar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad