La 'familia peligrosa' de Luc Besson

default: La 'familia peligrosa' de Luc Besson

El versátil director francés Luc Besson se aventura con ‘Una familia peligrosa’ , comedia negra que narra la historia de cuatro personajes que quieren huirle a su pasado y empezar un nueva vida. El problema es que el pasado no siempre perdona.

La 'familia peligrosa' de Luc Besson

Diciembre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez I Especial para GACETA
La 'familia peligrosa' de Luc Besson

El versátil director francés Luc Besson se aventura con ‘Una familia peligrosa’ , comedia negra que narra la historia de cuatro personajes que quieren huirle a su pasado y empezar un nueva vida. El problema es que el pasado no siempre perdona.

No hace mucho hablábamos de las bajezas dramáticas en las que caen algunos actores solo por mantenerse en cartelera y por hacerse a algún dinero extra. Y lo hicimos para referirnos a aquellas comedias artificiosas, mal estructuradas y dirigidas, que tienen por excusa taquillera un elenco que pocas veces resulta bien aprovechado. Sin embargo no todo es malo. Hoy, por pura casualidad nos topamos de nuevo con uno de esos actores que en los últimos años ha apostado por papeles menos exigentes y comprometidos. Sin embargo, en medio de este peligroso confort en el que han caído actores reconocidos por sus grandes desempeños dramáticos, también aparece uno que otro acierto, como el que nos ocupa hoy. Se trata de Robert De Niro, el mismo del que hace poco más de una semana nos dejaba con un sinsabor por su actuación floja y decadente en la ‘comedia’ que lleva pro nombre ‘Mejor ni me caso’. Ahora lo encontramos bajo la batuta de uno de los directores, sino más grandes si, más versátiles de la industria, Luc Besson en otra comedia, esta mucho más interesante y arriesgada que la anterior.La película que lleva por nombre ‘Una familia peligrosa (En otros lugares ‘La familia’ y ‘Malvita’, en su título original) está protagonizada, además de De Niro, por Michelle Pfeiffer y Tomy Lee Jones. La historia, que maneja ciertos tientes de comedia negra, se centra en la vida de una familia tradicional conformada por papá, mamá, dos hijos (y un perro llamado ‘Malavita’) que hace parte de un programa de protección de testigos liderado por Lee Jones, quien hace el papel de un agente de policía. El padre, es un ex mafioso italiano que ha decidido cooperar con la justicia y por este motivo tienen que viajar por todo el mundo cambiando de identidad. Ahora ubicados en un pueblo al norte de Francia, la familia empieza una nueva vida, en la que se supone deben pasar inadvertidos. Pero eso es lo que menos saben hacer. Mientras el padre permanece en casa intentando controlar sus hábitos del pasado sin lograrlo, la madre no puede evitar su frustración frente a los supermercados en los que no encuentra lo que busca y el hijo se convierte en un astuto traficante en la escuela. Sin proponérselo, la familia, ahora bajo la identidad del apellido ‘Parker’, empieza a transformar la tranquila vida del pueblo con una mezcla de situaciones que van de lo inocente a lo macabro, de lo gracioso o lo perverso. Esto por supuesto los lleva a meterse en problemas que terminan por salirse Dando, sin querer, cumplimiento a su destino y en este sentido terminando por comprobar lo que siempre han sabido: Que no pueden negar su esencia y algo mucho peor, huir a repetir la misma historia una y otra vez. Pero es allí donde la película adquiere una dimensión más profunda que la saca de la ligereza en la que podría caer desde su anécdota cómica de la familia disfuncional. Antes aquí, todo lo contrario, los personajes ocultan su rareza frente a los otros solo para descubrirse al final como ‘no tan raros’. Sin embargo, esto no le resulta suficiente a Besson que hace uso de un as más y hace un guiño al género de los gánsters y al mismo De Niro, al mostrar en pantalla una de sus películas más reconocidas ‘Buenos muchachos’. Esta audacia convierte a ‘Una familia peligrosa’ en un interesante ensamble entre comedia, thriller y parodia, en el que los juegos y venganzas mafiosas aparecen en la pantalla con cierta insolencia.El resultado es una película divertida, teñida un poco de sangre y con buenas actuaciones que dan cuenta de la destreza de Besson. Este director y guionista francés quien empezó su carrera demostrando la fascinación por el mar con ‘Azul profundo’ (1988), poco después nos hablaría de matones como ‘Nikita’ (1990) y ‘El perfecto asesino’ (1994) para después adentrarse en ‘El quinto elemento’ (1997) y la épica ‘Juana de Arco’ (1999). Esos sin mencionar las películas animadas para niños (La saga de ‘Arthur’ (2006-2010)) que ha tomado por su cuenta y una que otra historia de amor. Así ha transcurrido la carrera de Besson moviéndose de un género a otro, alternando con actores europeos y norteamericanos, usando poco y mucho dinero en producciones a las que imprime su sello y consigue, casi siempre, una buena recepción del público y la taquilla. No como un regalo sino como el resultado de un trabajo que por momentos resulta delirante y original. Ahora con ‘Una familia peligrosa’ Besson se toma las cosas de otra manera, pero sin perder el ritmo. Ayudado por su elenco y por la complicidad del público que reconoce e identifica con facilidad a los actores en sus papeles más clásicos, como lo es De Niro en su papel de mafioso que tanto recordamos o Tommy Lee Jones como el agente de policía que ya reconocemos de películas como ‘Batman’ o incluso ‘Hombres de Negro’. Esta película se convierte, sin duda, en otro más de los aciertos de un director que sabe mediar entre la historia y el público, un guionista que sabe llevar la historia sin perder el ritmo y que apuesta por ello.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad