La experiencia de 'Petecuy' que pasó del cine a la pintura

Noviembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Óscar Hincapié, el director de ‘Petecuy, la película’, revela otro lado artístico con la exposición ‘El gafo tiene su corazoncito’.

Hincapié sabe cómo es el ghetto. Sabe cómo se vive, cómo se siente y también cómo fluye la creatividad. Precisamente en medio de la realización de su película 'Petecuy' se dio la oportunidad de ponerse a pintar con la comunidad. 

Fue en un ciclo  de talleres. El ejercicio empezó con Abraham Villada y su hija Vanessa. Con ella encontró que el lenguaje común era el cine; y en medio de sus conversaciones se dedicaron a crear pinturas afines al séptimo arte. 

“Empezamos a preguntarnos cuáles eran las escenas del cine que más nos gustaban, los personajes que más nos llamaban la atención o que más nos habían marcado y ahí salió una serie de 24 cuadros”.  

Y esas piezas, a partir de este sábado 19 de noviembre,  se podrán apreciar en Caliwood, el Museo de la Cinematografía, a  las 7:00 p.m.

Para muchos era un experimento del director; pero  para  Hincapié, conocido en Cali como ‘El gafo’, pintar representa una pasión  que aprendió de sus hermanas y que ha ido puliendo gracias al diálogo con maestros y su propio interés personal.

La aventura de “mostrar obrar” empezó  cuando ‘Petecuy, la película’ fue invitada al Consulado de Colombia en París. Allí se vieron, en algunas escenas,  obras hechas por la gente de la  comunidad y eso motivó a que la  Casa de la Juventud en Francia les extendiera invitación a exhibir los trabajos a mediados de 2017.   

Así nació en Óscar Hincapié la inquietud de movilizar voluntades para la consecución  de recursos  que permitan  hacer más talleres de pintura con la gente y multiplicar la experiencia. 

En ese camino Hugo Suárez Fiat, del Museo del Caliwood, conoció los trabajos que ‘El gafo’ había hecho con la gente y lo motivó a exponer. De hecho, las obras en exhibición son el resultado de esos encuentros con la comunidad en los talleres. 

“Yo pintaba -cuenta Óscar- para que ellos aprendieran, aunque la verdad, yo tampoco soy el más artista. Lo que sé, son cosas que he visto de mis hermanas, que pintan, y lo que he aprendido  del maestro Eduardo Galvis, él es quien me ha animado a experimentar con la pintura”.

 Y es que de manera particular Óscar, quien se encargaba de jugar y gastarle “las pinturas caras e importadas a sus hermanas”, admira la obra de Monet, Van Gogh y  Dalí, cuya producción le parece fascinante.

Ahora Hincapié aspira, con su propuesta, a movilizar las voluntades necesarias para  que ‘el ghett0’ pueda mostrar  su arte en Francia en 2017.    

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad