La colombo-belga Annabelle López regresa a la danza tras su retiro

Junio 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La colombo-belga Annabelle López regresa a la danza tras su retiro

Luego de retirarse de la escena en 2003, Annabelle López regresa para danzar su obra más aclamada: ‘Before after’.

La coreógrafa colombo-belga Annabelle López regresa a escena este jueves en el Teatro Municipal, tras retirarse.

Por mucho que lleguen a dominar los grandes pasos del ballet, pocos bailarines se atreven a enfrentar el que Annabelle López Ochoa dará een la noche de este jueves en el Teatro Municipal: regresar a escena diez años después de haberse retirado.Esta bailarina belga, hija de padres colombianos, que triunfa como coreógrafa en Holanda, tomó la decisión de volver para presentar la que es considerada como su mejor obra, ‘Before after’, que estrenó en junio de 2002. También, ‘Agua viva’ y ‘El bicho rojo.Acompañada con el bailarín dominicano Marcos Rodríguez, Annabelle estará en el Teatro Municipal a las 9:00 p.m., en un programa que abarca presentaciones del Ballet Teatro San Carlo (Italia) y el Nacional Dominicano.Con un acento belga que suena extraño en alguien de apellidos López-Ochoa, la coreógrafa contó las razones de su regreso: “Before after’ la estrené cuando tenía 29 años y con el chico del Ballet de Holanda decíamos que la volveríamos a montar. Me retiré un año después y en enero de 2010 ese bailarín murió, de 33 años. Fue cuando pensé que en la vida tenemos que parar de hablar para hacer las cosas. Ahora tengo 40, pero se presentó la oportunidad de bailarla, entonces me puse a ensayar y a bajar de peso”.La coreógrafa admite que “se siente mucho la edad, los años que pasan. La energía no es la misma, pero se compensa con otras cosas. Ahora hago una interpretación más espiritual y emocional, a pesar de ser una obra muy fuerte. Ahora trabajo más los detalles y antes me preocupaba por los efectos”.Y aunque no descarta danzar algo más, se ve como coreógrafa.También habló de otra obra que mostrará hoy, ‘El bicho rojo’: “Es un pedacito de seis minutos que danzo con cuatro hombres, porque me gusta descubrir cómo los hombres se pueden cargar, porque siempre en la danza las mujeres somos cargadas. Es muy teatral”.Annabelle se siente feliz de volver a bailar en Colombia, el país de sus padres, al cual viene “para descubrir mis raíces, saber qué me queda de colombiana y explicar estas caderas, que no se ven en Europa. Además, tengo el sentido del ritmo, me gusta el calor (en Holanda siempre tengo frío) y me tomo tiempo para hacer las cosas. En este país estoy descubriendo todo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad