La cantautora Marta Gómez, la invitada de honor en el Festival ‘Mono Nuñez'

Mayo 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Periodista de El País
La cantautora Marta Gómez, la invitada de honor en el Festival ‘Mono Nuñez'

Marta Gómez es fiel al estilo del cantautor, con canciones que encierran mensaje y melodías que evocan nuestras raíces.

La artista Marta Gómez, que actualmente está radicada en Barcelona, le contó a El País la gran expectativa que tiene por estar en Ginebra.

Una de las voces que se podrán escuchar en el marco de los 40 años del Festival de Música Andina ‘Mono Núñez’, será la de la cantautora Marta Gómez. Esta hija adoptiva de Cali (nació en Girardot), es egresada del colegio Benalcázar, donde descubrió su pasión por la música, siendo parte del prestigioso coro de esa institución.Luego de estudiar música en la Universidad Javeriana de Bogotá, Marta hizo una especialización en Berklee College of Music, en Boston, y luego se radicó en Nueva York para iniciar su carrera profesional. La música de Marta fue fichada por el prestigioso sello Putumayo World Music, también ha sido postulada a los premios Billboard de la música latina en la categoría Jazz Latino y tiene a su haber media docena de álbumes, entre ellos ‘Entre cada palabra’, ‘Musiquita’ y el más reciente, ‘El corazón y el sombrero’, en el cual musicalizó poemas de Federico García Lorca.Fiel a la línea del cantautor, Marta tiene una dulce y profunda voz y sus composiciones señalan con una fuerte impronta poética, la realidades de nuestros pueblos, valiéndose para ellos de melodías y aires andinos y latinomericanos que fusiona con otros sonidos del mundo.La artista, que actualmente está radicada en Barcelona, le contó a El País la gran expectativa que tiene por estar en Ginebra. “Se trata del certamen de música andina más importante de nuestro país, además, yo solía participar en el Festival con el coro del colegio Benalcázar, entonces es una alegría poder vivir esa experiencia”, dijo. Marta agregó que normalmente la expectativa de los artistas de estar en el ‘Mono Núñez’, es hacerlo como concursantes. “Pero estar como invitada en el marco de los 40 años del certamen ha sido de lo más bonito. Me he sentido muy bien cuidada y querida”, señaló.La artista estará en Ginebra participando del Encuentro Internacional de Música, en los Encuentros Dialogados y en el Festival de la Plaza. Estará acompañada del tiplista Oriol Caro; del flautista Ignacio Ramos y del bajista Javier Mesa, integrantes del grupo Guafa Trío y del baterista Manuel Hernández. “He seleccionado un repertorio de música andina, que es la que más me gusta, aunque también incluiré un par de joropos para destacar el virtuisismo en la flauta de Ignacio Ramos, pero además, algunas canciones que estarán incluidas en mi próximo álbum ‘Este instante’, que lanzaré en octubre”, agregó.Raíz folclóricaMarta asegura que la música andina es fundamental en su obra. “No sólo la música colombiana. Por ejemplo, de niña crecí escuchando carnavalitos del sur del continente y cuando hacía parte de los coros de su colegio interpretaba bambucos y guabinas. Creo que el 80 % de mi música es andina”, asegura.Por eso, como cantautora, su aproximación a la música raizal es el resultado de esa experiencia visceral. “Lo que yo hago es tomar una célula rítmica, por ejemplo, un compás de seis por ocho, que es el de el bambuco, y comienzo a jugar y a explorar. Pero aunque es un proceso muy libre, al final tiene ese sabor andino por que es algo que está en lo genes, que te sale muy natural”.Marta recordó que cuando estudiaba en Bogotá, en la Universidad Javeriana, no estaba interesada en la música colombiana. Entonces quería ir a Boston a estudiar jazz y le gustaba la música de grupos como Presuntos Implicados. Pero al llegar a Berklee, descubrió que sus compañeros de estudio que eran latinos mostraban sus músicas autóctonas y causaban gran impresión.“Cuando yo interpreté ritmos como la cumbia o bambucos, los americanos se enloquecían porque era algo nuevo para ellos, mientras que si cantabas algo de jazz en inglés, podía parecerles algo bonito o afinado, pero que no les decía mucho. Esa misma experiencia la vivió buena parte de la generación de músicos a la que pertenezco. Fue una oleada de la que fueron pioneros músicos como ‘Toño’ Arnedo o Carlos Vives”, explicó. Hoy Marta está convencida del gran potencial de la música andina. “Los músicos la están explorando desde todas las vertientes, desde el jazz, el rock o el pop. Pero en el fondo está esa raíz del folclor. Es un momento bonito para nuestra música”.Aunque por experiencia suele no imaginarse cómo será su participación en el Festival, Marta Gómez admite que le hace mucha ilusión hacer parte de él. “Tengo sobre todo mucha expectativa por vivir la experiencia de estar en Ginebra, pues cuando era niña sólo íbamos a las presentaciones y nos regresábamos. Ahora estaré tres días y podré ver a otros grupos y artistas y me encontraré con amigos como la cantautora Claudia Gómez o con el maestro Jorge Velosa, a quienes quiero mucho. Respecto a lo que pasará en el escenario lo único que sé es que daré lo mejor de mí”, concluyó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad