La calentura en el Festival Petronio Álvarez la ponen las bebidas afrodisiacas

La calentura en el Festival Petronio Álvarez la ponen las bebidas afrodisiacas

Agosto 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez | Reportera de El País
La calentura en el Festival Petronio Álvarez la ponen las bebidas afrodisiacas

Aunque el Petronio Álvarez concluye esta noche su parte musical, la sección de comidas y bebidas estará abierta hasta el lunes.

El Festival Petronio Álvarez pone de moda los más exóticos y eróticos tragos del Pacífico. Hasta mañana lunes hay tiempo de probarlos, en las Canchas Panamericanas.

Un constante movimiento de piernas, como si fuera la reacción a un corrientazo, es la señal segura de que el arrechón, la parapicha o el tumbacatre hicieron efecto. “Es como si el cuerpo estuviera diciendo ‘vente pa’cá, negra’”, describe Maura de Caldas, la legendaria cocinera del Pacífico. Unos dicen que se trata del efecto colateral del chontaduro, fruta con famoso poder afrodisíaco; otros, que esa “calentura interna” se debe al borojó, y algunos le prenden velas al guarapo de caña luego de una intensa faena en la cama. Lo cierto es que son esos tres ingredientes los infaltables en las preparaciones de las bebidas que cada año se consumen en el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. Gladis Bazán, comadrona que viajó desde Guapi para instalar su puesto de bebidas en el ‘Petronio’, dice que no conoce una sola pareja que haya tomado viche y no termine en la cama. Asegura con cara de conocedora que a los machos les inyecta potencia y las mujeres “tienen que ponerse pilas para seguirles el paso a sus maridos y evitar que se vayan con otra”. Revela con picardía que la relación con su esposo es candente porque mantienen viva la pasión a punta de crema de viche, un aperitivo preparado con caña destilada y “los secretos del Pacífico”. Usted toma dos tragos y empieza a buscar compañía, aseguran los vendedores de estos licores garantizando la calidad del producto. “Pruébelo, es rico y lo pone sabrosón”, es la frase que engancha a los curiosos que llegan atraídos por el sonido de la marimba y salen enamorados del efecto de algún brevaje. El embrujo del sonido del litoral y los movimientos de cadera con el currulao y la chirimía hacen que el efecto de la bebida se complete, se acelere, se potencie, sin importar si contiene licor. Mauricio Cuevas, dueño de El Sabor de Los Cuevas en las exhibiciones del ‘Petronio’, aclara que no todas las bebidas afrodisíacas tienen alcohol, y añade que son cien por ciento naturales. Advertencia: “Al que le da sueño con un trago de esos es porque tiene las defensas bajas”, asegura con seriedad de galeno.Entre las bebidas, la que más llama la atención de los transeúntes es la parapicha. Que, según la cocinera del Pacífico Maura de Caldas, se prepara a base de un bejuco que se llama pichapará, “eso lo usan los indígenas de Guapí, lo raspan en el charuco que es el viche y lo toman para la potencia sexual”.Los otros ingredientes de esta energizante bebida no son muy agradables al oído, tampoco a la vista, pero dicen que para el paladar sí: huevos de tortuga, de pescado, de codorniz y de gallina, y, por último, las bolsas (testículos) y picha (órgano genital) del toro y otros animales. A pesar de lo que contiene la parapicha no hay duda de que esta bebida logra sacar el animal salvaje que habita en cualquier hombre cuando la testosterona falla. “Con dos tragos en la cabeza se empiezan a dañar los pensamientos, sobre todo los de los hombres. Aunque también lo toman las mujeres, pero a ellas se les prepara el ‘quitacalzón’ eliminando algunos ingredientes”, sostiene Maura.Casos que dan fe de los efectos de las bebidas del Pacífico hay muchos. Uno de ellos es de la caleña con raíces tumaqueñas Liliana Castrillón, quien relata sin sonrojarse que a su esposo lo “atrapó” con la calentura que produce el arrechón que prepara su madre. “Después de casarnos había mucho amor, pero desde que empezamos a tomar arrechón antes de irnos a dormir, la pasión se reactivó por completo”, cuenta.Pero mantener la temperatura no es la única misión que cumplen estos tragos típicos del Pacífico.La caleña Lorena Narváez consiguió tener un hijo después de cinco intentos. Cuenta que una vecina bonaverense le recomendó una copa diaria de tomaseca durante dos meses para limpiar su vientre, y al fin obtuvo el don de la fertilidad. Nadie sabe lo que se pierde, hasta que no lo prueba. Siete pecados degustablesArrechónContiene: viche, picha (pene de tortuga), borojó, kola granulada, leche condensada, descremada y sobre todo en polvo, miel de abejas y clavo.Sabor: muy parecido al Sabajón, es dulce y espeso.Contraindicaciones: Tómelo en compañía, nunca solo. Es el más vendido en el Petronio y según los expertos bebedores sus efectos se ven en dosis.Dos tragos: sube la temperatura corporal, mejor conocida como “calentura interna”. Media caneca: la cabeza se empieza a dañar y las caderas a moverse casi por inercia.Botella: en la cama usted puede superar al mismísimo Nacho Vidal. Y sin ningún pudor pondrá en práctica las coreografías del mapalé y el currulao en la faena.VicheLa muestra más pura del guarapo de caña destilado en ollas de barro.Contraindicaciones: Tomar con moderación porque el exceso lo puede llevar de la potencia a la impotencia, por efecto de la borrachera.Viche de la traiciónContiene: viche, soda y tequila mix. Sabor: a aguardiente puro.Contraindicaciones: Apto para personas que no toleran la leche, pero sí la infidelidad.“Con la infidelidad la cama se vuelve más sabrosa”, dice Deiro Chara, comerciante de viche. Crema de vicheEstá compuesta por viche, leche condensada, algo de crema de leche, nuez moscada y hierbas aromáticas.Sabor: piña colada sin piña. Cerezas de la pasiónContiene: viche, cereza y vino blanco.Sabor: coctel de cereza. Contraindicaciones: No apto para hombres, es una bebida solo para mujeres. “Apasiónate de él”, es el lema de esta bebida, que por su sabor a cereza, es ideal para las mujeres a las que no les gustan los licores fuertes.Dicen que el efecto ideal en la cama se produce cuando ella toma cerezas de la pasión y él arrechón. La noche es muy movida y “si se acuestan dos, pueden amanecer hasta cinco”. Si usted está despechada es mejor que evite tomar esta bebida, si no quiere correr el riesgo de caer en los brazos de algún hombre... bueno, a menos que esa sea su estrategia para olvidar con mucha pasión.CalenturaContiene: viche de caña negra, pasas y un bejuco que se llama canelón...y otras hierbas... que no son reveladas por los expertos en bebidas del Pacífico. Sabor: a guarapo.Contraindicaciones: Tener buena salud y estar bien dotado para resistir la potente calentura que sentirá a partir del quinto trago. “Hay que chupar al final la caña... para que el efecto sea mucho mayor”, dice Doña Veneranda Ruiz, maestra artesana que domina a perfección la preparación de bebidas ancestrales del Pacífico a base de viche.Produce fogosidad y vigorosidad ciento por ciento garantizada, quien lo toma pierde todo pudor.TomasecaContiene: tiene viche, miel de caña, azufre y pipilongo (hierba que le da potencia a todo).Sabor: agua de panela espesa y muy dulce.Contraindicaciones: Embarazo seguro. La tomaseca es recetada para las mujeres que acaban de dar a luz, ya que se le atribuye el don de limpiar la matriz. Y en los hombres potencializa la fertilidad. Así que evite que su pareja lo consuma mientras usted esté en dieta posparto. Es ideal para las mujeres infértiles y frías (“poco apasionadas”, como dice doña Veneranda)... el pipilongo le proporciona la calentura necesaria para satisfacer al hombre en la cama. ¡Cuidado! si la bebida no contiene a la vista el pipilongo, no es tomaseca. ¡Que no lo engañen para que el pipilongo le funcione!Levantamuerto Se conoce como curado amargo levantamuerto. Los chocoanos la llaman basálmica.Contiene: ”Diferentes hierbas”, dice doña Veneranda, negándose a revelar su receta.Sabor: amargo.Contraindicaciones: No tener dinero, porque una botella de levantamuerto puede costar hasta $200.000, dependiendo del tiempo de fermentación.Dicen que limpia la sangre y libera a los hombres de las maldiciones hechas en nombre del amor.Tomar una copa diaria de Levantamuerto salva vidas y matrimonios. Revive el fuego de la pasión entre la pareja y hasta cura a las mujeres infértiles.TumbacatreContiene: Viche, borojo, chontaduro y bejuco selvático que se extrae de la selva pacífica y que según los ancestros tiene propiedades afrodisiacas. También contiene el viril del Cumsumbí, un pequeño animal del Pacífico.Sabor: a baileys mezclado con un poco de chontaduro. Es muy espeso.Contraindicaciones: El catre debe ser bien resistente, porque la faena es intensa. “Manjar para el paladar y otros órganos...”, dice Dairo Chara. Es un verdadero revitalizante sexual, especialmente para hombres.Por su dulce sabor es una bebida enviciadora. El primer trago: alegría. Segundo: más alegría. Tercero: calentura. Cuarto: piérdase en compañía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad