La artista Sara Rayo presenta su arte en flor

Septiembre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | periodista de El País
La artista Sara Rayo presenta su arte en flor

De esta serie de  dibujos en tinta sobre  papel emergen formas misteriosas como hojas, hebras de pelo o  tejidos de músculos sobre fondos monocromos o blancos.  Al recortar pequeñas áreas de la superficie, la artista revela el interior, un área recóndita e íntima de estos seres vegetales.   

La hija del maestro Omar Rayo, expone en Bogotá una serie de sus obras inspiradas en la naturaleza.

La naturaleza es capaz de reflejar el mundo de todas las formas posibles. Una flor por ejemplo, nos puede hablar de la belleza, de la naturaleza, de la simetría o la perfección matemática. Pero también, de lo orgánico, lo caótico y sorprendente.De eso habla la más reciente serie de la artista Sara Rayo, quien por estos días participa en la exposición colectiva ‘Sobre papel’, de la galería Otros 360°, de Bogotá, junto a las artistas, Johanna Arenas y Marcela Rodríguez.Retomando un elemento tan común de la naturaleza como la flor, Sara, hija de Omar Rayo, consigue explorar su sentido poético, haciendo que surjan formas misteriosas: tejidos de músculos, hebras de cabello, hojas, para reflexionar de esa dualidad entre la precisión y el azar, por medio del papel cortado y gotas de tinta que caen sin control.¿De dónde surgen esta serie de flores cortadas en papel?El año pasado cuando tomé una residencia artística de pintura y medios mixtos en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York. Fue allí donde comencé a experimentar con cortar el papel. Hasta entonces yo venía trabajando formas muy orgánicas  y libres, pero al trabajar con el corte de papel fue como ver la luz.¿Entonces es un nuevo estilo en su obra?Me di cuenta que había empezado un estilo nuevo de líneas inspirado entre lo natural y lo orgánico, en el que se insinúa la representación hebras de pelo, nervios, músculos, pero sobre una superficie más limpia y serena. El otro aspecto es la presencia de la gota que se da en dos sentidos. La gota recortada que es como el pétalo que está en varias partes de la naturaleza que nos refiere a esa cosa perfecta, geométrica, matemática, metódica. Por otro, está  la caída de la gota sobre el papel que da lugar al azar, a lo inesperado.¿Cómo apareció la idea de la gota?Por un error. Estaba pintando con tinta china y una gota cayó sobre el papel, entonces vi esa otra posibilidad. Escogí el color rojo para ellas por que es un tono impactante. Algunos perciben violencia en esas formas, pero yo lo veo como la belleza de la naturaleza.La geometría tiene gran fuerza en sus obras ¿una herencia de su padre?Yo pienso que es algo genético. Nunca había buscado la geometría como parte de mi forma de expresarme. Hace poco me di cuenta la relación que tiene este trabajo con la serie de intaglios, Papel Herido, de mi padre. Me sorprendió ver allí la gota de sangre. De hecho muchas de las obras están hechas en el papel que él me dejó.¿No le molesta que la comparen con su padre?Es inevitable. Pero no es mi propósito parecerme a él. Después de su muerte siento que he logrado entenderlo más que en vida, porque teníamos un carácter muy parecido. Ahora comprendo además sus sentimientos de frustración frente a sus luchas con el Museo, su relación con Cali y el Valle. También  me identifico con esa búsqueda de la perfección. No pensaba que yo fuera perfeccionista, tal vez es parte de la madurez que voy adquiriendo.¿Cuándo veremos esas obras en Cali?No lo sé, espero que surja una propuesta para poder exponerlas. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad