Juliana Garcés se retira en diciembre de la dirección del Teatro Municipal

Juliana Garcés se retira en diciembre de la dirección del Teatro Municipal

Noviembre 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Aura Lucía Mera y Beatriz López | Especial para El País
Juliana Garcés se retira en diciembre de la dirección del Teatro Municipal

"Yo diría que la mejor herramienta social es la cultura, pero son pocos los dirigentes como el actual Alcalde, que lo entienden", dice Juliana Garcés Saroli, directora del Teatro Municipal.

La funcionaria le contó a El País cómo fue estar al frente de este espacio cultural. Luchó contra la falta de recursos y sostuvo que la cultura mafiosa cambió los gustos de los caleños.

Podría haber llevado una vida de muñeca social, viajar y pasarla “bomba”. Sin embargo, digna nieta de Jorge Garcés Borrero e hija de Diego Garcés Giraldo, hombres que marcaron historia en el desarrollo del Valle del Cauca, Juliana -mitad caleña, mitad suiza- prefirió dedicarse a estudiar para luego trabajar por su departamento y su ciudad. En todos los cargos que ha desempeñado esta licenciada en Letras, especializada en Lingüística de la Universidad de Lausanne, ha dejado huella. Recuperó el escudo original de Cali en los archivos del Duque de Alba, fue directora Regional de Icetex, donde creo el fondo de becas para los mejores estudiantes del Valle, creo 42 parques recreacionales en el Departamento y gestionó la construcción de 9.500 viviendas por autogestión comunitaria.Por amenazas, se radicó en Miami por un tiempo. Al regresar, asumió la dirección de la Biblioteca Departamental, iniciada precisamente con la extensa biblioteca de su abuelo, y donada por su padre, cuando fue Gobernador del Valle. Bajo su dirección en la Biblioteca, se amplió la Manzana del Saber con la inclusión del módulo para aprendizajes gratuitos en varios idiomas. Firmó convenios con Univalle, e invitó profesores de filosofía de la Universidad de Denver, triplicó el archivo fotográfico, se digitaron varios libros de la colección de incunables y consiguió la financiación para una impresora Braile.Al dejar la dirección de la Biblioteca, asumió las riendas del Teatro Municipal, que se debería llamar Teatro “Chato Buenaventura”, referente histórico y cultural de la ciudad, y no Enrique, quién a decir verdad, jamás tuvo una buena relación con esa institución. También en el Teatro deja su huella de gran ejecutora, pero su frustración es no encontrar a veces eco en las entidades oficiales y porque la empresa privada poco apoya a la cultura. Para presentar a Alfredo de la Fe y a la pianista rusa en días pasados, tuvo que “poner el sombrero” a Mary Ann de Eder y a Henry Eder, quienes generosamente pagaron los honorarios. El recaudo en taquilla no alcanzaba para cancelar todos los gastos.Ha comprobado en carne propia que en “la política no hay amigos”. Su salida intempestiva de la Biblioteca Departamental, orquestada por el representante López, le dejó un mal sabor, pero reconoce las capacidades y aciertos de su sucesora, Beatriz Otero, con quien trabajó varios años.Hay quienes la tildan de terca y exigente, pero es que pensar en grande en este pueblo es complicado. Sobre todo si no se tienen intereses personales ni politiqueros. Olla raspada¿Cómo se sostiene financieramente el Teatro?El Teatro está adscrito a la Secretaria de Cultura y Turismo del Municipio de Cali, del cual recibe un aporte anual para eventos artísticos que este año fue de $117.389.226 y para mantenimiento $260.683.761. A su vez, el Teatro le otorga 12 fechas a la Secretaría.¿Y en qué forma se sufragan los gastos del personal? Según acuerdo No.55 de diciembre de l999 del Concejo Municipal, el Teatro debe contar con un director técnico administrativo, una secretaria y una tesorera. Esta última casilla está cubierta por una contratista, y la Contraloría recomendó tener un contador, los cuales son pagados con dinero del Teatro, igual que el resto del personal: taquillera, luminotécnico, tramoyista, jefe de espectáculos, mensajero y asesor jurídico. Es de anotar, que algunos de estos contratistas llevan cerca de 10 años en la institución. Como el Teatro no tiene recursos asignados para todo este personal, le solicité en dos ocasiones a la Secretaria de Cultura, doctora María H. Quiñónez y a la subdirección de Recursos Humanos de la Alcaldía estudiar las posibilidad de un nuevo organigrama, ajustado a las necesidades reales de la entidad. Aún estamos esperando respuesta.Un teatro en alquiler¿Por qué se alquila el Teatro para grados y otros certámenes masivos que solo deterioran sus instalaciones?Debe alquilarse para su sostenimiento. El porcentaje de alquileres es del 75 %. El Teatro, además, ofrece tarifas diferenciales para apoyar entidades sin ánimo de lucro como Incoballet, la Orquesta Filarmónica de Cali y otras fundaciones e instituciones educativas. No obstante, el Teatro ha hecho alianzas estratégicas con instituciones como Bellas Artes y la escuela de teatro de Univalle. Asimismo, con la Alianza Francesa y Comfandi.Es claro que en los últimos años y en muchos casos, auspiciados por la Secretaría de Cultura y Turismo, en el Teatro se han presentado espectáculos masivos aptos para otros escenarios, donde el público pueda bailar y se sienta libre para subirse en los asientos. Son muy graves los daños ocasionados en el inmueble (sillas rotas con cuchillo, lámparas antiguas quebradas y personas que hacen sus necesidades fisiológicas en los tapetes) cada vez que se presentan. Reapertura del teatrinoHáblenos del teatrino, cuya reapertura y adecuación ha sido posible gracias a su empeño.El Teatrino existía desde los años 90 pero nunca tuvo una acústica apropiada y su misma arquitectura era limitante. Cuando llegué, el Municipio había invertido $100 millones en su reparación, pero faltaba mucho por hacer. Gracias a la nueva Ley de Espectáculos Públicos y a la voluntad del Alcalde, se decidió adecuarlo para que sirviera tanto para artes escénicas como para presentaciones musicales y que fuera multiusos. Logramos que hoy se hagan conciertos, presentaciones teatrales, conferencias y demás actividades culturales y educativas. La reverberación era de más del 7 % y logro bajar a 1 % con los paneles acústicos. En este momento se está mejorando la tramoya impermeabilizando el techo y se va a dotar con una pequeña cámara acústica. ¿Cómo logró que Cine Colombia donara una pantalla láser y un proyector de alta tecnología para el Teatrino? Se presentó una propuesta coherente que apoyara el proyecto que adelante Cine Colombia en poner a disposición del gran público, opera, teatro y ballet, pensando en las posibilidades de divulgación cultural a través de la imagen. Precisamente se va a oficializar la entrega de los equipos con la premiación del VI Festival Nacional de Cine y Video Comunitario de Aguablanca. A Munir Falah, gerente de Cine Colombia, le gustó la idea y en lugar de donarnos equipos usados, hemos recibido el mejor proyector que ha llegado a la fecha a Colombia.Más salsa que Bach y Mozart¿Cree que Cali es solo salsa y hip hop? ¿Por qué el Municipal no regresa a sus épocas de gloria con espectáculos de alto nivel, similares a los que presenta el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá?A partir de los 80, con las inmigraciones y las estéticas mafiosas el gusto del público ha variado mucho. Pero la ciudad no solo tiene tres entidades dedicadas a enseñar asignaturas culturales sino también instituciones que están formando orquestas, coros, artistas plásticos, teatreros, bailarines de ballet, danza y cineastas. Cali es una ciudad de gran talento, pero como otras expresiones hacen más ruido, la Cultura con mayúscula a veces pasa desapercibida.En cuanto a la no presentación de ciertos espectáculos en el Municipal, les cuento que tenemos un convenio con el Teatro Mayor y el Banco de la República de Bogotá. Lo que pasa es que los de allá cuentan con respaldo económico de bancos y empresas privadas y con boletería que se agota hasta de $400.000, mientras el apoyo privado en Cali no supera los $5 millones. Aquí el público se ha acostumbrado a que los espectáculos culturales sean gratuitos, a no ser de que se trate de grandes cantantes populares o de salsa. No obstante, hemos logrado traer Zarzuela y artistas internacionales de la talla del Dúo Amal, Anna Volovitch y Alfredo de la Fe.¿Por qué no fue posible la presentación del Réquiem de Mozart los días 13 y 14 de noviembre, por parte de la Banda Departamental?No se pudo presentar el Requiem de Mozart los días 13 y 14 de noviembre porque la Banda Departamental y el Coro Antonio María Valencia entraron en paro hasta que la Gobernación no les resuelva sus problemas presupuestales.¿Se hace más énfasis en lo social que en lo cultural?Si hay algo social es lo cultural. Yo diría que la mejor herramienta social es la cultura, pero son pocos los dirigentes como el actual Alcalde, que entienden que en el quehacer cultural tienen su mejor aglutinante social, el mejor mecanismo de convivencia y el medio ideal para que los seres humanos se sensibilicen y crezcan. Después de su exitosa gestión en la Biblioteca Departamental y, ahora en el Teatro Municipal, de cuya dirección se retira en diciembre, cuál es su próxima meta, ¿acaso la Alcaldía de Cali?No, la alcaldía no, pero sí continuar trabajando por mi ciudad y hacer realidad los sueños que me inculcaron mis ancestros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad