José Luis Perales, el poeta de la canción, vuelve a Cali; este es su perfil

Noviembre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País
José Luis Perales, el poeta de la canción, vuelve a Cali; este es su perfil

José Luis Perales ha realizado 27 producciones musicales y ha registrado más de 510 composiciones.

El próximo jueves 8 de noviembre, en el Teatro Jorge Isaacs a las 8:00 p.m., se presentará Perales. Un compositor brillante que se negaba rotundamente a ser cantante.

José Luis Perales enseñó a las generaciones de los años 70 y 80 que el amor es soñar oyendo una canción, las llevó a preguntarse: ‘¿Qué pasará mañana?’ y ‘¿Por qué te vas?’, a gritar: ‘¿Y cómo es él?’, a pedir ‘Que canten los niños’, a subirse en ‘Un velero llamado libertad’, a pensar en ‘Lo que fue de los dos’, y a suplicar: ‘Quédate conmigo’. Los llevó a creer en el amor con poemas cantados como ‘Te quiero’: “Cada vez que te beso me sabe a poco. Cada vez que te tengo me vuelvo loco”; y ‘Canción de otoño’: “A ti, que sufres cuando me esperas, que miras a las estrellas y que suspiras por mí”. Quién pensaría que estas letras amorosas y pacíficas serían censuradas. El propio Perales se sorprendió cuando en un programa de radio en Miami, un cubano le contó que un día, en La Habana, iba escuchando en su carro el casete de ‘Un velero llamado libertad’ y un guarda lo detuvo, le rompió la cinta y lo metió preso varios meses. Perales dice que iría a Cuba si lo invitaran, “porque los pueblos no tienen culpa de los políticos”. En tiempos de Pinochet, en Viña del Mar, en Chile, por su canción ‘Me gusta la palabra libertad’, le sugirieron cambiar el repertorio. “Y no fui”, dice Perales, quien afirma pertenecer a la izquierda pura, no a la ‘snob’; también asegura ser católico de ir a misa los domingos y un esposo, padre y abuelo realizado.Teniendo tantas composiciones, se repite a usted mismo? ¿El verdugo lo ataca sin piedad y dice: eso ya lo he cantado?Sí. Hay imágenes que se repiten mucho en los artistas, a mí me encantan el otoño, la lluvia, el cielo gris, las gaviotas, el gorrión, se cruzan por mis canciones sin control. Desde hace años ya no cruzan las gaviotas, ni aparece la lluvia en el jardín, ni el cielo está nublado nunca, porque reconocí que los críticos tenían razón. ¿Cómo le fue con la musa en ‘Calle soledad’?Ha sido un disco muy relajado, que yo no sabía que iba a hacer, siempre que termino uno no sé si voy a tener la capacidad de escribir otro, y cada que termino una gira, no sé si va a volver. Al final, las musas se empeñan, y aquí me tienes, con esta edad, haciendo canciones como si fuera un chaval de 18 años, inspirado nuevo y emocionado nuevo.¿A qué se debe que sea un disco más relajado que los demás?Ha nacido de manera tranquila, sin ninguna prisa ni presión de ninguna compañía, porque es independiente. Yo no tenía ninguna prisa y quería hacer un disco hermosísimo. Creo que lo he conseguido y es una satisfacción que sea Pablo, mi hijo, el productor, es el tercer disco que produce para mí y otros artistas. ¿En qué marca la diferencia este disco con los anteriores?Yo diría que la particularidad de los arreglos, está en la línea de ‘Navegando por ti’, el penúltimo, con músicos muy jóvenes, pero grandes músicos, que al entregarle las canciones las saboreaban como si fueran suyas, lo cual me hace sentirme más joven de lo que soy, cercano, querido. La mezcla se ha hecho en Suecia y hemos metido la Orquesta Sinfónica de Bratislava.Siempre habla con amor de su esposa. ¿Este disco está inspirado en ella?Está inspirado en la vida, en mis propias historias, hay canciones nostálgicas inspiradas en alguno de los amores de joven. Hay una inspiración muy especial hacia mi nieta Manuela, de 3 años. Manuela, mi mujer, también está muy presente. En cada canción de amor que veas, está ella.¿Por qué en su biografía de Wikipedia, dice que nació en Temuco, Chile, y que ese dato se reveló hace poco?No, no, eso es un error, yo nací en Cuenca, España, cerca de Madrid, en un pueblecito pequeño, Castejón, donde he grabado el video del disco, en la calle donde está la casa donde nací. Y de ahí nace la idea del título ‘Calle soledad’, la calle donde transité de niño de mi casa a la escuela. Si hubiera nacido en Chile, no tendría problema en decirlo, es un país maravilloso.¿Pero es cierto que mientras era electricista componía canciones, pero cuando le propusieron cantar no quiso?Bueno, ya tú lo sabes todo. (Risas) Veo que andas informadísima. Estudié para Maestro Industrial Eléctrico y me matriculé en la Escuela de Ingenieros de Electrónica, alternaba mi trabajo en una oficina para pagarme los estudios y un apartamento de soltero en Madrid, componía canciones y visitaba a jóvenes músicos, les enseñaba mis canciones, para ver si alguien quería grabarlas. No quería cantar, quería que otros las cantaran. Hasta que alguien empezó a cantar una canción mía y poco a poco fui haciendo temas para Raphael, Isabel Pantoja, Miguel Bosé, Mocedades, Julio Iglesias, Rocío Jurado, Jeanette, Paloma San Basilio, Rosa López, Mirla Castellanos. Hasta que un productor me dijo: ‘Yo quiero que cante’ y me empujó físicamente al estudio.El origen del 'poeta'Él se hubiera conformado con que sus canciones fueran interpretadas por Julio Iglesias, Paloma San Basilio, Raphael e Isabel Pantoja. Le encantaba componerlas, pero se negaba a cantarlas. Es más, mientras trabajaba como electricista en Madrid, acumuló decenas de composiciones suyas, esperando por un cantante interesado en ellas.Llamado ‘El artesano de la música’, en su niñez estuvo influenciado por el poeta Gustavo Adolfo Becquer, al punto que a los años escribió la canción llamada ‘Soledad’. Fue tras interpretar una de sus canciones en una fiesta que alguien le ofreció grabar un disco. En un comienzo no le gustó como cantante al director de una conocida firma, pero sí como compositor, eso era lo que Perales quería. “Lo de cantante no era mi espejo”, dice. En el fondo, estaba protegiendo su naciente relación amorosa con Manuela Carrasco, madrileña, ocho años más joven que él, que ya era imprescindible en su vida. Se conocieron cuando los dos trabajaban en la misma empresa, iniciaron su relación en 1968 y se casaron en 1977 y actualmente sigue su idilio. Él dice: “Yo, si no fuera por Manuela, estaría perdido”. Así es él, enamorado, tierno en extremo y fiel a su enamorada. También Mariana, su madre, fue motor de su carrera. Era ella quien le buscaba sus primeros auditorios entre la gente de su pueblo.Fue gracias a Rafael Trabucchelli, principal productor discográfico de España en los años 70, que la vida de Perales dio un giro. Él le propuso cantar, a lo que Perales se resistió cuanto pudo, pues pesaba más su vocación familiar, la vida de hogar y el celo por su intimidad. Le horrorizaba depender del escenario y de la crítica. Sin embargo, su composición ‘¿Por qué te vas?’, en la voz de Jeanette, consigue vender en un año cuatro millones de copias en todo el mundo, y Carlos Saura la incluye en su película ‘Cría cuervos’. Con tales éxitos, Trabucchelli convence a Perales para que cante, un hecho que el cantautor califica como accidental pero que tuvo como resultado un primer long play: ‘Mis Canciones’, en el que incluyó temas de 1973 y 1974, entre ellos ‘Celos de mi guitarra’, éxito en España y Latinoamérica. La enorme popularidad de Perales contrasta con la sencillez de su personalidad y su timidez, que lo ha llevado a rehuir a las fastuosas campañas promocionales de otras estrellas. Aún hoy, Perales se lamenta un poco de su decisión de convertirse en cantante: “Manuela y yo hemos padecido grandes soledades por todo ello”. Por eso su canción ‘A más de mil kilómetros de ti’. El locutor Jaime Echeverry Loaiza conoció a José Luis Perales en 1994 en un avión cuando viajaban de Bogotá a Cali. “Él venía al lado mío, junto a la ventanilla. Venía de chaqueta de jean, un poco barbado. Me percaté de su acento al hablar con la azafata y le pregunté: ‘¿Usted quién es?’. Me dijo: ‘Soy José Luis Perales’. Sentí una emoción muy grande. Venía a una gira promocional. Le pregunté cómo se inspiraba para componer, y él me dijo que la composición era para él como sentir sed y tomar agua porque le fluía muy rápido”.Para Echeverry Loaiza, “a Perales lo hace único la sencillez con que canta, es una voz natural, puesta en escena, con mucha música, mucha melodía, es un cantante que respira música a través de su voz”. Además, confiesa que es riquísimo entrevistarlo: “Tiene una gran versatilidad en la expresión del amor, tú le dices una palabra y él se extiende sobre ella. Habla con inspiración, con mucha fuerza de la poesía, con mucho amor. Dice que viajando en avión y mirando las nubes, tan cerca del cielo y de la tierra, es una inspiración para componer. Descubrí en él mucha poesía al hablar”.“Él decía que la sola composición le había dado un gran éxito y el aplauso y qué bueno depositar ese aplauso en otros artistas para que el aplauso se multiplicara, agrega el periodista. Rafael Ávila, conductor del programa radial ‘Desempolvando los viejitos’, bautizó a Perales como ‘El poeta cantor del mundo’ por sus composiciones “que han sido siempre inspiradas en el verdadero amor, ‘Amor sin límites’, ‘Me llamas’, ‘Quisiera decir tu nombre’, ‘El amor’. Sus canciones se hacen con el corazón y no hablan de cama, de sexo, sino de lo espiritual. Por eso lo catapultaron como un gran intérprete y compositor romántico”. Según Rafael Ávila, no hay que desconocer que las emisoras dejaron de radiar sus canciones, porque “aquí acabaron con las emisoras de baladas. Yo, por ejemplo, no conozco lo nuevo de Perales”. Un episodio con Perales que Ávila recuerda es un concierto en el que el español se lamentó de que su carrera le había quitado mucho tiempo con sus hijos, por tantas giras. Por eso él suspendió un tiempo, para dedicarse a su familia. “Es un tipo muy entregado al respeto, al amor, a los valores. Amoroso, respetuoso, no se le veía en escándalos, ni en rumbas”, concluye.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad