Jorge Jurado, el cartagenero que exhibe su arte en una iglesia

Enero 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Gaceta
Jorge Jurado, el cartagenero que exhibe su arte en una iglesia

Jorge Jurado, el artista cartagenero regresa al ‘Corralito de piedra’ con una obra que reflexiona sobre esa ciudad que hoy, abrazada por la fama internacional, parece haber perdido su esencia.

El artista regresa al ‘Corralito de piedra', su ciudad natal, con una obra que reflexiona sobre esa urbe del Caribe que hoy, abrazada por la fama internacional, parece haber perdido su esencia. Esta puede verse en el Santuario de San Pedro Claver.

¿Cómo surge la idea de ‘Recuerdo de infancia’, la obra que expone actualmente en el Monasterio San Pedro Claver, en Cartagena, y que habla justamente de esa ciudad en la que usted creció? Hay un común denominador en toda mi obra y es la parte de la memoria: siempre me gusta traer al presente cosas del pasado. Así que, el año pasado, por cosas del azar, encontré unos archivos fotográficos viejos. El más nuevo tiene 35 años. Algunos eran míos, otros me los habían regalado en un momento dado, pero todos coincidían en que reflejaban a una Cartagena que indiscutiblemente ya no existe, y que fue esa Cartagena donde yo crecí y pasé mi juventud. Entonces surgió de inmediato la idea de usarlas para poder expresar ese sentimiento. Un sentimiento de nostalgia...Claro. Yo ahora vivo en Bogotá y todo esto surgió a partir de la distancia. Pero ahora que la exposición está expuesta ha pasado algo muy curioso, las personas que la ven empiezan a tratar de identificar cuáles son las calles o los sitios de las fotografías. Se vuelve casi que un juego porque algunas de las calles han cambiado mucho. Entonces empiezan a especular cuál calle es cuál. Aquí, en Cartagena, de manera muy coloquial, se dice que esta es la ciudad de las fachadas, porque las casas mantienen su fachada, pero la parte interior la han modificado de una manera extrema y ya no es lo que ellas fueron en algún momento. Y eso es nostalgia. Incluso hubo un amigo escritor de Barranquilla que la vio y me dijo: “Aquí más de uno va a llorar cuando vea estas calles”. ¿La exposición es entonces un canto a esa Cartagena que alguna vez nos perteneció a los colombianos, pero que hemos perdido un poco, precisamente por su internacionalización?Justamente esa es la razón de ser de la obra. Yo una vez llegué y dije “esta no es mi Cartagena”. Y es que de alguna manera me siento foráneo cuando llego acá porque de alguna forma se está convirtiendo en una ciudad muy impersonal, precisamente por todos los turistas de todas partes que la visitan. Así que cuando yo recorro las calles, lo que hago es añorar aquel sitio donde jugábamos de niños, donde nos encontrábamos, en fin... Sobre todo yo, que nací y crecí en el centro amurallado, nada menos que en la famosa calle Tres Esquinas, una de las más representativas.En ‘Recuerdo de infancia’ usted continúa con la misma propuesta de trabajos anteriores de sobreponer imágenes sobre otras. ¿A qué obedece ese estilo? En mi obra siempre utilizo elementos que aparentemente son disímiles el uno del otro y con un carácter ecléctico. Lo que quiero reflejar es la simultaneidad en que vivimos la era actual, la era digital. Yo siempre pongo un ejemplo y es cuando estás en tu computador y tienes diferentes ventanas abiertas con diferentes programas... tienes Facebook, Word, tienes un chat abierto, qué se yo. La forma como la información bombardea al ser humano de manera simultánea es lo que he ejemplificado en mi obra. Prácticamente es eso, tú estás viendo televisión en tu casa y pasas de un canal a otro, uno en francés, otro en alemán, entonces esa simultaneidad de la información como es hoy en día es lo que queda ejemplificado en mi obra.¿Podría decirse que hay cierta influencia del collage? Indiscutiblemente, sí. Aunque no son collage, pues no hay nada pegado, el origen de esa multiplicidad de imágenes es el collage.¿Cómo ha sido exponer en un una iglesia?No es la primera vez que se hace. Y ahora con la Bienal de Arte, que se inicia el 7 de febrero, será interesante ver estos espacios tomados por el arte. Mi exposición estará hasta el 3 de abril en la Sala de Exposiciones itinerantes del Santuario de San Pedro Claver.El uso del color en su obra es muy contundente. ¿A qué obedece esa decisión en su trabajo?Si bien tiene que ver con mis orígenes caribeños, creo que obedece más a mi cercanía con el arte pop. De esta cultura adopté el uso de los colores estridentes y llamativos y me siento bien utilizándolos en mi obra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad