“Jairo Varela llevó la música de Colombia al mundo entero”: Alfredo de la Fe

“Jairo Varela llevó la música de Colombia al mundo entero”: Alfredo de la Fe

Octubre 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de GACETA
“Jairo Varela llevó la música de Colombia al mundo entero”: Alfredo de la Fe

En la foto, Alfredo de la Fe durante la celebración de los 20 años de Zaperoco.

Durante el Mompox Jazz Festival, el violinista cubano conversó con GACETA sobre el homenaje que le rendirá a quien fuera su gran amigo, Jairo Varela, al tocar con la Orquesta Filarmónica de Cali los temas del compositor de ‘Cali pachanguero’.

Cali es, sin duda, una ciudad muy cercana a usted. Hace poco tuvimos el honor de tenerlo de nuevo en la ciudad...Yo entré a Colombia por Cali, en 1983, por medio de Larry Landa, quien me llevó a tocar a Juan Pachanga, en Juanchito. Iba por tres semanas y terminé quedándome 14 años. Así empecé a descubrir Colombia y a encontrar grandes amigos.¿Y por qué dejó de venir por tanto tiempo?Por trabajo, principalmente. Mis últimas visitas han sido a la Costa, a Bogotá y a Medellín. La última vez fue hace diez años en una Feria de Cali. Pero lo importante es que ahora que volví pude recordar temas míos que eran himnos en la época de Juan Pachanga y que la gente y yo disfrutamos mucho volviéndolos a escuchar.Eran tiempos del Hotel Aristi...Sí. Yo vivía en el Aristi, en el piso 15. Allí vivió Héctor Lavoe conmigo un tiempo. Y ‘El Conde’ Rodríguez también.¿Y cómo era su vida en ese tiempo?Rumba ‘ventiada’. A las 12:00 del día todavía no me había acostado. Fue una época de rumba dura. Y mi casa era la casa del ritmo. En Juan Pachanga trabajaba de 3:00 de la madrugada a 8:00 de la mañana y llegábamos a mi apartamento a seguir la fiesta. Fue tenaz, pero también la pasaba bueno. Ahora llevo 27 años rehabilitado sin tomarme un solo trago, contento, feliz, metido en varios proyectos y escribiendo un libro.¿Sus memorias?Sí claro. Incluye todas esas locuras.La noticia que nos regaló en el Mompox Jazz Festival es que estará en Cali rindiéndole un homenaje a Jairo Varela...Sí, estaré en la Feria de Cali tocando con la Orquesta Filarmónica los temas de Jairo. Habiendo sido tan amigo de Jairo Varela. Me enteré de su muerte en Estados Unidos, por Internet. Él y yo fuimos grandes amigos, o más bien somos grandes amigos, porque ese tipo de personas, para mí, nunca mueren, porque su música llegó a todos los rincones del mundo. Jairo Varela hizo posible que la música colombiana se escuchara en el mundo entero. Me dio mucha tristeza su muerte, pero me parece que también le hicieron un gran homenaje. Y otro gran amigo que tuve fue Piper Pimienta, tuvimos una amistad divina y todo fue muy lindo con él. Nos sentábamos muchas veces en la calle a charlar. ¿Qué anécdotas recuerda de Jairo Varela?Él era un tipo muy serio, nos íbamos a sus estudios y pasábamos días allí haciendo su música. Y siempre que coincidíamos en alguna ciudad para algún concierto me invitaba a tocar con él. Entonces siempre me preguntaba que si traía el violín.¿Cómo aprendió a tocar el violín?Yo estudié música en La Habana, en Varsovia y en Estados Unidos, pero la mejor escuela se ha dado a través de los 95 países que conozco.¿Por qué el violín es tan poco usado en la salsa?Porque es un instrumento muy clásico, muy sutil, y es muy difícil interpretar algo rítmico con un violín, a no ser, claro está, que se cambie la manera de tocar.El experimento de tocar con orquestas filarmónicas es cada vez más apreciado. ¿Qué siente usted al tocar salsa con ellas?Con una orquesta se compenetra más la fusión entre el músico clásico y el músico rítmico. Funciona muy bien. La fuerza de una sinfónica o una filarmónica es muy grande. Poder tocar con tantos instrumentos es imponente.¿Cómo ve ahora el escenario salsero en el mundo comparado con lo que fue en los años 70 y 80?La salsa ha ido perdiendo fuerza en el mundo, aunque no pasa así con el baile. Y es Colombia, precisamente, la que la mantiene viva. Eso decimos todos los artistas de salsa: gracias a este país es que nosotros todavía estamos vigentes.¿Qué se puede hacer para recuperar la fuerza de la salsa?Volver a tomar riesgos, hacer cosas como lo que se hizo con la creación de Fania. Hay que volver a hacer alguna cosa nueva. Desde esa época no nos hemos renovado. Y eso también se debe a que la gente quiere oír lo mismo. Pero ese público es mayor y el joven no está metido en lo de ayer. A él hay que llegarle con un formato más actual.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad