Habla Martin Barón, quien inspiró la película 'Spotlight'

Octubre 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Enrique Patiño* / Especial para Gaceta

Martin Baron, editor de The Washington Post y ganador de diez premios Pulitzer, hizo parte del equipo que investigó el escándalo sexual que inspiró la película 'Spotlight', ganadora del premio Óscar. A su paso por Colombia habló con Enrique Patiño.

Cuando Martin Baron se sentó en el teatro Dolby de Los Ángeles para esperar el anuncio de los ganadores de los premios Óscar de la Academia, esperaba ganar, por supuesto, pero no tanto por él, sino por los miles de colegas en el mundo que habían perdido las esperanzas en el oficio y podían contagiarse con la historia.

La cinta ‘Spotlight’ lo retrataba con nombre propio, tanto a él como al grupo de aguerridos periodistas de The Boston Globe que revelaron en una profunda investigación los abusos sexuales a menores de edad por parte de sacerdotes pertenecientes la arquidiócesis de Boston.

El protagonista que era encarnado por Liev Schreiber se parecía tanto a Martin Baron en la cinta que algunos amigos alcanzaron a pensar que era el mismo editor serio, casi estoico y de pocas palabras de medios como The Miami Herald, The Washington Post, The Boston Globe o The New York Times. Pero Baron es de un perfil bajo. Lo vio todo de lejos y volvió a trabajar.

Baron, considerado por sus colegas como el mejor director de periódicos de los Estados Unidos de todos los tiempos, reafirmó con este premio su leyenda de bajo perfil. Porque él no hace muchos aspavientos, sino que prefiere reflexionar y darles los créditos a los periodistas que lo apoyan y al periodismo mismo, como lo hizo en el discurso inaugural de la ceremonia del Festival y Premio Gabriel García Márquez en Medellín el pasado 29 de septiembre.

[[nid:589619;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/spotlight-gaceta.jpg;full;{Este es el elenco de la película 'Spotlight'. Especial para GACETA}]]

¿Cuál es el mensaje para los medios que han dejado de destinar fondos a investigaciones de largo aliento y prefieren las notas ligeras?

Lo más importante para los medios de hoy es ser capaces de mantener nuestra credibilidad con el público. El público en general quiere que sigamos haciendo las investigaciones a fondo de los poderosos de nuestra sociedad. Y eso es necesario para poder tener una sociedad equilibrada. Aunque no lo parezca, hacer las investigaciones es para los medios la misión más importante.

Después de una investigación tan larga, ¿cómo sabe un editor cuál es el momento indicado para publicarla?

Nunca sabemos, porque siempre hay más cosas para investigar, más niveles, más fondo, más historias. Nunca lo sabemos en realidad, pero es importante sacarla cuando sepamos que esa pregunta que tratamos de contestar está resuelta.

La llegada del internet cambió la dinámica de los medios de comunicación positivamente y negativamente. ¿Cómo adaptarnos a esos cambios?

Tenemos que reconocer que es un nuevo medio y que ofrece nuevas formas de contar historias. No podemos depender de las formas tradicionales de contar porque la mayoría de la gente está subiendo la información por plataformas digitales, primordialmente por móviles y redes sociales.

Tenemos que lidiar con todo eso y cambiar nuestras formas de contar historias. Hay nuevas herramientas para hacerlo y debemos aprovechar ese estilo más familiar de dejar escuchar y participar a través de una voz propia.

Se dijo que los medios de comunicación iban a morir muy pronto con la llegada del Internet. Pero los lectores están creciendo. ¿Qué pasó?

Hay una gran variedad de medios y una gran demanda entre el público para acceder a la información. Y eso implica ofrecerles información sobre sus gobiernos, información sobre sus empresas poderosas, sobre las personas adineradas de su sociedad y país, sobre muchas cosas en general que la gente necesita conocer. Hay una demanda del público por información y los medios tienen la obligación y la necesidad de proveerla.

¿Cómo hace para balancear un medio como The Washington Post la velocidad de reacción y la profundidad?

Tenemos dos misiones: la misión de proveer información de inmediato porque hay una demanda en el público por información casi instantánea, que genera otra necesidad: que nuestra sala de redacción provea alertas e historias casi inmediatamente. Pero también hay una demanda por investigaciones e historias más largas para investigar más a fondo. Es una obligación para nosotros hacer las dos. Sentimos la demanda del público para que no bajemos nunca la calidad.

La presión de Donald Trump ha afectado al Washington Post directamente. ¿La presión del Gobierno de Estados Unidos también afecta a los medios?

Tenemos varios conflictos con este candidato, pero tenemos conflictos con Hillary Clinton también. Siempre hay conflictos entre la prensa y los candidatos, pero él tiene una clara actitud de hostilidad contra la prensa de los Estados Unidos y ha dicho que va a imponer represalias contra The Washington Post. Está en contra de la cobertura de nuestro medio e incluso nos negó las credenciales de prensa para cubrirlo por muchos meses. Pero seguimos haciendo nuestro trabajo. No necesitamos las credenciales de la prensa y podemos hacer investigaciones igual sobre él, que es lo que hicimos: lo investigamos a fondo y hemos publicado un libro sobre él.

[[nid:589417;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/especias-gaceta.jpg;full;{El actor de la película 'Spotlight' Liev Schreiber y, a su derecha, el periodista Martin Baron. Especial para GACETA}]]

Otras instituciones en Estados Unidos también están blindadas contra la prensa…

Sí, claro. Siempre hay las instituciones privadas e instituciones gubernamentales que han creado un muro contra la prensa. Es su manera de protegerse, pero tenemos la obligación de enfrentar esas murallas y desenterrar la información de otra manera.

Usted ha vivido el proceso antes del internet y después del internet. ¿Era más fácil antes o ahora?

Era más fácil antes, porque casi éramos un monopolio y había muchas protecciones para nuestra industria. No enfrentábamos tanta competencia, no había tantos cambios tan rápidos en nuestra industria. Entonces, obviamente, la profesión es más dura ahora.

Como editor y director, ¿cuál considera que es su toque personal en el oficio?

Trato de escuchar al personal en la sala de redacción. Ellos tienen mucho que decir. Ellos no solo dependen del liderazgo del editor, sino que deben ser sus propios líderes.

Usted vio la película ‘Spotlight’ y fue al auditorio de Los Ángeles a verla recibir el Óscar. ¿Cómo fue ese momento?

Fue increíble. Nunca me imaginé que habría una película sobre mi carrera, sobre una investigación, aquella investigación que hicimos cuando trabajaba en The Boston Globe sobre los tabús de los sacerdotes en la Iglesia católica. Pero la película ha sido una puerta abierta para conocer la vida real de los periodistas, y eso me gustó mucho.

Cuando ganó, fue una sorpresa para nosotros porque pensábamos que otra película iba a ganar. Hoy, significa mucho para los periodistas que estuvimos en la premiación, pero significa aún más para los periodistas en el mundo.

Cuando estaba haciendo la investigación en The Boston Globe, tenía al lado una carta que le había escrito el padre Thomas Doyle. Ahora, ¿qué lo acompaña para reafirmar su convicción por el periodismo?

Recuerdo bien esa carta. Ahora esa carta está en los archivos de mi casa. Por ahora, no tengo nada. Esa carta me recordaba a ese hombre que había trabajado por muchos años para revelar los abusos de los sacerdotes y luchado para que la iglesia hiciera algo para cambiar la situación. Él expresó en esa carta su agradecimiento por el trabajo que hicimos.

¿Cómo deben los medios cubrir el tema de la paz en Colombia? ¿Desde un punto de vista neutral o tomando posición?

No debería comentar sobre el rol de la prensa aquí en Colombia. Eso les corresponde a ustedes.

*Enrique Patiño. Escritor, periodista y fotógrafo colombiano. Autor de las celebradas novelas ‘La Sed’ y ‘Ni un paso atrás’.

“Las personas están conversando en las redes y los medios debemos entender cómo funcionan. Las redes serán esenciales para que las historias sean diseminadas a millones de personas”.

“Las historias largas pueden atrapar lectores pero deben presentarse en los formatos en los que hoy la gente consume la información. Todo lo que hagamos debe merecer el tiempo y la atención que el público le dedica”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad