Gánese uno de los 10 pases dobles que entrega Elpais.com.co para Barrio Ballet

Gánese uno de los 10 pases dobles que entrega Elpais.com.co para Barrio Ballet

Marzo 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Gánese uno de los 10 pases dobles que entrega Elpais.com.co para Barrio Ballet

‘Barrio ballet’ será presentado el 30 y el 31 de marzo, a las 8:00 p.m., en el Teatro Municipal. Boletas: $60.000, $40.000, $30.000 y $10.000.

Desde las 2:00 p.m estará abierto el concurso en la Fan Page de El País para que puedan asistir a la obra Barrio Ballet, que este año Incolballet celebra los 25 años de su creación.

Elpais.com.co le entregará a sus lectores 10 pases dobles para asistir a la emblemática obra Barrio Ballet, que será presentada este 30 y 31 de marzo, en el Teatro Municipal. Para deleitarse con este espectáculo, solo debe ingresar desde las 2:00 p.m. a la fan page de El País y concursar. Barrio Ballet es una obra emblemática de Incolballet, que celebra este año su 25 aniversario. Esta historia es una exaltación del espíritu del bailarin caleño. La obra fue concebida en 1984, cuando Cali entera estaba concentrada en organizar los festejos de los 450 años de su fundación, que se celebrarían en 1986.En ese tiempo, Gloria Castro llevaba ocho años empeñada en conformar una compañía de ballet. Convencida de que la celebración era la oportunidad de mostrar que su colegio iba por buen camino, comenzó a pensar cómo podría mostrar su labor, “pues cada vez me convenzo más de que lo que no se muestra no existe”, dice.“En principio pensé en hacer algo español, porque Antonio Gades me había ofrecido venir a bailar con el grupo, pero mi gente estaba muy bichecita”, prosigue. Además, no encontró muchas tradiciones musicales coloniales aquí; luego pensó en el vals, hasta que llegó la idea loca: mezclar ballet clásico con la música que se escuchaba en los barrios populares de Cali. Con el coreógrafo cubano Gustavo Herrera recorrieron bares, grilles y guateques para saber qué se escuchaba y cómo se bailaba. Y se asesoraron de los expertos Gary Domínguez y Rafael Quintero. Siguió la búsqueda de un músico académico “que no tuviera miedo de lo popular. Conseguí uno (no digo cuál), pero eso no funcionó. Entonces comencé a buscar música grabada instrumental”.Y sigue la maestra: “Yo quería contar la evolución del baile desde la contradanza europea, su apropiación por los negros haitianos del Siglo XVIII y cómo en Cuba dio origen a la danza, el danzón y el son, y de éste a la salsa en Nueva York. Fue muy audaz y estaba asustada, pues no podía caer en la revista musical”, rememora. Para completar, no tenía bailarines profesionales propiamente dichos: “En ese entonces habían salido como tres promociones del colegio, con las cuales intentaba armar la compañía”, dice. Apoteosis desde el estrenoLuego el vestuario no gustó: “Ni muerta antes que salir con él, dije”, y hubo qué hacer uno nuevo en una semana, y es el mismo que se usa hoy.Año y medio después de comenzar y pesar de los contratiempos, ‘Barrio ballet’ fue estrenado el 26 de noviembre de 1986 en el Teatro Municipal con éxito clamoroso, tanto, que sentó las bases del Ballet de Cali y la profesionalización de los egresados de Incolballet. Y sigue siendo su obra más exitosa: más de 1.600 funciones en varios países del mundo.Fue tal el impacto, que a Gloria Castro llegaron a proponerle que la compañía se llamara Barrio Ballet, pues muchos quedaron convencidos de que “nosotros bailábamos salsa o que yo tenía que seguir haciendo sólo ese tipo de ballet”, rememora. “Pero nosotros no bailamos salsa, porque cuando llegamos a esa parte usamos el lenguaje clásico”, explica.Los recuerdos de presentaciones abundan: el sonidista Hárold Ordóñez, quien sólo ha dejado de asistir a dos de las 1.6oo funciones, no olvida una “presentación en Subachoque, Cundinamarca, donde alumbraron con antorchas el camino hacia el escenario y los campesinos salieron a vernos. Y en el exterior he visto gente llorando”, dice.Werner Luhrsen, director escénico cubano que lleva 19 años montando ‘Barrio ballet’, recuerda “la ovación en la Expo Mundial de Lisboa 98 y una función en un centro cultural de Suiza donde había gente sentada en los pasillos, lo cual escandalizó a los directores del teatro. Hubo qué hacer dos funciones adicionales”, cuenta.“No, lo más impresionante fue París, en 1990”, tercia Gloria Castro: “En la función tenía sentada a mi derecha a una de las mejores bailarinas de la Ópera de París y a mi izquierda el presidente del Consejo Internacional de la Danza. Yo estaba muerta de susto y les dije a los bailarines: ‘Ustedes hagan de cuenta que están en Yumbo o en Jamundí. Si la gente no aplaude, se retiran dignamente’. Pero la bailarina estaba fascinada con la manera de moverse la compañía”.El delirio que desata la obra ha traído inconvenientes, como cuenta Harold: “En una presentación el aplauso fue tan ensordecedor, que no alcancé a entrar a tiempo con la música y se me vino toda la compañía encima, comenzando por la que sabemos”. Y no quiere recordar los tiempos en que trabajaba con grabadora de carrete y se enredaba la cinta.En lo que todos están de acuerdo es que no se cansan de ver ‘Barrio ballet’: “Fui yo quien sugerí volver a presentarlo para los 25 años de la obra”, dice Ordóñez.Y añade Luhrsen: “La gente siente que es lo que ha soñado ver y yo no tengo sino buenos recuerdos, por difíciles que hayan sido las condiciones del escenario”.Lo que se verá viernes y sábado en el Municipal es la misma obra estrenada hace un cuarto de siglo: “Lo único que ha cambiado es la escenografía”, dice la maestra Gloria Castro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad