Fundación Nuevo Periodismo premiará la mejor escultura inspirada en su premio de periodismo

Fundación Nuevo Periodismo premiará la mejor escultura inspirada en su premio de periodismo

Julio 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de GACETA
Fundación Nuevo Periodismo premiará la mejor escultura inspirada en su premio de periodismo

Jaime Abello, director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano.

El director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano habla sobre la convocatoria para que artistas propongan una escultura conmemorativa para su premio de periodismo.

Jaime, ¿cómo surge la idea de crear una escultura para ser entregada a los ganadores del Premio de Periodismo Gabriel García Márquez?El premio de periodismo de la Fundación, que es una estrategia central nuestra, ha tenido varias fases. La primera fue cuando tuvimos el premio en Monterrey. En ese momento, nuestro aliado, que era Cemex, le encargó al Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey desarrollar un concepto. Así, a lo largo de los diez años que duró esa primera fase contamos con un artista local que aportó diversas versiones de una escultura que se les entregaba a los ganadores. Luego entramos a esta nueva etapa en la cual el premio de periodismo de la Fundación cambió sustancialmente en sus características como son categorías, nombre y aliados. Ahora somos el Premio de Periodismo Gabriel García Márquez. La primera versión de esa nueva etapa se realizó el año pasado en Medellín, pero fue un poco contra el tiempo, y no tuvimos espacio para desarrollar el proyecto artístico correspondiente. Así que lo estamos haciendo este año. Y resultó del consejo consultor la idea de que se convocara un concurso abierto para una escultura emblemática. Esta es, también, la oportunidad de rendirle un homenaje a nuestro Nobel. El tema al que deben aludir quienes participen en el concurso es a esa famosa frase de García Márquez: “El periodismo es el mejor oficio del mundo”...Sí, ese es el tema central. Pero esto es apenas un elemento de referencia o de inspiración. Los artistas tienen plena libertad creativa dentro de unas características más de tipo técnico y de dimensiones. Me refiero a que debe ser portable, reproducible, original y funcional.Eso quiere decir que están dispuestos a recibir propuestas de todo tipo...Exacto. No estamos casados con nada. Debe tener coherencia con que es una escultura que hará parte de un premio, entonces sí tiene que tener una potencia simbólica que le corresponde al artista generarla. Pero en general hay plena libertad creativa.Entonces la figura de Gabo no necesariamente debe reflejarse en la escultura...No. No es necesario. Pero si algún artista hace algún tipo de referente figurativo y lo hace de manera apropiada, pues seguramente el jurado lo va a considerar, pero no es indispensable.Gabriel García Márquez siempre fue muy cercano al arte. Hay un texto bellísimo suyo sobre Feliza Bursztyn, una de las más importantes escultoras que hubo en Colombia. Y en general fue amigo de artistas y escribió sobre arte. ¿Recuerda usted alguna predilección suya por la escultura? Con el tema de la escultura per se, no. Pero sí es clarísimo que tanto Mercedes como él vivieron siempre en medio del arte. No como coleccionistas, pero siempre estuvieron familiarizados con el arte. Él escribió no solo ese sino muchísimos textos sobre arte y en su casa aún se respira arte. Hablemos del premio. En esta ocasión ustedes recibieron 1400 trabajos de 35 países. ¿Cuanto creció frente al año anterior y qué cambios vieron reflejados? Creció ligeramente. Lo que sí nos resultó muy interesante es comprobar que este año hay muchos concursantes nuevos. Hemos descubierto que no necesariamente los que participaron el año pasado lo hicieron de nuevo esta vez. Es decir, tenemos una alta tasa de renovación, lo que es muy bueno. Uno de los factores que identifican al premio es la idea de impulsar la innovación. ¿Qué tanto se está innovando en el periodismo hecho en América Latina? Hay innovación, y eso ya es importante. Y es que el periodismo contemporáneo está en un proceso de cambio permanente. Como decía Gabo, se reinventa todos los días. Lo que pasa es que ya no es solo reinventarse las historias sino los modos de relacionarse con la audiencia. Cambian los formatos, cambian las aplicaciones tecnológicas para comunicarse con el público. Por eso, el periodista de hoy debe asumir sin miedo el aporte que los cambios tecnológicos puedan ofrecerle en su práctica profesional. En ese sentido, la función del Premio Gabriel García Márquez es mostrar cuáles son los modelos más interesantes de innovación y destacarlos. Así mismo, proponer nuevos caminos, nuevos referentes y compartir experiencias. Si se revisan los premios del año pasado se encuentran proyectos que han unido periodismo con tecnología con arte con bases de datos. Es que hoy las historias no solo se cuentan con palabras e imégenes sino con números y datos, porque la posibilidad de dar forma periodística a datos procesados e investigados en distintos bancos de información hace que ya no todo dependa de la fuente oral tradicional.El premio de la excelencia otorgado a Giannina Segnini es un buen ejemplo de innovación periodística... Sí, porque ella fue capaz de transformar su periodismo de investigación de historias tradicionales, en historias con datos. Todo esto nos habla de un oficio que tiene unos cambios interesantes y de los que todo periodista tiene que estar atento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad