'Fototropismos', una exposición para superar la violencia

Julio 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
'Fototropismos', una exposición para superar la violencia

La resiliencia o capacidad de sanar heridas tendrá, desde hoy, un lugar en La Tertulia. No deje de ver ‘Fototropismos’, de Elías Heim.

A pocos meses de haber estrenado su renovada imagen, la Sala Maritza Uribe del Museo de Arte Moderno La Tertulia ha sido presa de la violencia. 32 orificios hechos por impactos de bala de un arma calibre 9 milímetros, dan cuenta de ello. Pero en ese entorno que evoca dolor, cinco árboles frutales dan la mejor lección de resiliencia, enseñan esa profunda capacidad que tienen los seres vivos de sobreponerse al dolor emocional y las situaciones adversas. Así, dejan ver cómo por los orificios que han dejado las balas en sus agrestes estructuras metálicas, siguen su rumbo, florecen y dan fruto, ¡como si nada hubiera sucedido!El autor intelectual y material de tal panorama es Elías Heim, quien llega al Museo de Arte Moderno La Tertulia con ‘Fototropismos’, una propuesta que invita a reconocer las heridas, a hacer la catarsis pero también a seguir. Este trabajo pretende pasar la página y mirar al futuro, “no darle tantas vueltas al tema de la violencia sino proyectarlo. Si somos optimistas vamos a tener un mundo distinto”, explica Heim.Todo eso porque el propio Elías tiene “muchos interrogantes frente a las futuras generaciones, que van a tener seguramente un panorama muy distinto, una visión de la sociedad y la cultura sin conflicto”.Asegura que “no es una idea muy loca balear el museo, en cualquier momento puede suceder y quise mostrar la fragilidad. Hoy vemos cómo en minutos se ha acabado con el patrimonio de un país”, explica este artista de origen judío. En la Sala, cuyas paredes están baleadas y cada punto de impacto es remarcado por la luz de un láser, también está ‘Premonitoria’, una colección de seis camas en madera, que se mueven de manera sincrónica conforme a la intensidad de la luz. A través de estas camas Heim quiere reflejar esas angustias que roban el sueño y la tranquilidad en las noches. Así, la intensidad de la luz tiene como punto focal la zona lumbar del cuerpo. A medida que la luz se hace más fuerte, la cama refleja esos típicos movimientos que una persona experimenta al dormir, como el recogimiento o esa imperiosa necesidad de asumir una posición fetal. Y cuando la luz baja, todo vuelve a la tranquilidad. “La fantasía que tengo es que si eso me ocurre a mí y hago todo este barullo de noche, y si tal vez todos tenemos esas mismas sensaciones, nos acompañemos”.En la exhibición, Heim también recorre sus pasos por esta sala y hace un viaje a la memoria con una compleja estructura que escanea una de las paredes del recinto, muestra de qué está hecha, sus modificaciones y el ser objeto de arte. “Con la máquina rememoro la historia de la pared en donde han estado algunos trabajos míos, y que ha sufrido algunas reparaciones, quiero hablar de la cicatriz, de como eso se cura y recuerda lo ocurrido”, explica.La luz será a lo largo del recorrido, el eje de esta exhibición que estará disponible hasta octubre.Más de su obraUn total de 20 dibujos, hechos con carboncillos de los propios árboles que se exhiben, son la memoria gráfica del comportamiento de las plantas. Al final, el espectador encontrará llanas (herramientas para resanar paredes)que recrean las marcas que han borrado.La exposición puede visitarse de martes a sábado de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. ($4.000 general y $2.00 estudiantes). Domingo de 2:00 a 6:00 p.m. (Gratis).La obra1. ‘Fototropismos’ muestra cómo las plantas buscan la luz a través de los orificios producidos por las balas. 2. En ‘Premonitoria’, las camas son un reflejo de esos temores y angustias que roban el sueño. 3. A través de un láser se remarcan las heridas que ha dejado un ‘Juego cruzado’. 4. Con el escáner se hace un viaje a la memoria del edificio y la relación de Heim con el espacio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad