Festival de percusión Tamborimba, que se realiza en Cali, en su recta final

Junio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Festival de percusión Tamborimba, que se realiza en Cali, en su recta final

Pedrito Martínez, percusionista e invitado especial a la V festival Tamborimba, que se realiza en Cali.

El País habló sobre santería y ritmo con su invitado especial, Pedrito Martínez, quien a su vez se encargará de clausurar el evento.

Tiene su propio santo: Elegua. Pedrito, el joven que no iba a la escuela y que desde una ventana y con una libretica anotaba lo que entendía de los cantos de santería, hizo su proceso y dice que fue bendecido por los altos espíritus. Sí, bendecido para cantar y tocar la percusión como ningún otro. Por algo su nombre, Pedrito Martínez, es un referente obligado para quienes se precian de ser conocedores de la música internacional y estudiosos de la percusión. Por algo, él clausurará el V Festival de Percusión Tamborimba, que se realiza en Cali. Su música es de culto porque además de tener en su esencia sonidos propios del folclor, él hizo carrera para tener el derecho a interpretarla. Creció en el barrio Cayo Hueso de La Habana, Cuba, escuchando los ensayos de la Orquesta Aragón mientras, en otra esquina, escuchaba música folclórica. Tuvo que secarle el sudor a sus maestros, lavar los platos de las ceremonias, cargar instrumentos y esperar el momento para tener derecho a tocar los tambores. “Los viejos siempre me acogieron. A mí me buscaron, era el elegido para estar al lado de los dioses de la percusión”, dice. Aunque su música es del mundo y ha conquistado con ella públicos de Europa y Estados Unidos, este jueves hará su primera apuesta con el público latino, pues Cali es la primera plaza en toda América Latina en la que ofrece un concierto.Pese al éxito de su música y pese a no tener discos grabados –la mejor evidencia de su música son los videos disponibles en YouTube– Pedrito Martínez es fiel a su origen, por algo porta en su muñeca una pulsera verde con amarillo, que le recuerda a Orula; y otra de colores rojo, blanco y negro en honor a su santo, Elegua, “el que abre los caminos”. Dice que por la música folclórica él fue capaz de pasar por siete religiones. Hoy es fiel a una: “Mi propia espiritualidad y los valores que me inculcaron mis padres. Yo no quiero el mejor grupo ni el más virtuoso, sino uno que ame tanto la música como yo”. De las religiones rescata lo positivo, lo motivador, y no busca ser impositivo con una propuesta santera. Eso sí, el único ritual que tiene antes de un concierto es decirles a sus músicos: “Señores, vamos a partirla”. Ahí es cuando se ve y se siente que Pedrito sí fue bendecido para la música.La cátedra de Pedrito Con su ágil golpeteo y la fuerza de su interpretación en el manejo de los tambores, el cubano Pedrito Martínez, este martes ofreció un taller de folclor cubano en el Auditorio del Centro Cultural de Cali. Allí, Pedrito y su grupo hablaron de sus inicios en la percusión, cuando a la edad de 11 años ya hacian parte de la agrupación ‘Los Muñequitos de Matanza’, hasta su triunfo en el concurso ‘Thelonious Monk Institute Competition’ que le abrió las puertas del mundo de la percusión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad