Este martes se inaugura la exhibición de pinturas de Vicente Rayo

Este martes se inaugura la exhibición de pinturas de Vicente Rayo

Agosto 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | El País.
Este martes se inaugura la exhibición de pinturas de  Vicente Rayo

Vicente Rayo tiene 67 años. Dice que en el estudio de su casa, en Roldanillo, a veces siente la presencia de su hermano Ómar. “Para mí, él sigue vivo”.

Se trata de 'Virrayo', como lo llamaban en la escuela, es el hermano menor del maestro Ómar Rayo. La diferencia entre los dos era de 20 años.

Es un Rayo nacido en Roldanillo. Las formas geométricas están presentes en su pintura y el juego con el color es  explosivo. No tiene límites. Responde a la necesidad de mezclar y dar vida. Sus obras llevan títulos poéticos inspirados en el jardín y están firmadas, por detrás, de su puño y letra: Vicente Rayo.  Sí, es otro pintor  Rayo  y por primera vez exhibe su obra en Cali, en el lobby del Hotel Intercontinental. Ahí se verán, desde  mañana y hasta  el 11 de septiembre sus  cuadros realizados entre 2009 y 2015.  Exhibir su trabajo en Cali lo llena de orgullo pero también le genera una extraña sensación. “Me intimida un poco porque sé que hay personas de muy buen gusto y hay quienes pintan  con gran calidad”, expresa Vicente Rayo. 'Virrayo', como lo llamaban en la escuela, es el hermano menor del maestro Ómar Rayo. La diferencia entre los dos era de 20 años.  Ómar confió en él la administración de obras como  la construcción de su casa y del Museo Rayo.  Con el Museo  en marcha, Vicente se hizo cargo de las Ediciones Embalaje, se convirtió en el asistente de Ómar en su taller y en la actualidad ejerce como conservador del Museo.  A diferencia de su hermano, Vicente no realizó una carrera profesional en  artes, quiso hacerlo pero un infarto le arrebató la vida a su hermano Horacio, quien estaba dispuesto a costear su formación en Cartagena. Se convirtió  en un pintor nocturno. Y cada noche, al concluir sus intensas jornadas de trabajo junto al gran maestro de Roldanillo, llegaba a su casa a pintar.  Y así, noche tras noche, fue acumulando una serie de pinturas que   un día enseñó a su hermano. “Me daba temor mostrarle mi trabajo  porque él con su profesionalismo me iba a descalificar. Un día se los llevé y le dije: 'Si lo mío no es de su gusto, dígamelo, pero en una crítica constructiva, que esto no vaya a ser ni lo primero ni lo último'. Él empezó a mirar con mucho detalle mi obra y se interesó por la manera como preparaba el papel”. Y es que a pesar de pintar geometría como Ómar,  Vicente se caracterizó en sus primeros años por usar materiales poco convencionales como el cartón piedra, que aprendió a preparar para que la cinta jamás levantara ni la pintura ni  la textura de sus cuadros.  “Me gustó ser autodidacta. Mi profesor fue Ómar  pero me dí licencias para ensayar cosas como pintar en cartón piedra que estaba  hecho para embalajes y  paquetes. Ómar no me creyó   hasta no ver mis trabajos”.  Vicente hizo parte  de ese grupo de 7 artistas que Rayo orientó y proyectó. De hecho, gracias a su hermano y jefe tuvo la oportunidad de exponer en el Museo  Manuel Felguérez en  Zacatecas, México; así como el Museo Rayo de Roldanillo. Y no solo eso, Ómar le tomaba fotos a sus cuadros, revelaba los rollos en Nueva York y cuando se encontraba con sus amigos artistas les mostraba las imágenes y pedía un concepto de la obra. “Ómar   me sugirió que siguiera usando en mi obra la línea blanca y negra, me decía que la mantuviera porque ese era uno de los aspectos que sus amigos artistas elogiaban cuando él les enseñaba fotos de mis obras”, recuerda Vicente.   Como  buen discípulo, siguió los consejos. Así la   obra de Vicente empezó a distinguirse  por el uso de la geometría colorida y la presencia de la línea. Además, se ha preocupado porque varias de sus obras sean funcionales y se puedan  exhibir de manera diagonal, horizontal o vertical. Por eso, no estampa su firma adelante.   Hay quienes  lo llaman “Maestro”, él prefiere, con mucha humildad, que le digan Vicente Rayo. Y hoy, lo único que  quiere es que la gente se tome el tiempo de mirar otro Rayo. Ómar y Vicente: parecidos pero no iguales  

Al mirar las obras de Ómar Rayo y su hermano Vicente Rayo  hay marcadas diferencias entre ellos: 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad