Ernesto Jodos, el roquero del jazz

Ernesto Jodos, el roquero del jazz

Septiembre 14, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Anderson Zapata R. - reportero de El País 
Ernesto Jodos

Ernesto Jodos tiene dos albumes con su trío Cambio de Celda, uno con su sexteto, uno en piano solo y el último en una formación de trío.

Especial para El País

Como a cualquier argentino, a Ernesto Jodos también le gusta el fútbol y es hincha de Boca Juniors. Sin embargo, este no es su principal amor sino la música y su piano, instrumento que toca desde que tenía 11 años.
Ayer, Ernesto visitó Cali junto a su grupo, llamado ‘Ernesto Jodos Trío’ y deleitó con los sonidos del rock y del jazz a los asistentes al Festival Ajazzgo. Hablamos con él sobre sus inicios y pasiones.

¿Qué siente cuando toca el piano?
Percibo libertad, es una sensación plena, pues nuestra música es mayormente improvisada. El contacto con el instrumento es personal e íntimo.

Sus inicios en la música se dieron a los 11 años de edad, ¿qué recuerda de esa etapa?
Fue una ventaja empezar a temprana edad. En mi casa había un piano que tocaba mi padre y, cuando él no estaba, yo jugaba a ser pianista. Posteriormente, con un grupo de amigos nos reuníamos a tocar canciones de rock y fue así como nació todo y me empezó a gustar la instrumental.

Usted estrenó hace poco su disco ‘Relojeros ya no quedan’. ¿A qué se debe ese nombre?
Fue una idea de los músicos de la banda y decidimos realizarle un homenaje a quienes practicaron esa profesión tan linda que poco a poco desaparece. En este disco encuentran sonidos totalmente diferentes, es una comunión entre los integrantes de la agrupación. En nuestras canciones hacemos música y plasmamos nuestras vidas.

¿Cómo hace posible que se incluyan elementos del rock en el jazz?
Lo hago posible gracias a que en realidad trato de no frenar o reprimir ciertos géneros musicales que escuchaba de joven y que fueron muy importantes para mí. El rock fue uno de ellos, además, trabajé con un baterista de rock que entendía mis señales al momento de incorporar algunas pinceladas en medio del show de jazz.

¿Cómo funciona la dinámica de su grupo para producir armonías y ritmos casi perfectos?
Hay una práctica personal para tener los oídos y los instrumentos afilados. Además, toco con dos de mis compañeros hace 24 años. Es clave que los cuatro en cada presentación salimos a tocar música y en medio del show vemos poco a poco qué va ocurriendo.

El jazz se basa en la improvisación, pero, ¿en algún momento previo a las presentaciones ensayan?
Ensayamos cuando hay algún concierto o cuando tenemos nuevos discos, pero hace muchos años que por los horarios de cada músico se nos hace imposible practicar todos los días.

Eso se pudo hacer hace muchos años por un tiempo y crecimos mucho musicalmente.

Ernesto en frases

“Enseñar jazz en Argentina me oxigena. Me aporta la sensación de estar haciendo algo que les sirve a otros. Me gusta enseñarles a los jóvenes cosas útiles. Además, me da la posibilidad de no tocar música que no quiero hacer, es decir, canciones más comerciales”.

“Los estudiantes de música no se sientan a escuchar un disco, ahora todo es muy parcializado, incompleto y hay sonidos de muy mala calidad que le hacen daño a la música”.

“Este trío es muy especial para mí, porque es multinacional. Diana Arias es una contrabajista caleña que conocí en Buenos Aires mientras estudiaba música, el baterista es alemán y yo soy argentino. Todos los días intentamos buscar una muy buena comunión”.

“Nuestro show tiene muchas dinámicas, puede ser muy suave en algunos momentos y en otros la presentación suele ser agresiva. Hay muchas armonías abstractas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad