Ensamble Oí enamoró a Cartagena

Enero 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Meryt Montiel, enviada especial a Cartagena
Ensamble Oí enamoró a Cartagena

La próxima semana el Ensamble Oí viajará a Cosquín, en Argentina, para participar en el Festival Mayor de América, junto al Trío de Ida y Vuelta (ganadores Mono Núñez, 2011).

El Ensamble Oí, que tiene como vocalista a un Arellano, cautivó al público del VI Cartagena Festival de Música Internacional.

La agrupación colombiana Oí, ganadora del Gran Premio Mono Núñez en 2009 y el grupo venezolano Alexis Cárdenas Cuarteto fueron los protagonistas de otra de las Noches Mágicas en el VI Cartagena Festival de Música Internacional. La cita se cumplió en la popular plaza de Getsemaní. Allí, a partir de las 10:00 p.m., el grupo anfitrión, con torbellinos como La Niña de la Flor; bambucos como Bambuco en mi Piel y otros aires como la caña Bambuco Apretao, dio excelsa ‘cátedra’ de folclor andino. Entre tanto, los invitados del vecino país a punta de violín, cuatro, contrabajo y percusión, mostraron los aires productos de la fusión de lo tradicional y lo clásico con el jazz y su gran destreza para la improvisación. Antes de la velada, Juan Consuegra Arellano, el cantante de la agrupación colombiana (sobrino de Gerardo y Beatriz Arellano) habló con El País:Cuéntenos sobre la agrupación Oí…Oí nació en mayo de 2008 pensando en ir al Mono Núñez. Faber Grajales es el tiplista; Luis Fernando Armida, interpreta la guitarra de siete cuerdas y yo soy el cantante. Con Oí hicimos una sumatoria de esas conformaciones particulares que cada uno tenía en su ADN musical. ¿Cómo lograron llegar al VI Cartagena Festival de Música Internacional?El Festival hizo una convocatoria de agrupaciones, bandas, de músicas folclóricas y nos presentamos. Nos llamaron a audición y nos seleccionaron a nosotros. Estuvimos en franca lid con unos muy buenos excelentes grupos, que han sido colegas y compañeros de tarimas, de festivales, también ganadores de muchos premios y reconocimientos.¿Vienen preparándose para el Festival Internacional desde hace mucho tiempo?Semanalmente tratamos de ensayar, como somos un ensamble, debemos estar muy bien acoplados. Cuando hay presentaciones o festivales así, claves, lo que hacemos es intensificar la dosis de ensayos. Nos preparamos para la audición que fue en abril o mayo y nos dieron la noticia de que veníamos al Festival como en julio y en septiembre fue el lanzamiento del mismo.¿Qué significa para ustedes estar presentes en este Festival?Una oportunidad bellísima de mostrar nuestro trabajo, sobre todo de llevar puesta la bandera del folclor de las cordilleras, que es de lo que nos hemos apersonado como trío y podernos mostrar a un público distinto, en un escenario cautivador como lo es Cartagena y mostrarnos también al mundo entero, posiblemente, en la medida en que hay más difusión en un festival de estos que la que puede haber en las tarimas usuales en las que hemos venido presentándonos. Entonces es una ventana, una ventana más hermosa y colonial como es Cartagena. Mencionaron, durante un conversatorio, que el Mono Núñez les abrió puertas como grupo... Por el renombre que tiene el concurso, por la importancia que representa para el folclor de la región andina colombiana el Mono Núñez es, indudablemente, una llave de acceso para otras cosas. No te sé decir si nos abrió la puerta amarilla o la puerta verde para dibujarte la respuesta con colores, pero sí te puedo decir que nos dio un poco de mayor visibilidad para el espectro musical de Colombia.¿Les ha permitido este Festival nutrirse musicalmente?Claro que sí, porque si me encuentro con un brasileño, entonces él me pregunta por el tiple y yo le pregunto por el cabaquiño y se forma ahí un tema y un intercambio muy chévere.Más del Ensamble Oí El Ensamble ha editado dos discos: El primero, fue Oí, de cinco canciones; el segundo, que aún se puede conseguir en el mercado, se llama Oí 2, tiene doce temas, la mayoría de autoría de los integrantes del grupo. Los tres son cantautores. En el segundo disco, diez de las doce canciones son temas poipios y se incluyen dos ‘covers’, dos homenajes, uno a Pedro Morales Pino, de Cartago, Valle, uno de los grandes de la música andina colombiana y otro al maestro Luis Enrique Aragón Farkas, del Tolima.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad