Enero mágico en el Festival de Música de Cartagena

Diciembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel | Reportero de El País

Prográmese para comenzar el 2014 con arte. Antonio Miscenà, director del Festival de Música de Cartagena, invita al certamen.

Muy entusiasmado está el maestro italiano Antonio Miscenà, director musical del Festival Internacional de Música de Cartagena, que este año llega a su octava edición. Este es su segundo año al frente del certamen que continúa consolidándose como la gran cita de la música culta de Las Américas.La propuesta de la fábula como tema central del certamen, la producción del espectáculo ‘La Cenicienta’, la programación pedagógica y la participación de invitados de primer orden serán algunos de los atractivos de este certamen que se realizará en la ciudad amurallada del 4 al 12 de enero del 2014.Luego de participar en una gira promocional del festival por Francia e Italia, Miscena dialogó con El País sobre cómo está planeando este gran evento.¿Qué balance le dejó su debut como director del Festival el año pasado?Fue una experiencia muy interesante y estimulante, algo diferente a lo que acostumbro a hacer en Europa. El de Cartagena es un festival único, tiene una atmósfera particular, por la gente y los lugares donde se realizan los conciertos, es un certamen con identidad propia.Recientemente se hizo una gira por Francia e Italia para lanzar allí el Festival. ¿Cómo les fue en esa campaña?Esa gira la realizamos entre el 25 de octubre y el 3 de noviembre pasado. Estuvimos en París y luego en Perugia, Toscana y Piamonte, en Italia donde, además de ruedas de prensa, ofrecimos por primera vez conciertos con los músicos colombianos Juan Carlos Contreras, intérprete del cuatro llanero; el joven arpista Elvis Díaz, becario de la Fundación Salvi; el bajista Mario Criales, el arpista Emmanuel Ceysson y el clarinetista italiano Gabriele Mirabassi. ¿Qué resultados les dejó la gira?El propósito era el de atraer al público europeo que es amante de este tipo de propuesta de música culta, pero también para encontrar apoyo al Festival que realiza una labor muy especial en la promoción de la música y los músicos colombianos y de su cultura a todo el mundo. La gente se sintió admirada conociendo el cuatro y el arpa llanera y la riqueza patrimonial que encierra esta música. Este año el Festival trae como eje la ‘Fábula, la narración fantástica en la música del Siglo XX‘. ¿De qué se trata esta mirada?Muchos compositores del Siglo XX se inspiraron en relatos fabulosos para componer obras como ‘Historia de un Soldado’, de Stravinsky; ‘Pedro y el lobo’, de Prokofiev, ‘Mamá Oca’, de Ravel, que tendremos en el Festival, y muchos compositores de ópera también retomaron estas historias. Es una música que tiene el poder evocativo de dos lenguajes, el musical y el narrativo, proporcionando así un impacto más fuerte al espectador. La fábula es algo que puede llegar al niño y al adulto; es un lenguaje tan universal como la música misma, entonces resulta también un divertimento. Las fábulas tienen un sentido popular y lo que hicieron estos músicos del Siglo XX fue capturar esa esencia para transformarlo en algo más culto, más profundo. La ópera ‘La Cenicienta’, de Rossini, será uno de los actos centrales...Esta es una fábula del Siglo XIX, pero es sin duda ‘La Fábula’ por excelencia. Se trata de una producción directa del Festival, en la cual hemos puesto todo el empeño. Contaremos con la participación de La Filarmónica Joven de Colombia, el Coro de la Ópera de Colombia, y un grupo de cantantes de gran renombre, italianos en su mayoría, como Roberto de Candia, Daniela Pini y Luciano di Pasquale. La dirección orquestal estará a cargo del maestro Rinaldo Alessandrini y la dirección de la obra es de Jacopo Spirei. Es un gran esfuerzo que además, pienso, marca otra etapa del Festival. Será una versión semi escénica por las limitaciones técnicas del Teatro Adolfo Mejía, pero se ha tenido en cuenta todos los detalles de vestuario, luces, etcétera. El Festival ha ido consolidando otro eje que es ‘Música del Nuevo Mundo’...Es una innovación que hicimos el año pasado y que será un constante del Festival y es la de poder realizar esa confrontación entre las músicas culta europea con la música contemporánea de Colombia y América Latina. Es algo que tanto para el público colombiano como para el extranjero resulta muy interesante, conocer qué es lo que esta pasando en la región en materia musical. Este año tendremos cuatro conciertos a cargo de artistas como el dúo Assad y el Quinteto Villalobos, de Brasil; el guitarrista argentino Rodolfo Mederos o el cuarteto de cuerdas Manolov, de Colombia, entre otros. La parte pedagógica es otro de los puntos fuertes del Festival...Para nosotros es una prioridad y para ello contaremos con músicos profesionales, quienes impartirán clases maestras a los estudiantes y jóvenes músicos. Contaremos con maestros de la talla del clarinetista Gabriel Mirabassi o los músicos del Cuarteto Borodin de Moscú y también talleres de luthería, que se realizan en la Universidad de Cartagena. Usted es un conocedor de los circuitos internacionales de festivales. ¿Cuál es la magia particular que encierra el certamen de Cartagena?Pienso que es muy importante para el Festival de Cartagena que tenga una propia identidad, porque podría decir que tan solo en Europa existen mil festivales de este tipo. Pero el de Colombia posee varias particularidades, por un lado el escenario de Cartagena y sus gentes que ofrecen una atmósfera particular por su valor histórico y patrimonial. Pero también por que no hay mejor lugar que pueda realizar esa confrontación entre la música del Viejo Continente con la del Nuevo Mundo. Aquí se ofrecen dos puntos de vista sobre un mismo arte que es la música. Mientras un americano puede disfrutar de la música clásica europea, los europeos pueden maravillarse con la música suramericana.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad