Emoción a flor de piel en primer concierto de Betty Garcés en Buenaventura

Junio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Emoción a flor de piel en primer concierto de Betty Garcés en Buenaventura

La soprano Betty Garcés durante su primer concierto en Buenaventura.

Aunque ha recorrido escenarios de ciudades como Viena, Londres, Argel, Washington y Nueva York, la soprano aseguró que el concierto en su tierra natal no se compara con ninguno.

Su voz se escuchó como nunca. Los asistentes al recital de canto y piano de Betty Garcés, una hija de Buenaventura que pocos conocían, se estremecieron al verla por primera vez luciéndose en la tierra que la vio nacer.

A la edad de 14 años salió del puerto con el sueño de ser soprano. Ahora, con más de siete años de carrera artística, Betty puede decir que lo logró. "No puedo describir la emoción que siento por cantar en mi ciudad", dijo a los asistentes a la imperdible cita.

Por su acústica, la Catedral San Buenaventura fue el lugar elegido para que los bonaverenses escucharan a su paisana entonar diez canciones en diferentes idiomas.

Con lleno total, el concierto inició hacia las 8 de la noche de este jueves. En primera fila, sus padres y sus hermanos anhelaban, tanto como ella, que los bonaverenses la escucharan y se sintieran orgullosos.

Lea también: "Sueño con llegar al Royal Opera House de Londres", Betty Garcés

Su madre, Isabel Bedoya, dijo que la más emocionada de todos era Betty. "La primera persona maravillada y llena de gozo es ella. Betty quería estar en el pueblo que la vio nacer y crecer, haciendo esto que con tanto esfuerzo ha logrado. Ella siente que sus triunfos son para Buenaventura y para Colombia".

Emoción a flor de piel

Con la elegancia y la sobriedad que caracterizan, la única soprano bonaverense que ha logrado triunfar en Alemania, salió a interpretar las canciones en medio de los aplausos de las cientos de personas presentes en la Catedral.

Aunque ha recorrido escenarios en ciudades como Viena, Londres, Argel, Washington y Nueva York, el concierto en su natal Buenaventura no se compara con ninguno.

"Con todo mi amor le regalo esta serenata a mi Buenaventura, yo soy la más feliz de estar aquí cantándole a mi gente", dijo la soprano.

A Betty muchas personas le han preguntado por qué interpreta música lírica y no los tradicionales currulaos del Pacífico. Ella responde que su cultura afro también está presente en sus canciones.

"Yo vengo de aquí, tenemos la misma sangre, la misma pasión por los ritmos. Es muy bonito porque siento que tengo un toque especial, poniéndole ese espíritu nuestro a una interpretación lírica", mencionó.

Los asistentes solo tuvieron comentarios positivos para la soprano.

"Es maravilloso ver a una hija de Buenaventura con esa calidad artística y este talento", dijo Juana Francisca Álvarez, asistente a la velada.

Por su parte Mariela Hinestroza, mencionó que "antes la había escuchado, pero no sabía que era de Buenaventura, ¡qué orgullo es para nosotros!".

Al final del concierto, Betty sorprendió aún más al público al interpretar Mi Buenaventura con su voz lírica.

"Atrevernos a soñar en grande es el mayor acto de rebeldía, yo podría decirle a la gente que siga adelante, hay dificultades, pero dándole la vuelta a la dificultad se puede. El camino es bien largo y arduo, pero es maravilloso conocerse a si mismo durante su propio proceso", indicó.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad