El teatro hiperrealista se estrena en la Casa Fractal

Marzo 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El teatro hiperrealista se estrena en la Casa Fractal

Esta propuesta se desarrolla en los diversos espacios de Casa Fractal y se insrcibe dentro del teatro hiperrealista, que le plantea al espectador nuevos retos y experiencias.

El Teatro Nephila presenta este jueves su espectáculo escénico ‘La Vitrina’, una propuesta que aborda el tema de la prostitución. Los asistentes se sumergirán en la atmósfera de un burdel.

Sin saber cómo Pluma ha llegado hasta La Vitrina, el lugar donde los cuerpos de jóvenes -casi niñas-, como ella se venden como carne, al mejor postor. Allí, obligada a ejercer como prostituta se encontrará con diversos personajes: el chulo, su dueño, el cliente y otras mujeres que le mostraran cómo este antiguo oficio, también se puede ejercer por decisión y convicción.Esto es, grosso modo, lo que ocurre en ‘La Vitrina’, el espectáculo escénico hiperrealista para espacio no convencional, que el colectivo caleño Nephila, estrena a partir de este jueves en Casa Fractal, como inicio de una extensa temporada que realizará en dicho espacio cultural.Se trata de una propuesta escénica que le plantea una experiencia singular al espectador, que no estará sentado de forma pasiva en una butaca sino que, de cierto modo, hará parte de la obra desde que ingresan a la casona envuelta en con la atmósfera de un burdel.Los exclusivos clientes recorrerán el espacio, donde serán testigos directos de diversas escenas a través de las cuales se darán diversas miradas al fenómeno de la prostitución.La propuesta escénica es la segunda parte de una trilogía que el grupo teatral realiza inspirado en la obra ‘La pluma y la tempestad’, del dramaturgo argentino Arístides Vargas, bajo la dirección de Jonathan Gutiérrez y Francisco Sierra. “Quisimos salirnos del escenario y plantear la obra en el marco de un espacio no convencional, para abordar el tema de la prostitución. No nos interesa hacer un planteamiento moral; mostramos distintas situaciones para poner el tema en contexto. Cada espectador crea su propia historia y hace sus propias reflexiones”, explica Jonathan Gutiérrez.La actriz Diana Álvarez, interpreta el papel de Pluma, una joven atrapada en la prostitución quién es iniciada en el oficio. “Hacer este personaje ha sido un verdadero reto, por las situaciones que vive. Quisimos abordar la obra de Arístides Vargas, porque es un autor que toca mucho los temas sociales y en este caso una problemática sobre la mujer”.La obra cuenta además con la participación de actores de trayectoria, quienes enriquecen con su trabajo la obra. Este es el caso de la actriz y docente Lucía Amaya, quien hace aportes a la dramaturgia, así como el actor Lisímaco Núñez, quien hizo parte durante varias década del TEC y que trabaja con compañías como el Teatro La Concha. Los caleños podrán disfrutar desde este jueves La Vitrina una puesta escénica que le plantea al espectador vivir en directo las palpitaciones, alientos, dramas, ilusiones y sueños que envuelven su trama.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad