El País habló con la escritora mexicana invitada al Festival 'Oiga, mire, lea'

Septiembre 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya | El País.
El País habló con la escritora mexicana invitada al Festival 'Oiga, mire, lea'

María García Esperón llega a Cali como parte del Festival ‘Oiga, mire, lea’. Hoy a las 2:00 p.m., ofrecerá un taller de poesía para niños.

"La poesía hoy está más viva que nunca, ella camina por ahí y hasta vuela  a través de internet", asegura la mexicana María García Esperón, quien se ha dedicado a crear y difundir literatura infantil y juvenil.  Ella, una de las invitadas al encuentro ‘Oiga, mire, lea’ que se realiza en la Biblioteca Departamental estará hoy, a partir de las 2:00 p.m., liderando el taller ‘Como  enseñar  poesía  a los  niños’. La autora de libros como ‘El remo de Odiseo’, ‘Dido para Eneas’, ‘Y mi bosque encantaba’, entre otros, asegura que “los niños dicen cosas maravillosas todo el tiempo pero no las escriben, aunque todas sus expresiones son naturalmenton poeticas”.  ¿Para qué le sirve la poesía a un niño?Es el lenguaje natural. La poesía sirve para darle sentido a su vida, a las cosas cotidianas que le  pasan. Recuerdo a  un niño que estaba triste porque  había perdido a su mascota, le pedimos que escribiera un poema y al preguntarle  qué había sentido  dijo 'Me sentí muy bien y me consolé'. El niño puede darse cuenta de que si vuelca en el papel los eventos  que le ocurren, alegres o tristes, les va a dar otro sentido. Pero, ¿cómo inducimos a los niños al mundo de versos?Hay que contagiar el amor por los libros y la mejor manera de hacerlo es a través del ejemplo. Acercarse a ellos, decirles poemas, llegar con un libro en las manos, hojear libros con ellos, inmediatamente, ellos van a responder. Estrategias de las  abuelas como  contar o leer una historia antes de ir a dormir tienen la respuesta, porque es algo sencillo, cotidiano y que está envuelto en cariño. Un libro para niños no es un objeto, es una relación humana porque uno se entrega al dar ese libro. El poeta español  Pedro Villar dice: “El que te cuenta un cuento, el que te lee un libro, el que te dice un poema, es el que te quiere”. Y qué hacer con los jóvenes, ¿muchos creen que escribir poesía es cursi?Tenemos generaciones a las cuales espantamos de la poesía porque la convertimos en algo solemne, de homenaje, de escuela de literatura, que  es algo sagrado o inalcanzable, cuando la poesía camina por la calle. La tarea está en llevar a los jóvenes de nuevo a la poesía con nuevos títulos que traigan  cosas muy directas y sencillas que les hablan.  Entonces, ¿en qué momento de la vida hay que adentrarse en el océano de los escritores clásicos?Los libros tienen que estar siempre abiertos y al alcance. La poesía es un acto de libertad y todos  tenemos un poeta que nos habla particularmente, en mi caso soy fanática del colombiano Aurelio Arturo. Hay que explorar cuál es el nuestro, pero creo que también hay que poner la poesía al alcance de todos, por ejemplo, tengo el proyecto 'Voz y mirada de España y América' y es poner la poesía en videopoemas en Youtube, que es el lenguaje de los jóvenes. Eso invita a que los jóvenes digan poemas, los graben, se escuchen y los compartan, creando una especie de 'autoencanto'.   Según lo que expone, todos llevamos un poeta dentro...Todos somos sensibles a la poesía y  tenemos de manera natural la expresión poética, por eso nos sentimos  felices  cuando escribimos un poema. Pero, por alguna razón, nuestra  sociedad ha privilegiado los valores de consumo y una actitud no poética ante la vida, ha producido una especie de insensibilidad y ese vacío lo llenaron los medios masivos con telenovelas y otros productos; y cuando un chico quiere expresar algo, tiene un modelo pobre porque no hay metáforas,  no hay sentimientos. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad