El libro que enseña una lengua indígena que se creía desaparecida

Marzo 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El libro que enseña una lengua indígena que se creía desaparecida

Los petroglifos son mensajes labrados en las rocas por las culturas prehispánicas. El occidente de los departamentos de Caldas y Risaralda es rico en arte rupestre.

En el occidente de Colombia fue descubierto un idioma indígena que se creía desaparecido desde hacía 450 años. El libro ‘La lengua umbra’ permite aprenderlo.

Mientras en el mundo no saben cómo evitar la extinción de lenguas autóctonas ancestrales, en el occidente de Colombia se descubrió que seguía vivo el umbra de las tribus de la Provincia de Anserma a la llegada de los españoles, en 1538.Y no sólo eso: ya cuenta con una gramática, elaborada por el etnolingüista Guillermo Rendón, quien casi por casualidad lo descubrió, junto con su esposa Anielka Gelemur, cuando en 1995 pusieron en práctica el proyecto ‘Caldas rupestre’ para rescatar petroglifos o grabados indígenas en roca en cercanías del corregimiento de Bonafont, Riosucio, Caldas, en límites con Risaralda. Se llevaron una sorpresa, pues algunos informantes sabían explicar el sentido de las figuras. Fue el primer indicio de hallarse ante una cultura viva. En uno de los petroglifos fue descubierto un fonograma (fundamento de la escritura fonográfica), que el maestro Rendón y su esposa tradujeron como ‘maude ombea’, que significa doce, o más concretamente, diez y dos. De ahí a descubrir que el umbra era todavía hablado por siete familias de Bonafont, Riosucio, y las veredas Sardinero y Mápura, de Quinchía, hubo un paso. Lo más asombroso fue saber que lo habían hablado en secreto durante 450 años, pues siempre se pensó que había desaparecido con la Conquista española, pues su última referencia se remontaba a 1540.Para conocer más, los etnolingüistas debieron ganarse la confianza de los campesinos: “Nos metimos en el corazón de la gente, y no sabemos porqué. Creo que se debe a la ‘pedagogía del sentimiento’”, explica Rendón.Al toparse con la ‘nueva’ lengua, el maestro sintió “que había entrado en un mundo extraño. De eso me di cuenta lentamente ante los petroglifos, cuando fueron apareciendo palabras. Las fui anotando sin decir nada, en alfabeto fonético internacional, hasta que de pronto me encontré en otro mundo, no sólo lingüístico sino cultural”, contó. Sobre la conservación durante tantos siglos, el investigador caldense tiene una respuesta sencilla: “La lengua sólo se conserva a través del habla, y es el elemento más formidable de afirmación, de autonomía y de identidad cultural. Mientras un pueblo hable su lengua, se conserva como cultura”. También fue elemental la explicación del secreto: “Hablándola entre ellos y ocultándola a los extraños. No olvide que las lenguas indígenas fueron prohibidas porque eran cosa del Diablo”. Han transcurrido 17 años desde entonces y el umbra sigue siendo la única lengua descubierta o, mejor, recuperada en Colombia en mucho tiempo: “Yo mismo he trabajado otras lenguas indígenas, pero descubrí una de la cual sólo sabía la gente de la región y que todos pusieron en duda, el umbra”, dice Rendón.Ahora acaba de salir el libro ‘La lengua umbra’, que tardó por las dificultades, no sólo económicas, sino de incredulidad y técnicas: “Especialmente el cuadro fonemático, porque escribirlo y llevarlo a la computadora fue muy difícil, pues no hay un verdadero alfabeto fonético internacional. Y en esta lengua umbra hay tantos sonidos y variantes, que nos tocó ingresar 153 sonidos, lo cual es una carga tremenda para una computadora que está programada para 28 letras”, explica.Con influencias en el españolEl etnolingüista considera el umbra como perteneciente al grupo lingüístico chokó: “Pero saber si es lengua madre es muy complicado. Lo que sí veo es que tiene raigambres que nos remontan a los orígenes del lenguaje en la Humanidad”.Otra revelación del libro es saber que hay palabras umbra incorporadas a nuestro idioma, como cirirí: “Y faltan muchas (ríe). Muchas de esas palabras yo las hablé en la infancia, o sea que para mí resultaron muy familiares cuando las escuché en umbra. Por ejemplo, ‘tonga’, que de ahí viene ‘entongado’, o sea, como bobo. O ‘mamei’, como designamos la fruta mamey”, cuenta Rendón.El científico cuenta que en el umbra son comunes los sonidos con la boca cerrada: “Eso lo heredamos y es muy útil para hablar mientras comemos (ríe), sin abrir la boca. Pero tampoco los atribuyo ciento por ciento al umbra, pero creo que muchas expresiones caldenses sí tienen esa influencia, puesto que la encontré en esa lengua, que es anterior a la llegada del idioma español”, añade.Guillermo Rendón considera que el umbra ya tiene dos variantes: la ‘clásica ucala’, que es más tradicional, y la ‘guakuramá’, que tiene mezclas con el embera-chamí, que estudian las comunidades indígenas cercanas: “Creo que las dos están muy vigentes. Por eso es mejor fijar un prototipo, para ampliarlo después. La gente dirá después qué le sirve”.Lo paradójico es que este hallazgo dividió la comunidad indígena, pues unos son partidarios de aprender el embera-chamí. Pero para el maestro Rendón, “debe haber otros intereses, que se van mezclando. Yo no creo que los umbras quieran hacer ninguna separación. El problema social concreto es la tenencia de la tierra comunal, que es la que salva a las comunidades indígenas. Sin tierra no hay cultura y una parte fundamental de la cultura es la lengua”, explica.El investigador tampoco sabe si desde cuando hizo el hallazgo ha crecido o disminuido el número de hablantes: “No tengo noticia, porque no mantuve durante todo el tiempo el contacto con los indígenas, porque la región tuvo una situación de orden público delicada”.Y reconoce que no habla fluidamente el umbra, porque “tengo mucho trabajo y compromisos. Mi deseo es que la población de los resguardos indígenas de la zona lo aprendan, porque todos, de una u otra forma, tienen influencia umbra”.'La lengua umbra, descubrimiento, endolingüística, arqueolingüística'Guillermo Rendón García.Género: antropología y lingüística.267 páginasMinisterio de Cultura.Historia del descubrimiento de la lengua umbra y clasificación cultural de la comunidad. Su antigüedad y relación con culturas prehispánicas.Descripción de la lengua y método para aprender a hablarla y escribirla. Fonética y diccionario básico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad