El grupo La Mambanegra estrena álbum 'El Callegüeso y su mala maña'

Marzo 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lucy Lorena Libreros | El País.

El ingreso al show de La Mambanegra tiene un valor de $5.000. El álbum estará a la venta en el Centro Cultural Comfandi.

Si usted ha escuchado ‘La Compostura’, sabe de qué le hablo. La canción apareció en el año 2012 y suena tan caleña, tan festiva y tan gozona como las mismísimas calles del barrio Obrero donde fue grabado su videoclip. Si le gustó lo que escuchó aquélla vez, la buena noticia es que hay más. Después de ese primer sencillo, El Callehüeso y La Mambanegra se las arreglaron para grabar el álbum completico y al fin presentarlo mañana, a las 7:00 p.m., en el Centro Cultural Comfandi.Jacobo Vélez, el director, busca palabras para describir lo que va a ocurrir allí, lo que se va a escuchar allí. Entonces asegura que lo que hay que hacer antes de asomarse a los sonidos de ‘El Callehüeso y su mala maña’ —como se llama ese trabajo discográfico— es imaginar que existe un planeta llamado salsa neoyorquina de los 70 alrededor del cual giran varias ‘lunas’: el funk de Maceo Parker y James Brown; el ‘raggamuffin’ de Yelowman, el songo de Los Van Van, el hip hop norteamericano y, como “fuerza de gravedad” de todos ellos, esa Mamá África que camina en esta Cali de cintura mulata.Grabado en Bombo Récords, cada una de las canciones que componen este álbum cuenta una historia. Porque la vida misma de Jacobo está llena de ellas.Historias fascinantes como la de su bisabuelo, un vecino del Obrero que se fue de polizón desde Buenaventura hasta Nueva York con el sueño de montar una orquesta de música latina. Pero la suerte no estuvo de su lado y, antes de llegar a La Habana, fue arrojado al mar.Cuenta la leyenda familiar que de las aguas lo rescató un ‘babalawo’, como se les llama a los sacerdotes de la religión yoruba, quien lo dotó con poderes sobrenaturales. Y que en el camino tropezó además con el percusionista afrocubano Chano Pozo, que terminó por obsequiarle una flauta traversa traída del África, conocida como la Mambanegra.De ahí nació en parte la idea de esta agrupación caleñísima, fundada por este músico y compositor después que dejara la agrupación que le dio a conocer en Colombia y con la que le regaló un nuevo sonido a la música afrocolombiana: La Mojarra Eléctrica. Aquéllo fue todo un suceso. Porque los músicos jóvenes soñaban hacer jazz, rock, ska. ¿Fusión? ¿Eso qué es? Antes de eso habían pasado ya muchas cosas. De niño, con apenas 6 años, Jacobo recibió clases de iniciación musical en el Conservatorio. De adolescente tomó clases de guitarra y a punto de convertirse en un adulto buscó un cupo en la Universidad del Valle para seguir la carrera de Música. “Pero me rechazaron, —recuerda hoy—. A lo mejor porque pensaron que no servía para esto. Seguramente siga pasando aún. Yo lo que quiero con este álbum es mostrar una reivención de mi manera de hacer música, de la manera como yo la siento”.Inquieto, siempre inquieto, estudió por su cuenta guitarra clásica, percusión y hasta piano con el maestro Eddy Martínez, toda una leyenda de la música latina. A Cuba se marchó a los 21 años para aprender a interpretar el saxofón que le había mandado una tía desde Francia, como regalo.En ese orden estaba el mundo, hasta que Guillermo Correa, padre de Tomás, su cómplice en la Mojarra, le presentó a Irakere, ese grupo de jazz cubano que nos enseñó que el dominio instrumental permite hacer innovaciones atrevidas. Crear a placer. Y a eso se ha dedicado La Mambanegra desde su debut en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá del 2012, el mismo año en que Jacobo decidió darle vida a su personaje del Callehüeso, con su traje de lino y su sombrero. A eso es lo que suena este álbum: a la Cali negra, al Obrero, a la salsa, a la rumba. Orquesta caleñaIntegrantes.La agrupación La Mambanegra está integrada por músicos y voces de reconocida trayectoria en la música de Colombia: Harold Orzco, en la batería; Jefferson Arango, en las congas; Jefry Obando en el bajo; Víctor González en el piano; Brayan Parker, barítono; Misá Lucumí en el trombón; Diego Giraldo en la trompeta; Sergio Ramírez Orobio en el güiro y el coro masculino, en el coro femenino Julia Díaz y en la dirección, composición y arreglos Jacobo Vélez.Invitados de lujo.Este álbum contó con la participación de importantes músicos como Edy Martínez, arreglista de la Fania All Stars y pianista de Mongo Santamaría y Ray Barreto. Jacobo había sido invitado por Edy al concierto que ofreció el año pasado en el marco de Ajazzgo. Cuenta además con la colaboración de los percusionistas Wilson Viveros y Dénilson Ibargüen, en su momento fundadores de las agrupaciones Niche y Guayacán. De este grupo. de invitados de lujo hace parte también la trompetista holandesa Maité Hontelé y el cubano Yasek Manzano también en la trompeta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad