El grupo Dulce Compañía presenta en La Máscara su obra ‘Lady Málaga’

El grupo Dulce Compañía presenta en La Máscara su obra ‘Lady Málaga’

Mayo 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel?Periodista GACETA
El grupo Dulce Compañía presenta en La Máscara su obra ‘Lady Málaga’

La obra 'Lady Málaga' será presentada los días 23, 24 y 25 de mayo, en el teatro La Máscara.

Esta obra, Beca de Creación Dramatúrgica 2012 de Mincultura, es escrita y dirigida por Rodrigo Vélez. En clave de comedia, la puesta en escena refleja la lucha de una comunidad por su territorio, mientras el trópico pone a prueba la condición humana de sus protagonistas.

Un escritor de mediana edad y su esposa llegan hasta un apartado poblado de pescadores de la Costa Pacífica para seguir el rastro del legado literario de un amigo que ha fallecido. La pareja es recibida allí por la familia del difunto de quienes esperan recabar información que los conduzcan al hallazgo de una gran obra narrativa.Sin embargo, diversos sucesos alterarán la vida de la pareja y de los nativos. Por un lado, aflorarán una serie de relaciones y conflictos en medio de una atmósfera tropical cargada de erotismo y de otro surge una amenaza a la tranquilidad de la comunidad ante un proyecto empresarial para crear en el lugar un gigante puerto de aguas profundas.Esta es parte de la trama de la comedia teatral ‘Lady Málaga’, que el grupo escénico caleño Dulce Compañía presentará en una breve temporada los días 23, 24 y 25 de mayo en el teatro La Máscara. Esta obra, escrita y dirigida por el dramaturgo Rodrigo Vélez, fue Beca de Creación Dramatúrgica del Ministerio de Cultura, en el 2012; obtuvo este año una Beca de Circulación: Itinerancias Artísticas por Colombia 2013, también otorgada por el ente gubernamental y acaba de ser incluida en la colección editorial Pensar El Teatro, que lanzó el Ministerio de Cultura durante la pasada Feria del Libro de Bogotá, como parte del tomo dedicado a las Becas de Dramaturgia Teatral del 2012.‘Lady Málaga’ es producto de una extensa investigación de tres años realizada por Vélez, quien es licenciado en artes dramáticas de la Universidad del Valle y ostenta una maestría en literatura colombiana y latinoamericana.Entre el puerto y el parque naturalMientras participaba en el rodaje del filme ‘El vuelco del cangrejo’, la ópera prima del director Óscar Ruiz Navia, que se realizó en el sector de La Barra, un hecho llamó poderosamente la atención de Vélez, cuando la comunidad se vio enfrentada al ambicioso proyecto propuesto por un grupo de empresarios y de multinacionales de construir, en el sector de Bahía Málaga, un puerto de aguas profundas como alternativa para el desarrollo económico del país frente a desafíos como un TLC con Asia y la ampliación del Canal de Panamá que permitirá el paso de buques de gran calado que no pueden llegar hasta el Puerto de Buenaventura. Pero lo que parecía una “pelea de burro amarrado con tigre”, culminó de forma abrupta cuando en medio de polémicas, el Gobierno Nacional decidió declarar el complejo ecológico de Bahía Málaga como Parque Nacional, archivando así el importante proyecto económico. “Cuando leía esa resolución sentí una gran emoción, pues de cierto modo había seguido ese proceso convencido de que iba a ser testigo de la agonía de un pueblo ante el más poderoso. Entonces entendía que había allí una historia para contar, de cómo una comunidad logró salir adelante en esa lucha desigual. Hoy por hoy la obra es el primer documento literario sobre estos hechos”, expresó el dramaturgo y director de la obra.Durante ese tiempo, Vélez no solo se preocupó por recoger la información sobre el hecho sino que investigó sobre el mundo cotidiano de los habitantes del litoral, la riqueza de su lenguaje, basado en la oralidad, sus costumbres y su cultura, que luego vertería en la obra. Y para desarrollar los textos de la obra Vélez tuvo que realizar otra investigación para encontrar cómo abordar lo histórico desde la dramaturgia, para evitar caer en el panfleto. Para ello exploró a grandes autores como Anton Chéjov, Alejo Carpentier, Enrique Buenaventura, George Bernard Shaw y William Shakespeare. “La idea era descubrir por medio de otros autores cómo encontrar esos detonantes que lleguen al tema central de la obra de un modo orgánico, sin tener que arrancar por ese él”. De ahí surgió la pieza en género de comedia. “Entendiendo que resulta complicado hablar de lo social y lo político sin que el tema se bloquee o se encripte, la comedia es un excelente género para decir la verdad”, acotó el director. La tramaPlanteada en cuatro actos, la pieza teatral, en la cual la música juega un papel importante, narra cómo el escritor y su esposa deben enfrentar sus propios conflictos de pareja al entablar un cruce de relaciones íntimas con algunos habitantes de la casa. Pero el propósito que estos personajes traían de investigar la obra del amigo muerto se ve torpedeado ante la preocupación de los miembros de la casa por el proyecto de la construcción de un puerto de aguas profundas en su territorio. Allí irán apareciendo personajes como Álvaro, el dramaturgo citadino con su esposa Alexandra; Doña Ola, una matrona afrocolombiana; su hija Jésica, su hijastro Jaime o Don Plácido, un líder comunitario. Poco a poco los citadinos se van involucrando en la problemática que aqueja a la comunidad en medio de situaciones y diálogos que expresan la idiosincrasia y esa mirada humorística e irónica de los habitantes del Pacífico: “Si nosotros necesitáramos la carretera no la traían; si necesitáramos un puerto no lo hacían. ¿Sabe por qué? Porque la mejor manera de que a usted le den algo es que no lo necesite. ¡Muérganos!”, dice uno de los personajes.Y también se refleja la interacción de las comunidades con su entorno: “Estas tierras son ancestrales para ellas y para nosotros. Aquí nacemos negros y yubartas”, expresa en un escena otro de los personajes.El nombre de la obra recoge un concepto usado por el dramaturgo en la obra. “Cuando un personaje que visita el lugar pide a los nativos disculpas por la incomidades que le generará mientras dure su estancia uno de los lugareños responde: Tranquilo, desde Asia hasta el Litoral todos quieren con Lady Málaga, aludiendo a cómo en torno al territorio se tejen muchos intereses”, señala Vélez.Creado en 2010 e integrado en su mayoría por actores egresados de la licenciatura de arte dramático de la Universidad del Valle, el grupo Dulce Compañía ha logrado rápidamente consolidar su propuesta, gracias a este proyecto. Es un grupo de profesionales entregado y preocupado por los acontecimientos sociales y políticos de nuestro país. Ellos aportaron y reformularon muchos aspectos de la línea argumental y la construcción de los personajes. “El interés nuestro es abordar a través de lo escénico los problemas e insatisfacciones de la sociedad”, agregó su director.El grupo estrenó la obra en noviembre del año pasado con una gira en La Barra, Ladrilleros, Juanchaco, La Plata, en el Litoral, con un montaje que pudiera ser adaptado a cualquier espacio. De este modo presentaron la obra en espacios no convencionales como calles, casas abandonadas o fachadas. “Lo más bonito de esta gira es que son pueblos muy vírgenes para el teatro. Allí si un personaje le habla a otro es usual que alguien del público conteste o comente alguna cosa, generando unas situaciones que enriquecen el espectáculo. Es algo que nos muestra que expresiones como el teatro no son sólo para ver en silencio sino que también pueden comentarse y, de hecho, por momentos la participación del público se vuelve importante en la obra”, agregó el director.Como complemento, la agrupación está editando un documental sobre la experiencia de esta obra con el propósito de dejar una memoria a sus pobladores, mientras prepara su próximo montaje, ‘Desgracia’, del premio nobel sudafricano John Maxwell Coetzee.Entre tanto, el público caleño podrá disfrutar de esta ópera prima que trae un poco del universo del Litoral Pacífico hasta el escenario del teatro La Máscara, con sus problemáticas, pero también con su humor, su música y su poesía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad