"El Gabo que yo conocí era un hombre extraordinariamente paciente": Gerald Martin

"El Gabo que yo conocí era un hombre extraordinariamente paciente": Gerald Martin

Abril 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPais.com.co | Colprensa

En la carátula de 'Una Vida', la biografía de García Márquez, se lee que fueron necesarias más de 300 entrevistas para construir la vida del escritor. Este libro publicado en 2009 cuenta con 762 páginas.

El biógrafo de García Márquez reveló algunos secretos que conoció cuando se convirtió en su sombra hace 17 años. Entrevista.

El inglés Gerald Martin empezó a ser una sombra de Gabriel García Márquez en 1990. Fueron 17 años buscando detalles de la vida y la obra del escritor. Gabo decía que tenía una vida pública, una privada y una secreta. Si no fuera por la secreta, quizá Gerald se la sabría completa. Conversó con tantas personas que hizo, —se lee en la tapa de Gabriel García Márquez. Una vida—, más de 300 entrevistas. La biografía, que se publicó en 2009 por primera vez, es un libro gordo de 762 páginas, pero no es todo. Tiene para escribir un libro regordo, de más de 3.000. El Nobel de Literatura dijo, alguna vez de ese texto sobre su vida, que "todo escritor con principios debería tener un biógrafo inglés". Gerald es profesor, crítico literario y especialista en narrativa hispanoamericana. Eso por no contar más. Hay un García Márquez que los lectores no alcanzamos a conocer, el que se enojaba a veces. Con usted, Gerald, se enojó tres. ¿Cuál fue el Gabo que conoció, después de tantos años de estar con él?Bueno, a veces el enojo era real y a veces estratégico. Cuando se irritó en nuestro segundo encuentro en 1990 después de haber leído mis comentarios negativos sobre El Otoño del patriarca, sentí que el enojo camuflaba su decepción y dolor. Cuando me mofé (en 1997) de la idea de que Juan Manuel Santos llegaría algún día a la presidencia de Colombia, se sintió insultado (naturalmente no utilizó esa palabra) por mi falta de fe en su intuición política. Y cuando insinué en 2002 que se hacía el inocente hablando siempre de su vocación literaria en vez de reconocer una dosis de ambición (de celebridad y dinero) en sus motivaciones, su enojo —más bien ira— fue muy real y muy fuerte (con razón). Debería subrayar, sin embargo, que el Gabo que yo conocí era un hombre extraordinariamente paciente y que me perdonó (casi) todos mis pecados e impertinencias.¿Qué pasó con el Gabo pintor y hasta con el Gabo cantante? Ese Gabo que tenía más talentos, además de la escritura. Pues sí, era un hombre de mucho talento, muchos talentos. Podría haber vivido muy bien de sus dotes artísticos y de la música y en cierto sentido, de haberlo hecho, habría sufrido mucho menos, porque se sufre mucho escribiendo cuentos y novelas, y Gabo especialmente, porque nunca publicó un texto si no estaba bien cocido y, dentro de sus posibilidades, perfecto. Por eso llegó a ser quien es, el hombre a quien despedimos con tanta veneración, respeto y amor hace una semana: un hombre de muchísimo talento, que había trabajado mucho en su vida y que no se habría perdonado si no hubiera utilizado al máximo el talento que el destino le brindó.¿Qué tenía la realidad de García Márquez que lo llevó a construir un realismo mágico? Tenía dos mundos: el mundo que estaba en su futuro, el mundo de los poderosos, de los bien educados, los "realistas", el mundo globalizado que él se propuso conquistar; y su propio mundo, el mundo de su presente que pronto se convertiría en pasado, el de los pobres y periferales, los habitantes de los miles de pequeños pueblos en todo el llamado Tercer Mundo, los cataqueros y los macondianos, hombres, mujeres y niños, los que le enseñaron la sabiduría, el sentido común y la intuición mágica que no se encontraba en los libros. Esos dos mundos se encuentran, se contradicen, se chocan y se fusionan en sus obras, sobre todo en Cien años de soledad". Está preparando un nuevo libro, ¿para cuándo? Bueno, ha habido cierto malentendido relacionado con este tema. Me han preguntado siempre si mi biografía era autorizada y yo dije, pues en parte, pero no en un 100 por ciento y probablemente no en un 70 por ciento, es decir, Gabo me dio muchas facilidades pero no todas. (Por eso no me puso condiciones y no pidió ver el manuscrito final; y por eso yo siempre decía que era una biografía tolerada y que era mucho mejor así). De manera semejante yo siempre he dicho que voy a volver a la vida de Gabo con una versión mucho más larga —hasta 3.000 páginas— de la original; y en ese caso saber si es un libro "nuevo", como algunos periodistas han anunciado, o una versión ampliada, revisada y posiblemente metamorfoseada de la versión original es una cuestión de definiciones y, en última instancia, filosófica. Pero antes de volver a Gabo tengo que terminar mi actual proyecto, una biografía de su examigo, colega, rival y adversario, el también Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, que espero entregar a la prensa en 2015. Gerard Martin: un apasionado por Latinoamérica Gerald Martin y Gabriel García Márquez no solo compartieron varios encuentros durante la preparación del libro del inglés sobre la vida del escritor de Aracataca. También, por esas paradojas de la vida, ambos enfrentaron una lucha contra el cáncer (linfoma) del que Martin hoy se encuentra plenamente recuperado. Una situación que, contó Martin en una entrevista realizada por el Diario el País, en 2012, "nos acercó". Gerald Martin también ha escrito varios libros sobre la obra del escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias y publicó en 1989 un libro sobre la literatura latinoamericana Travesías por el Laberinto, entre otros trabajos. En definitiva, con su trabajo de casi 20 años, Gerald Martin pudo conocer a profundidad todas las facetas en la vida del escritor fallecido Gabriel García Márquez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad