El escritor Mario Mendoza 'revela' todos los secretos de su nuevo libro

El escritor Mario Mendoza 'revela' todos los secretos de su nuevo libro 

Abril 26, 2017 - 12:13 a.m. Por:
Colprensa 
Mario Mendoza y su resistencia civil a través de la escritura

El Escritor Mario Mendoza, criticó la apuesta de la televisión colombiana

El País 

chenta y ocho narraciones repartidas en seis capítulos hacen parte de ‘El Libro de las Revelaciones’, en donde Mario Mendoza abre el debate sobre lo que es real. Por medio de pequeñas historias, ensayos y diversos personajes el escritor planea otros mundos posibles.

Una obra construida por más de dos décadas entre novelas urbanas, sus cuentos, así como una serie de libros de ensayo, y desde hace algunos años, una saga de literatura fantástica juvenil.

Mendoza se prepara para una edición más de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, Filbo, donde presentará nuevas entregas de su saga de literatura juvenil, 'El Mensajero Agartha’, junto a 'El Libro de las Revelaciones'.

¿Ya cuántas ediciones de la Filbo?
No sé, no recuerdo, ya como veinte años, desde el 97 o 98. Debo estar por mi feria número 20, que ya es un resto.

¿Qué presentará en la Filbo?
Llego con un libro de no ficción. Hace algunos años se abrieron dos líneas que yo no había previsto. Por un lago la saga juvenil de aventuras (El Mensajero Agartha), y los libros de no ficción, que van cuatro con ‘La locura de nuestro tiempo’, ‘La importancia de morir a tiempo’ y ‘Paranormal Colombia’.

Son tres frentes, lo que significa que se diversificó la obra en los últimos años, pero yo creo que con los años iré regresando solo a la línea de literatura.

¿Por qué tratar este tipo de temas de hiperrealidades en este nuevo libro de ensayos?
Hemos estado atrapados en el realismo, por las mismas condiciones históricas nuestras. Literatura de anticipación, por ejemplo, Colombia tiene muy poca, así como ciencia ficción, literatura fantástica, que la hay, pero no somos muy potentes ni hay un volumen de publicaciones significativas al año.

La impronta fundamental nuestra es el realismo y yo he estado ahí, pero creo que estamos agotados, que debemos lanzar la cabeza a otras dimensiones, que nos demos cuenta que somos capaces de soñar y de construir otros mundos. Quiero que los lectores sientan un aire fresco. Está bien que sigamos trabajando en la línea del realismo, debemos hacerlo, es una obligación el procesar lo que nos está sucediendo, pero también podemos abrir otros frentes.

¿Cómo fue la construcción de este libro?
Es una investigación de muchos años, entre cuadernos, anotaciones que uno va recogiendo y acumulando, pensando que en cualquier momento lo iba a utilizar. Decidí tomar ese material y hacer de él un libro.

Recogí las historias que me parecían más sorprendentes, con el deseo de demostrar que somos capaces de construcciones de múltiples realidades como la principal característica del homo sapiens, y espero que el libro muestre eso, porque no creo que exista un principio de realidad.

¿Una gran variedad de personajes?
Un libro con muy escasos ejemplos nacionales, porque ya lo había realizado de alguna manera en ‘Paranormal Colombia’, y ahora quería mostrar un amplio espectro internacional, con científicos, artistas, proyectos deslumbrantes, que deberíamos estar al tanto de todo eso para poder construir una literatura a la orden del día.

No creo que estemos condenados al guerrillero o al paramilitar, al sicario o al capo, no puede ser que nos toque estar toda la vida hablando de eso.

Quizás una manera de ir más allá de la violencia política es no hablar tanto de ella. Las nuevas generaciones están agotadas, no soportan un traqueto más y este libro es una forma de mostrar nuevos mundos posibles para soñar.

¿Seguirá en la creación de la novelas urbanas?
La línea realista me interesa y seguramente seguiré trabajando en ella, me gusta la novela urbana, me gusta la novela negra, pero también me gustan estas otras cosas. Es el momento de abrir el espectro, que las productoras de televisión, cine y las editoriales empiecen a construir otros mundos posibles. En ese sentido la televisión colombiana sigue siendo muy pobre, no ha podido desmarcarse de ese realismo destructivo, como si sólo pudiéramos exportar a Pablo Escobar, lo cual es falso.

Una televisión que le apuesta a la narcoserie…
Espero que en la televisión se den cuenta que se están repitiendo de mala manera, y que quizás no somos capaces de salir de ahí, que quizás eso se sigue repitiendo porque seguimos reforzando esos universos, porque los nombramos en exceso y una manera de desartitularlos podría ser dejar de nombrarlos tanto, para poder entender esos nuevos imaginarios que vienen.

¿Cómo está construido ‘El Libro de las Revelaciones’?
Son 88 textos, que es un número muy significativo, necesitaba que estuvieran muy bien ubicados. Fue difícil, quité textos, suprimí capítulos enteros para lograr el esquema.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad