El escritor José ‘Pepe’ Zuleta habla de su nuevo libro ‘Esperando tus ojos’

default: El escritor José ‘Pepe’ Zuleta habla de su nuevo libro ‘Esperando tus ojos’

El escritor publicó recientemente el libro de cuentos ‘Esperando tus ojos’, con diez relatos que se mueven entre la ficción y la realidad.¿Qué elementos conforman sus historias? ¿Cuál es su modo de leer la realidad? Hablamos con él.

El escritor José ‘Pepe’ Zuleta habla de su nuevo libro ‘Esperando tus ojos’

Febrero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel I Redactor de GACETA
El escritor José ‘Pepe’  Zuleta habla de su nuevo libro ‘Esperando tus ojos’

El escritor José ‘Pepe’ Zuleta publicó recientemente el libro de cuentos ‘Esperando tus ojos’, con diez relatos que se mueven entre la ficción y la realidad.

El escritor publicó recientemente el libro de cuentos ‘Esperando tus ojos’, con diez relatos que se mueven entre la ficción y la realidad.¿Qué elementos conforman sus historias? ¿Cuál es su modo de leer la realidad? Hablamos con él.

El mundo de José Zuleta está construido a base de palabras. Para bien o para mal ellas se convirtieron en la manera de vincularse con su entorno, ya sea en formas poéticas, ya sea narrando historias, pero también jalonando proyectos en los que el lenguaje es protagonista.Para la muestra están sus libros de poesía ‘Las alas del súbdito’ o ‘La línea de menta’, y los de prosa como ‘La sonrisa trocada’ o los amigos de lo ajeno’, con los que además ha obtenido prestigiosos galardones, como el Premio Nacional de Poesía de la Casa de Poesía Silva, o el Premio Nacional de Literatura a Libro de Cuento Inédito del Ministerio de Cultura. Hijo del filósofo y pedagogo Estanislao Zuleta, ‘Pepe’, como todo el mundo lo llama en los círculos culturales de la ciudad, nació en Bogotá, pero la mayor parte de su vida ha estado vinculado al Valle del Cauca.En esta región ha desarrollado su proyecto de vida tanto en su carácter de autor, como de gestor, entre los que cuenta su labor como director de la revista de poesía Clave y del Festival Internacional de Poesía de Cali. También orienta el programa Libertad Bajo Palabra, experiencia que inició en Cali, pero que ahora realiza en varios centros penitenciarios del país.Ahora, nuevamente en su condición de escritor, Zuleta lanzó recientemente una nueva colección de cuentos bajo el título ‘Esperando tus ojos’ (Hombre Nuevo Editores), conformado por diez relatos en los que, a partir de sus propias vivencias, logra construir personajes y relatos que seducen al lector y lo llevan a perderse entre las fronteras de la ficción y la realidad. Son diez historias que transcurren en distintos ámbitos desde las atmósferas rurales, hasta los círculos intelectuales o en grandes urbes que llevan al lector a querer leerlos todos de un tirón. ¿Cuál fue el origen de ‘Esperando tus ojos’ su tercer libro de cuentos publicado?En realidad este libro ni yo mismo sabía que existía y surgió porque Jesús María Gómez, el editor de Hombre Nuevo Editores, quería hacer una segunda edición de mi primer libro de cuentos ‘La sonrisa trocada’. Gómez fue quien lo publicó por primera vez, pero no pude aceptar su propuesta por que yo había vendido a otra editorial los derechos de algunos de los cuentos de ese primer libro. Él se puso muy triste por la situación, pero me quedé pensando: qué vaina no poder darle nada a este hombre que creyó en mí cuando no había publicado. Entonces me di cuenta que tenía unos escritos dispersos y supe que allí había un libro. Llamé al editor, se los envíe, y felizmente estos cuentos quedaron reunidos en este libro. Sus cuentos están dotados de un realismo que lleva al lector a no saber dónde está el límite entre la ficción y la realidad...Todo lo que escribo parte de historias de las cuales puedo dar cuenta. Esa circunstancia me ayuda mucho, porque me permite conservar el vínculo con la historia y no abandonarla, pues muchos de los relatos pueden tomarme años para escribirlos. Pero si bien parto de mis propias experiencias, de personas y situaciones reales, al final lo que hago es ficción.Usted se mueve en diversos mundos culturales y sociales, ¿en cuáles están las mejores historias?Las mejores historias están en la calle. He tenido la fortuna de conocer muchos mundos. Por ejemplo, fui jugador de ajedrez y conozco la dinámica de ese mundo, pero también he vivido inmerso en ámbitos como los de las imprentas, la publicidad, fui obrero y hasta ciclista, todos mundos muy raros. Este libro tiene una dedicatoria a su padre, Estanislao Zuleta ¿Quería pagar alguna deuda?Con mi padre tuve una relación muy compleja, como toda relación que se tiene con los padres, de amor y odio. Yo me fui de la casa muy temprano siendo aún adolescente y después de eso tuvimos una mejor relación. Él me dio mucho en el sentido que me ofreció el mundo de la literatura, especialmente en mi primera formación. Cuando incluí en este libro el cuento que le da título ‘Esperando tus ojos’, que es básicamente sobre esos grupos de estudios que mi padre dirigía y las cosas que pasaban, hay allí una ironía al tema del psicoanálisis y la cultura, pero también un reconocimiento a su importancia como pensador. Con su llegada a Cali, en 1969, puso en conocimiento a los grandes exponentes de la cultura en el mundo, en una ciudad cuyo mundo intelectual era bastante pobre. ¿Cómo fue esa forma en que él lo acercó a los libros?Él tenía una gran biblioteca y además muy buen gusto literario. Era un gran lector de textos en voz alta y esas tres cosas, sumadas a que él nos quería leer a mí y a mis hermanos, nos dio una experiencia muy importante. Mi padre nos permitió escuchar de sus labios la cadencia de un texto y su fuerza, que en la lectura silente no se logra experimentar. Eso para mí fue importante y esa sí es una deuda que quería pagar. ¿Cómo ha sido su transito entre la poesía y la narrativa?Ambos géneros han estado presentes en mi vida. Este es mi tercer libro de cuentos publicado, de cinco que tengo. Y no es que me haya ido de la poesía, lo que pasa es que me estoy poniendo al día. Yo tenía los borradores de los cuentos dispersos y había que aplicarse a hacer el trabajo. Es probable que no vuelva a publicar libros de poesía, pero ella sigue allí, por que es la gran herramienta del narrador. La fuerza de las imágenes, de las descripciones, depende del talento poético del narrador. El gran poeta colombiano es Gabriel García Márquez. ‘Cien años de soledad’, es un poema épico. Usted ha dicho que un escritor está determinado por su capacidad de leer la vida, ¿A qué se refiere?La persona que es capaz de ver lo que todo el mundo ve de otro modo es un poeta, un escritor o un narrador. Un escritor debe tener la capacidad de leer el mundo en que está viviendo, es decir, capaz de aprehenderlo, para sentir todos sus matices. Y entre más desarrollado tenga el escritor esa capacidad de lectura de su entorno, mejores textos va a lograr, mejores descripciones, mejor va a ser la puesta en escena de lo que escriba. En su opinión ¿por qué momento están pasando la literatura regional?Tengo la idea de que la mejor literatura de la región es la que se está escribiendo ahora y que es algo extensivo a la cultura y las artes. Es interesante ver cómo se están involucrando los jóvenes. Cuando empecé muy joven en los 70 a vincularme la actividad literaria en Cali, uno veía que siempre éramos los mismos pelagatos. Ahora, por ejemplo, está el trabajo de autores como Juan Esteban Constaín, de Popayán, que se ganó el premio Espartaco de Novela en España por su libro ‘Calcio’, o a un Antonio García, que se ganó la beca Rólex o Pilar Quintana, quien regresó hace poco de Estados Unidos donde obtuvo una beca y ha escrito tres novelas. Estamos hablando de una región en la que existen cerca de doce talleres de escritura y unas 20 tertulias literarias, cuando hasta hace una década había dos o tres. Por eso me parece que esta es una época feliz en nuestra literatura. ¿De qué tratarán sus próximos libros?Estoy trabajando en dos proyectos. Tengo un libro de cuentos terminado que se llama ‘La espiral del alambique’, que tiene el alcohol como el eje que une estos cuentos, pero desde muy distintas maneras y ambientes. Es un libro sobre las luces y las sombras del alcohol. El libro surge por una gran preocupación, pues pienso que la nuestra es una sociedad alcohólica. Y el otro proyecto es un libro que llevará por nombre ‘Las pequeñas causas’, que tiene el propósito de que pueda llegar a lectores desde los seis años en adelante con textos que los llevarán a descubrir, por ejemplo, cómo surgió la historia del maratón, como surgió el ajedrez, entre otros temas.¿Cuándo se atreverá a dar el paso hacia la novela? Estoy escribiendo una que no sé si va acabar conmigo o yo voy a acabar con ella. Es posible que sea publicada en el 2013, de acuerdo a lo que tengo acordado con editorial Alfaguara. Como todo lo que hago es una historia autobiográfica. Es una especie de saga familiar, que arranca entre los años 20 con la historia de mi abuelo y que, con algunos saltos, llega hasta nuestros días. La novela relata tres momentos de esa historia familiar contada por tres distintos narradores. ¿En qué género se siente más cómodo escribiendo?Lo que mas me gusta es escribir cuentos. Es un género en el que debes ser preciso con el lenguaje, con la música y el ritmo de las palabras, entonces la destreza del cuentista es una destreza de la cual uno se siente feliz como escritor, por lo menos así lo siento yo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad