El conflicto bajo el lente de Mograbi

El conflicto bajo el lente de Mograbi

Octubre 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Redacción de GACETA
El conflicto bajo el lente de Mograbi

'Once I entered the garden' fue filmada en 2012.

Considerado el documentalista más importante de Israel y una voz fundamental en el conflicto del medio oriente, Avi Mograbi es uno de los invitados al Festival Internacional de Cine de Cali que se inicia el 29 de octubre.

Corría el año de 1995 en plena campaña electoral israelí cuando el director de cine Avi Mograbi decidió hacer un curioso experimento: ¿qué pasaría si él,  que llevaba años militando en la izquierda, siguiera con su cámara a Ariel Sharon, líder de la derecha de su país, para hacer un documental sobre la campaña electoral en Israel? 

Muchos, claro, pensaron que estaba loco. Pero haciendo caso omiso del radicalismo que existe en su país, emprendió ese periplo por distintas ciudades y regiones de Israel, para concluir un trabajo que lleva como nombre ‘Cómo aprendí a vencer el miedo y a amar a Ariel Sharon’ y que hoy es referente en el universo del documental político, por la supuesta relación o acercamiento que se da con “el enemigo”. 

Hoy, casi 20 años después de haber sido filmada, Mograbi asegura con cierta decepción que esta película fue una especie de fracaso porque muchos de los espectadores no entendieron la ironía que estaba presente en la película. “Creían que era un documental en todo el sentido de la palabra y que al final yo me había convertido en un seguidor de Ariel Sharon; que había olvidado mis ideales, lo cual no es cierto”.

Esto se debe a que, haciendo gala un estilo muy particular en el que Avi  aparece en cámara, en close-ups, y  le habla al espectador sobre su intento de hacer el documental y, poco a poco, mientras Sharon lo deja aproximarse, confiesa que se siente en confianza con el líder. Tanto parece haberlo seducido Sharon que  su esposa decide dejarlo. Eso confiesa Mograbi frente a la cámara.  

“Es curioso, pero la gente en mi país no lo entendió. Mi esposa, de hecho, nunca me dejó, ella juega ese rol porque esa es la ficción en la película”, dice Mograbi para explicar esos linderos aún difusos sobre el uso de la ficción en un documental. Al final, dice, “la idea era contar una historia que pudiera parecer verdadera, pero que no lo era y que buscaba discutir algo más universal, que es la naturaleza de la derecha israelí”.

Avi Mograbi nació en Israel en 1956, en el seno de una familia de ideas políticas de derecha, dueña del famoso Teatro Mograbi. Siendo un niño fue un admirador del ejército israelí y disfrutó, como tantos de su generación, al recibir libros y álbumes de los héroes militares como regalo de cumpleaños o de Bar Mitzvah. 

Sería solo en su adolescencia que Avi revaluaría las ideas políticas familiares y se inclinaría por la militancia en la izquierda radical. Mograbi estudió entonces filosofía y artes, y  empezó a trabajar desde muy joven como asistente de dirección en películas locales y extranjeras hasta que decidió lanzarse al ruedo con el trabajo sobre Sharon. 

Desde entonces, su línea de trabajo ha sido muy clara: intentar mostrar una realidad que no se ve sobre el conflicto en Israel. Y eso es justamente lo que ha seducido a millones de espectadores alrededor del mundo que han visto su trabajo. Para la directora asistente del Festival Internacional de Cine de Cali, Sofía Suárez, una de sus características más importantes es que “siendo un director israelí, en sus propuestas propone la otra mirada del conflicto que es la presencia palestina, donde se resignifica al ‘malo’, en este caso a los palestinos. Esto genera un quiebre importante al imponer una voz disidente”, explica. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad