“El buen cine va más allá del entretenimiento”: Fernando Valero

“El buen cine va más allá del entretenimiento”: Fernando Valero

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de GACETA
“El buen cine va  más allá del entretenimiento”: Fernando Valero

Fernando Valero, publicista y director de cine.

‘Sombras de la muerte’, cortometraje del caleño Fernando Valero, hace parte de la lista oficial de Los Ángeles CineFest, un festival online en el que participan directores de todo el mundo.

Los Ángeles CineFest es un festival creado en California  que se celebra de forma online con la idea de que directores de todo el mundo puedan participar.

En la versión de este año está un caleño, Fernando Valero, y su cortometraje  ‘Sombras de la Muerte’.  En apenas 25 minutos - Fernando es publicista, así que viene de contar historias en 30 segundos  -   narra un encuentro de  amor en medio del conflicto armado colombiano, una historia basada en hechos reales en la  que  reflexiona sobre un sentimiento que lo marcó para siempre  en los días en que Cali era una ciudad de secuestros masivos, ‘pescas milagrosas’:   miedo.  

¿Por qué un publicista termina siendo director de cine?  

Desde niño estuve vinculado con las producciones artísticas.  En el colegio hacía parte de los grupos de danza y teatro y me entusiasmaba mucho cuando veía una cámara de televisión. Me parecía lo más extraordinario del mundo. Por eso, cuando tenía 15, mis padres me regalaron una cámara de cine Súper 8. Las películas se compraban en un local en la Plaza de Caycedo y duraban 15 minutos.

Quizá fue ello lo que me llevó a querer estudiar comunicación social. Sin embargo,  por mi puntaje en el Icfes, no alcancé a entrar a la Universidad del Valle. Era  1985. Entonces estudié  publicidad y fue un acierto. La carrera me dio otra perspectiva del manejo audiovisual.

¿Cómo contar historias en 30 segundos, lo que dura un comercial?

Cuando me gradué  mis padres me regalaron otra cámara, esta vez de video, y un equipo de edición que venía con manual en inglés. Yo  me amanecía traduciéndolo para manejarlo óptimamente. Fue así como empecé a dar mis primeros pasos. Siempre con la idea de hacer cine realicé diversos estudios con directores como Lisandro Duque y Ricardo Coral, con quien rodamos el primer cortometraje en compañía del cineasta  Manfred Hirsch. En noviembre de 1999, junto a mi amigo José Antonio Cubillos, creamos además  Visión 3, una empresa caleña dedicada a la realización de producciones audiovisuales.

‘Sombras de Muerte’, su más reciente cortometraje, se inspiró en una historia real. ¿Qué pasó?

Entré a estudiar actuación a la academia Naar Landaeta en compañía de Camilo, mi hijo mayor, para conocer a fondo la profesión y tener la capacidad de dirigir a mis actores con mayor propiedad.

 Durante uno de los ejercicios un compañero contó que a su padre, que era policía, casi lo secuestra un grupo subversivo en un retén ilegal. En ese momento recordé que yo estaba en la sede campestre del Deportivo Cali el día del secuestro de La María. Nos tocó salir corriendo. 

También estaba tomando chocolate con queso con unos amigos en el mismo sitio donde una semana después  ocurriría el secuestro  del Kilómetro 18. Eran días en los que teníamos la ciudad por cárcel y esto me marcó mucho. Cuando viajábamos de una ciudad a otra, como en una ocasión que fui a Bogotá por tierra, lo hacíamos con   miedo.  

Así que investigué otras experiencias atroces en el país y agregando un poco de ficción empecé a escribir un guión y a trabajar en su estructura basado en los estudios realizados con Robert McKee, quien se ha hecho célebre porque en sus seminarios se han gestados guiones de algunas de las películas más premiadas de Hollywood como ‘El color púrpura’ y ‘Forrest Gump’.

¿Por qué contar otra historia sobre la guerra en Colombia?

‘Sombras de Muerte’ es una historia de amor en medio del conflicto armado para reflexionar sobre el daño que la guerra le hace a las familias colombianas en general, un daño   que   se tiene que acabar. 

El cine rescata la memoria histórica y lamentablemente la nuestra ha sido violenta. Y precisamente hechos reales como en los que se basó el guión deben llevarnos a apoyar una paz justa y reparadora para nuestra patria en esta recta final del proceso de reconciliación en el que estamos empeñados, independientemente de los argumentos individuales.

Esta, además, no será la última película que retrata la guerra tormentosa y cruel. Habrá muchas más porque el conflicto que nos ha tocado tiene 60 años. Todavía hay mucho por contar.  

El cine debe ir más allá del entretenimiento. Puede convertirse en un mecanismo de poder social que puede marcar la agenda del debate público, mostrando la realidad social y produciendo una verdadera catarsis en los espectadores.

¿Cómo es que ‘Sombras de la Muerte’ termina en Los Ángeles CineFest?

Nos inscribimos a  través de una plataforma electrónica porque cumplíamos con los requisitos  exigidos y porque me seducía la idea de competir con el alto nivel de los demás participantes de todo el mundo. El haber sido seleccionados es muy importante para mí. Este festival es organizado por el director de cine Mark Mos, quien también es el creador del Sunset  Festival de Los Ángeles. 

Y estar ahí es un reconocimiento otorgado por la industria cinematográfica de esta ciudad que es considerada la meca del cine mundial. Esto es muestra de que el sueño que tuve de niño de ser cineasta empieza con pie derecho y va por buen camino.  

Detrás de ‘Sombras de la Muerte’, además,  hay un equipo de caleños a quienes también se les reconoce ahora su trabajo con esta vitrina en Los Ángeles. ¿Quiénes son? 

[[nid:537826;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/05/p6gacetamay22-16n1photo02.jpg;left;{El cortometraje fue rodado en Restrepo, Valle.}]]

Por fortuna me he rodeado de gente muy especial para la realización de este rodaje.  La producción de campo estuvo a cargo de David Vergara, amigo de infancia que ha participado en películas como ‘El cartel de los sapos’. También está la actriz Susana Rojas. Otro miembro importante del equipo es Óscar Rodríguez, quien interpretó al personaje antagónico y fue director de actores; y colaboraciones especiales como la de Ilan Oszerowicz, Karol Bacca, Pepe Triviño y una mención muy importante para la gente del municipio de Restrepo, que nos apoyó en el rodaje.

Además debo mencionar el apoyo de mi esposa y de mi hijo Camilo Valero, para mí uno de los mejores montajistas de Cali.  Mi hija Sara soportó, por cierto,  mis ausencias y mi nieta Valentina interpretó un gran  papel en el cortometraje. 

También quiero agradecer a quienes financiaron, en parte, este proyecto cinematográfico de la ciudad. Después de terminado el guión se registraron los derechos de autor y se presentó al Ministerio de Cultura. Gracias a ello se obtuvo, por ley del cine,  beneficios tributarios a los inversionistas. De todas las empresas que visitamos, que habían ofrecido su respaldo a este proyecto,  recibimos el apoyo de Dise Comunicación Visual y de Ocupar Temporales, que a ya recibieron sus respectivos certificados.

Después de Los Ángeles, ¿qué sigue?

El cortometraje   ahora está en Los Ángeles y próximamente se verá en México. La idea es seguir mostrándolo en todo el mundo. Y ya estoy trabajando en una nueva producción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad