El arte se toma los jardínes del Museo La Tertulia

Noviembre 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El arte se toma los jardínes del Museo La Tertulia

‘Camilo Torres’, aguafuerte de Luis Camnitzer (1970).

Varias intervenciones artísticas son exhibidas en los jardínes del Museo La Tertulia por estos días. Aquí le contamos en qué consisten.

Una casa en el árbol abandonada por su creador; un palafito mirador fuera de su contexto marino; una barricada que evoca una mirada contestataria, y una estructura de madera que provoca un juego visual, conforman las cuatro intervenciones de ‘Territorio en Discusión’, que están instaladas por estos días en el Museo La Tertulia.Esta muestra supone un hito en la historia del museo toda vez que es la primera vez que sus jardines han sido intervenidos para realizar en ellos propuestas artísticas.Con curaduría de Yohanna Roa, las intervenciones fueron realizadas porlos artistas plásticos Mario Opazo, Henry Salazar, Adrián Gaitán y el colectivo Sector Reforma, de México, a quienes se les invitó a realizar sus trabajos a partir de una obra que hiciera parte de la colección del Museo.En busca de perfecciónEl artista caleño Adrián Gaitán tomó como referente la obra de la colección del museo ‘Backyard IV’, de Robert Kipniss, una litografía en la cual se observa una imagen desoladora y enigmática de una casa que está en un bosque detrás de un árbol. Gaitán construyó una casa sobre el samán del Museo que contiene espejos y construye una evocadora historia de su posible habitante, un artista que se instaló en aquel lugar junto al Museo, para buscar la perfección artística.Era de revoluciónDos obras de Luis Canmintzer, una que consiste en nombres de revolucionarios famosos del continente y una fotografía del Che Guevara que están en los archivos del Museo, inspiran al chileno Mario Opazo la obra ‘Barricada’, intervención escultórica al edificio fundacional de La Tertulia. “Este edificio se caracteriza por la columnata que lo rodea de formas simples y repetitivas, la forma rectangular y volumen paralelepípedo, evocan apropiaciones arquitectónicas traídas de intenciones clásicas y neoclásicas de porte miliciano”, reza el texto curatorial. Fuera de contextoUn aguafuerte de Edward Rushcha, ‘Hombre caminando lejos de todo o alejándose de todo’, fue retomado por el caleño Henry Salazar, quien inserta en el paisaje urbano una construcción de palafito, típica del Pacífico, totalmente extraña al paisaje del lugar tal como lo fue en su momento el edificio del Museo cuando fue levantado en 1968.De los huéspedesLos mexicanos Santino Escatel, Javier Cárdenas y Alejandro Fournier son del colectivo ‘ Sector Reforma’, huésped del Museo. A partir de una serigrafía del artista cinético Carlos Cruz Diez instalan una obra que plantea el juego del movimiento del cuerpo humano con la obra, para generar así otros sentidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad