"El arte puede transformar Colombia": 'Misi', directora de teatro musical

"El arte puede transformar Colombia": 'Misi', directora de teatro musical

Junio 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Vidal Garcés

María Isabel Murillo Samper, 'Misi', directora de teatro musical colombiana.

María Isabel Murillo Samper, ‘Misi’, directora de teatro musical es una convencida de que crecer de la mano del arte y muy específicamente de las artes escénicas, forma mejores seres humanos.

María Isabel Murillo Samper, ‘Misi’, es hija de Hernando Murillo, ingeniero civil y músico de corazón y de Josefina Samper y es sobrina del gran músico y compositor bogotano, pianista, tiplista y flautista, Emilio Murillo Chapull, paradigmático defensor y promotor de la música colombiana y autor de valses, bambucos, danzas y pasillos cantados e instrumentales, que tuvo gran éxito musical en las primeras décadas del Siglo XX. Entre sus obras más famosas figuran Canoíta, El Trapiche, La Cabaña y el Guatecano. De niña, ‘Misi’ se dormía arrullada por la Canción de Cuna de Brahms y, como dijo alguna vez, se despertaba con los bambucos y pasillos que su papá interpretaba en el tiple y atardecía con las letras nostálgicas de boleros y baladas, porque la familia, que tenía un gran piano de cola en la sala, vivía en olor de música. De manera que ‘Misi’ bebió música en el tetero y masticó corcheas con sus papillas. Hoy, es la mejor directora de teatro musical en Colombia. En sus inicios y tras un ensayo en la Facultad de Sicología de la Javeriana, pronto entendió que lo suyo era la música y decidió estudiar Pedagogía Musical y Educación Pre-escolar en la Universidad Pedagógica de Bogotá. En 1987 fundó Misi, Compañía de Producción Artística, donde ha formado centenares de niños en coros, canto, danza y actuación, que son la materia prima para sus espectáculos. Entre ellos, West Side Story, Brillantina (Grease), Jesucristo Superstar de Andrew Lloyd Webber, Annie, de Thomas Meehan y Charles Strousse, ambientada en la Nueva York de los años 30, Tributo a Michael Jackson, calificada por la crítica como deslumbrante, y muchos más, como sus Musicales de Navidad que atraen, año tras año, a un público delirante – infantil y adulto- que abarrota la sala y aplaude a rabiar. Y como María Isabel Murillo piensa en grande -de ahí su éxito arrasador- en este momento adelanta un proyecto que contempla la construcción de un ambicioso plan de renovación urbana que transformará un conjunto de cinco manzanas al norte de Bogotá, y que comprenderá librerías, galerías y cafés, un teatro para 1.500 personas y un restaurante en el último piso. En las instalaciones se enseñarán artes escénicas, ingeniería de sonido, diseño de luces, y de escenografía. La idea es darle a Bogotá un ícono arquitectónico y cultural que genere en la capital del país un impacto parecido al del Museo Guggenheim en Bilbao o al Lincoln Center en Nueva York. El diseño del centro, que se llamará Proscenio, estará a cargo de una de las firmas más prestigiosas del mundo, la británica Foster and Partners, constructora de numerosos hitos arquitectónicos, como el Metro de Bilbao, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, el City Hall de Londres, el Viaducto de Millan -el puente más alto del mundo- en Francia, y la reconstrucción del Reichstag de Berlín, entre otros. ‘Misi’, cuyo motor es la pasión con la que proyecta sus obras y el trabajo de sol a sol, se salió una vez más con la suya.¿Cuál es la misión de su compañía?Estamos comprometidos con ser una plataforma de desarrollo cultural y creativo para la consolidación del teatro musical en Colombia, a través de la formación de nuevos públicos y de artistas íntegros e integrales, la producción de espectáculos y la creación de proyectos que abran nuevos espacios laborales para el talento, que los hagan competitivos en el ámbito nacional e internacional. ¿Cómo se forman nuevos públicos? ¿Siente que se ha cumplido esta misión en nuestro país?Creo que la fórmula para hacerlo es despertar en el público la pasión por los musicales. Nosotros lo hemos abordado desde dos ángulos importantes: uno es la formación de artistas desde niños hasta adultos, allí tienes tu público de hoy y tus artistas de mañana. Y el segundo es la producción de espectáculos de muy alta calidad, y que apunten a un público familiar. Y a los dos ingredientes anteriores le sumas la constancia y la pasión. Y siento que sí se ha cumplido esta misión en nuestro país. Un ejemplo claro es que hoy muchos de los colegios están ya haciendo musicales para final de año, y esta ya es una bola de nieve que no la para nadie.¿En qué consiste la formación de artistas integrales?Es en la que se imparte simultáneamente la formación en música, danza y teatro. ¿Cómo surgió la idea y en qué consiste?De la necesidad de consolidar un nuevo género musical en Colombia – el teatro musical – fortalecer la industria cultural abriendo nuevos espacios laborales, para que muchos que quieren dedicarse a este oficio, lo puedan hacer con una vida digna, como se lo merece el arte. Además, poder ofrecer de manera mucho más eficiente lo que sin duda considero que es la más poderosa herramienta de transformación social: crecer de la mano del arte hace mejores seres humanos. ¿En que consiste? Es el primer Plan Parcial de Renovación Urbana aprobado en Bogotá, el cual cuenta con un importante equipamento cultural como ancla o motor de desarrollo, alrededor del cual se hará un proyecto inmobiliario en el que quedaron aprobados todos los usos: vivienda, oficinas, comercio, hotel, educación, etc. La parte cultural tiene proyectados un teatro, una escuela de artes, y un teatro restaurante. Y va muy bien, al ritmo que requiere un Plan Parcial que será el piloto de muchos otros en la ciudad. ¿Cuándo estará listo el gran centro cultural ‘Proscenio’ en Bogotá?Está proyectado para el 2015.¿Cómo han respondido los vecinos de las cinco manzanas que abarca? Para algunos es muy bueno y para otros no tanto. Lo esperable en un proyecto de esta magnitud. Hemos tratado de hacer lo mejor posible. Desde luego ‘se hace camino al andar’. ¿Qué busca con este proyecto?Darle a Bogotá y a Colombia, lo que nos merecemos: lo mejor. Sin duda se convertirá en uno de los íconos arquitectónicos más importantes de América Latina, y desde luego será un detonante importante de desarrollo en todos los aspectos. Estoy convencida que será un hecho histórico para nuestra ciudad y nuestro país. ¿Será un atractivo para el turismo?Me atrevo a decir que significa un ingrediente importante más, poner a Bogotá a la altura de las grandes capitales del mundo, y consolidarla como la capital cultural que queremos. Sin duda atraerá turismo, como lo han comprobado todos los íconos arquitectónicos diseñados por Foster & Partners que existen hoy en día en el mundo entero.¿En qué forma le ha respondido el público y qué impacto tendrá el nuevo proyecto en ese público?Nuestro público ha sido fiel y maravilloso. Hemos ganado su credibilidad. Somos quienes somos y estamos donde estamos gracias a ese público y a las empresas privadas que nos han apoyado en este apasionante camino. Sin duda alguna será un detonador del talento y la cultura colombianos, para que brille aún más a nivel nacional e internacional.¿Por qué escogió la vida de Michael Jackson para rendirle tributo musical?¿Cómo no hacerlo? Creo que para todos los que tenemos que ver con el mundo de las artes escénicas, el mundo del entretenimiento, este fue un grande entre los grandes, que marcó un momento en la historia. Uno de los pocos de quienes se puede hablar de un “antes y un después de”. ¿Cómo se hizo este montaje que parte del momento del arresto de Jackson? Primero hicimos una investigación muy rigurosa de todo lo que pudimos encontrar en entrevistas, Internet, videos, etc. Para el material que se incluyó en el Tributo tratamos de remitirnos en lo posible a entrevistas del mismo Michael Jackson para obtener información veraz y directa. Desde luego, sólo a partir de ese conocimiento y de estudiar otra gran cantidad de material, lo que queríamos utilizar y en qué lugares. ¿Cuál es el mensaje de las canciones de Michael Jackson?Por un mundo mejor, por la niñez, cuestionando qué estamos haciendo con nuestro mundo y siempre dejando un mensaje de esperanza. También algo que considero muy importante, que es empezar por mirarnos a nosotros mismos antes d e juzgar y señalar. Michael Jackson fue acusado de abusador de menores. ¿Es lógico un ‘tributo’ a él, además, hecho por niños y jóvenes? ¿No hubo polémica?Fue juzgado y absuelto. Fue declarado inocente, y además después de su muerte, la familia del niño que lo acusó, públicamente admitió que se había hecho un montaje. Nuestra posición es clara: reivindicar su pensamiento a través de su música. Y ese fue el mensaje. Por eso tiene toda la lógica del mundo que niños y jóvenes le rindan un tributo. A ellos dedicó su vida y su música, y son ellos quienes tienen ahora su legado para hacerle entender al mundo que perdimos no a un criminal, sino a un extraordinario visionario, aunque, para muchos, un ser extraño, para mí, simplemente un niño que nunca creció.¿Si hubo polémica?, no. Realmente, que sepamos, una sola persona salió del teatro molesta. De resto, absolutamente todo el mundo quedó conmovido tanto por los hechos dolorosos, como por su emocionante legado.Sus montajes de Navidad son exitosísimos. ¿Qué significa para usted esta época del año? La esencia misma de la vida. La luz, la felicidad, el compartir. Siempre he dicho que si me congelaran y me despertaran en Navidad, lo sabría inmediatamente. Se siente en la energía, en el ambiente, en la luz y en la sonrisa de la gente. Son también los mejores recuerdos de cuando era niña. ¿Cómo es trabajar con niños?Lo más maravilloso que hay. Trabajar con niños es lo que mantiene joven y vivo el espíritu, te permite mantener tu niño interior vivo que es sin duda lo más cercano a nuestra verdadera esencia.Su secreto para tener tanta vigencia.Hacer todo lo que hago con pasión, entrega y amor. Siempre dar lo mejor de mí misma. El reto es superarse cada vez más sin perder el goce de lo que haces.¿Un actor nace o se hace?Todas las anteriores. Se puede nacer con un gran talento, pero no es suficiente. Hay que cultivarlo y trabajar muy duro para llegar a la cima. Pero también he tenido casos maravillosos donde queda claro que la “constancia vence lo que la dicha no alcanza”.¿De dónde proviene su gran amor totalizante por la música?De mi familia. Tuve la enorme bendición de crecer en una familia donde siempre hubo música. Nos dormían con música, mi casa era un centro de reuniones a donde muchos artistas que venían a Bogotá terminaban en una deliciosa tertulia musical. Allá estuvo Julio Iglesias, Piero, los Hermanos Castro, los Rufino, en fin, muchos artistas, pues mi papá era un músico empírico maravilloso, sobrino de Emilio Murillo, y mamá también era muy musical.¿Cómo califica el apoyo oficial a la cultura en este país?Bueno, creo que ha habido avances en ese tema, como la reciente aprobación de la Ley del Espectáculo Público y otras medidas, pero también siento que aún hay muchísimo por hacer. ¿Cuáles son sus compositores clásicos favoritos?La lista sería interminable, pero te menciono los que llegan a mi mente más rápido, Bach, Vivaldi, Haendel, Beethoven, Mozart, Chopin, Rachmaninoff, Debussy, Mahler… Goza otra clase de músicas. ¿Cuáles?Toda la buena música me gusta, el jazz, la música colombiana, la brasilera, cubana, el pop, cosas del rock, Frank Sinatra y todos sus contemporáneos, el góspel. Pero la metálica y lo muy estruendoso se queda por fuera de mi lista.¿Qué la inspira en su trabajo creativo?Todo, la vida misma.¿Cómo influyen la música y la danza en los niños, según su experiencia?De manera absolutamente definitiva. Soy una convencida de que crecer de la mano del arte, y muy específicamente de las artes escénicas, forma mejores seres humanos. Hace niños más felices, seguros de sí mismos, multidisciplinarios con excelencia en los campos que abordan, les enseña a trabajar en equipo, crea vínculos muy fuertes afectivos de por vida. En fin, creo que cuando uno hace lo que es su pasión, florece interiormente.¿Qué ha sido lo más difícil en este proyecto suyo que ya suma varias décadas?Abrir camino nunca es fácil. En este país donde no existe el hábito suficientemente afianzado, lograr mantener el proyecto financieramente quizás es lo más complicado. Pero ha sido un camino disfrutado de principio a fin… y ¡lo que falta! ¿Cómo definiría al público que llena sus presentaciones?Es un público familiar que ha crecido con nosotros, aunque el último montaje, ‘Tributo a Michael Jackson’, nos trajo audiencias nuevas, que están acostumbradas a ver espectáculos de primera calidad, en los que pueden compartir desde los niños más pequeñitos hasta los abuelos, y todos disfrutan puesto que no es un show “para niños” o “para adultos” sino para todos. ¿Si en Colombia hubiera muchas más posibilidades de acceder a estos espectáculos culturales, algo cambiaría en el ánimo de un país tan martirizado?Sin duda alguna. ¿Qué opina de las encuestas que periódicamente dicen que los colombianos somos “los más felices”? No me sorprendería que eso fuera verdad porque, aunque hay muchas necesidades y problemas– ¿dónde no las hay?- es un país maravilloso donde yo, por lo menos, vivo muy feliz.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad