El arte joven de Cali le apuesta al videomapping

El arte joven de Cali le apuesta al videomapping

Febrero 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Gaceta
El arte joven de Cali le apuesta al videomapping

Liliana Vergara y Alejandro Jiménez ganadores de la convocatoria de la Universidad Javeriana.

El videomapping aplicado a las artes plásticas es la propuesta de ‘Arquitecturas emergentes’, una pieza artística que fusiona nuevas tecnologías con un discurso sobre el espacio público. Liliana Vergara y Alejandro Jiménez, sus creadores, son los ganadores de la convocatoria de la Universidad Javeriana.

¿Exactamente de qué estamos hablando cuando hablamos de videomapping?Alejandro: Se trata de la proyección de vídeos en espacios no convencionales que pueden ser desde objetos hasta el cuerpo humano; cualquier cosa que no sea una pantalla plana. Esto permite jugar con las narrativas y las formas de contar. Sin embargo, nuestro proyecto no se trata solo de videomapping entendido como un espactáculo o un juego de luces que es lo que algunos han visto, sino de la exploración de la técnica aplicada a las artes visuales.La obra se llama ‘Arquitecturas emergentes’. ¿En qué consiste?Liliana: Al abordar el concepto de videomapping descubrimos que se trata de una práctica que tiene múltiples facetas. Uno puede hacer videomapping sobre espacios públicos, pero también sobre objetos o espacios cerrados, y luego se puede hablar también de interactividad. A nosotros nos interesó el tema del espacio público en la ciudad y cómo interactuamos con él. También de qué manera olvidamos esos contextos históricos y culturales de la ciudad. Fue así como decidimos trabajar con el espacio arquitectónico del Museo La Tertulia, al considerarlo no solo un sitio emblemático de la cultura sino de Cali, e incluso del Pacífico. La obra consiste entonces en un video proyectado sobre la fachada del costado de la Avenida Colombia en que se muestran imágenes fragmentadas que reflexionan sobre el espacio público de nuestra ciudad. ¿Hay una narración? ¿Qué puede esperar el espectador?Liliana: Se trata de una narración no lineal que intenta reflexionar sobre lo que significa el espacio público. Para ello decidimos crear una figura central que es un monje, a quien el espectador verá en tres tiempos dentro de la animación. Es este monje es el que ‘invita’ al público a contemplar unas acciones que hablan del Museo como cultura, del concepto de ciudad como paisaje, de la naturaleza, del Pacífico, y de esos espacios que ya no están y que hemos olvidado.¿Cómo fue el proceso de creación de esta obra?Alejandro: Cuando empezamos a buscar las imágenes de partida nos dimos cuenta que nos interesaba el acercamiento al cine en cuanto a los métodos de producción y de cómo se construye una narración. Fue así como conformamos un equipo de 26 personas, entre estudiantes, docentes y artistas, distribuidos en equipos de producción, equipo de edición, sonido, animación, logística, casi igual a como funciona una película. Eso nos dio la posibilidad de crear una línea de tiempo en animación cuya duración es de 12 minutos. ¿Por qué apostarle a esta nueva tecnología como forma de expresión artística?Alejandro: Nuestro interés ha sido siempre la imagen en movimiento. Liliana tiene su tesis de doctorado sobre arte electrónico, efímero y arte público, así que el punto de partida ya lo teníamos marcado. Ahora lo que nos interesa es precisamente explorar y descubrir sobre otras formas artísticas contemporáneas, aplicando tecnologías diferentes. Por primera vez la Universidad Javeriana otorga recursos para investigación a un proyecto artístico y no a un proyecto científico. ¿Qué significado tiene esto para ustedes? Es cierto. Cada año la Javeriana hace una convocatoria de investigación y normalmente son proyectos científicos los que apoyan, y este año tuvimos la fortuna de ganarnos la convocatoria con una propuesta de investigación - creación donde no generamos resultados medibles ni cuantificables, sino una creación visual, artística. Esto tiene un significado enorme puesto que al apostarle a un proyecto artístico está validando el aporte que para la sociedad tiene el arte. Se trata de una apuesta por la cultura, obviamente sustentada en que la Javeriana tiene la carrera de artes visuales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad