El agente 007 se desmoviliza

El agente 007 se desmoviliza

Noviembre 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez * Especial para GACETA
El agente 007 se desmoviliza

El agente, interpretado por el siempre acartonado y muy aburrido, Daniel Craig, se pasea por México, África y Europa en busca de pistas que le permitan terminar con la organización fantasma que quiere liquidar la agencia de detectives para la que trabaja.

La festividad mexicana del día de los muertos adquiere otra dimensión, una muy cinematográfica y nada realista, en la última película de James Bond. Después de todo se trata de la primera secuencia con la que pretenden enganchar al espectador en medio de una fantástica persecución que incluye demolición de un edificio, pelea en helicóptero y una multitud nerviosa en pleno zócalo capitalino. James Bond trabaja por su cuenta, intentando detener los malévolos planes del villano de turno. 

Poco después lo descubrimos en Londres asumiendo un castigo por cuenta de su jefe M (Ralph Fiennes), quien lo manda a un descanso forzado producto del  desacato ocurrido en la país azteca.  Sin embargo, Bond, que no nació para recibir órdenes, mucho menos para quedarse quieto, le confiesa a  Money Penny  (Naomi Harris) la razón de su búsqueda: solo está cumpliendo la última voluntad de la finada M (Judi Dench). Conmovida por su nobleza,  la chica se propone ayudarlo, a distancia eso sí, porque ella debe quedarse cumpliendo con su trabajo.

Bond busca la manera de evadir las medidas de seguridad que le han impuesto, incluyendo un dispositivo que ahora tiene instalado en su torrente sanguíneo y con el que podría ser localizado de manera satelital, esté donde esté.  

Así arranca la trama que dura un poco más de dos horas y en la que lo vemos moverse por África, Europa y América en tren, avioneta, moto y carros lujosos, poderosos, resultado de una producción que no conoce límites.  

Esta nueva entrega del  007, que lleva por nombre ‘Spectre’, corre por cuenta del director Sam Mendes (‘Belleza Americana’, ‘Revolutionary road’), quien ya había estado al frente de su antecesora ‘Skyfall’ (2009).

El asunto con esta producción en la que no falta la acción, no tan trepidante como podríamos haberla visto en sus antecesoras, es que el personaje de Bond empieza a desdibujarse. Ya poco queda del agente astuto y elegante  que resolvía los asuntos con diplomacia y seducción. No, ahora nos encontramos más bien frente a un matón que dispara por doquier, librándose fácilmente de sus enemigos así sea por mera sospecha. 

Eso sin hablar de la clase que lo caracterizaba y que por supuesto nunca ha sido el fuerte de Daniel Craig, un rubio  con cara de rudo que, por muy inglés que sea, no cumple con los requisitos mínimos del agente 007.  Se trata de un hombre de músculos bien trabajados y ropa apretadita, que tal vez  luciría mucho mejor en el traje de Batman que en el rol de detective que viene ejerciendo hace ya nueve años.

Cierto es que este asunto de los Bonds nunca terminará de poner de acuerdo  a los seguidores de la saga.  Su elección despierta a veces más expectativas que la del mismísimo Papa y suele dejar siempre abiertas las dudas.  Cada actor ha hecho lo que mejor ha podido y creído con el personaje, construyéndolo desde sus propias fortalezas. En el caso de Craig han sido sin duda sus bíceps, permitiendo que lo mejor de su personaje se desdibuje. 

¡Y para colmo!  ¡Ya ni siquiera le importa la manera como preparan el Martini!  Que falta  de respeto por un personaje que siempre fue impecable, incluso selectivo para conquistar. El de ahora, en cambio, no desaprovecha la oportunidad para regocijarse con las damas que se cruzan en su camino.  En esta oportunidad el casting femenino tiene a Monica Bellucci y Léa Seydoux  (‘Gran Hotel de Budapest’, ‘La vida de Adele’ y ‘Misión imposible: protocolo fantasma), manteniendo así el gusto del agente por lo alto. 

‘Spectre’  sin duda cumple con todos los requisitos que una película de Bond podría tener: Persecciones, malos entendidos, planes, enemigos ocultos y sexo. ¿Entonces, si lo tiene todo y un poco más, por qué no parece estar frente a una película de James Bond? Tal vez sea  por su historia que tiene más vueltas demás, tal vez ese pie en el pasado de Bond nunca  lo esperábamos.  Ah, porque olvidé decirles que ahora Bond se enfrenta a un hermano de adopción que siempre lo dio todo por ser el preferido de su padre. 

Este exceso de explicaciones y de melodramas del pasado desentonan con las historia de enfrentamiento contra el malo que se quiere apoderar del mundo. Para eso estaba Bond, para salvar el mundo primero de los rusos, después de los árabes. No para intentar superar sus traumas del pasado y de paso quedarse con la chica.  

@kayarojas

Docente Universidad Autónoma de Occident

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad