Diego Trujillo, este miércoles y viernes en el teatro Jorge Isaacs

Octubre 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
María Cristina Castañeda Chacón | Especial para El País
Diego Trujillo, este miércoles y viernes en el teatro Jorge Isaacs

El actor bogotano, Diego Trujillo, revela su faceta y experiencias como papá.

En su obra 'Padre rico, pobre padre', el actor habla de la seriedad que se debe tener a la hora de asumir el rol de padre y lo que implica la familia en las nuevas generaciones.

El actor colombiano más recordado por su participación en las novelas 'Metástasis' y 'Los Reyes', Diego Trujillo, llegó a Cali para presentar su más reciente obra ‘Padre rico, pobre padre’ en el Teatro Jorge Isaacs, que se presentará este miércoles y viernes.

La obra no es una reflexión a la paternidad general, sino el caso concreto que ha vivido el actor desde una perspectiva cómica y sarcástica para que el público tome como ejemplo sus errores y no los cometa. 

“La paternidad es muy marcada por las generaciones, una es la que han vivido mis padres y otra es la que me correspondió vivir a mí. Yo fui criado como un macho cavernario, pero asistí en el momento de mi crianza a actividades de la revolución feminista, puesto que  tuve un padre ausente, uno que ni siquiera sabía lo que era un pañal, pero fui educado para poder asumir los dos roles de padre y madre a la vez, ese choque es lo que yo quiero mostrar de manera muy divertida en la obra y por supuesto lo que significa ser papá por primera vez”, asegura Trujillo.

La función de este miércoles, a las 8:00 p.m, será en beneficio de la Fundación Plan de Apoyo Familiar, con el fin de promover los buenos hábitos en las familias ‘disfuncionales’ o modernas, y la del viernes también estará abierta para todo el público. Diego estuvo en El País hablándonos de su obra y su vida personal.

¿Qué verán los asistentes al teatro?

Un recuento de lo que significa para mí ser padre que incluye todas las etapas, desde la concepción hasta la adolescencia y cómo fue el proceso en cada una de ellas. Para mí, eso está lleno de humor de ironía y también de momentos muy emotivos en donde el público se identifica de una u otra forma.

¿Quién escribió la obra?

Es de mi total autoría. El éxito de un monólogo tiene que ver con que uno lo escriba, monte y actúe porque hay una parte fundamental en todo esto y es la verdad. A través de esa honestidad es que el público logra conectarse y reírse de algo que ya vivieron o les está pasando.

¿Cómo fue el proceso de realización de la obra y duración?

Yo había dado un primer caso al escribir sobre la adolescencia femenina en una revista bogotana y cuando surgió la idea de escribir el texto completo, pues revisé este artículo y descubrí que había una cantidad de material ahí por explorar. Desde allí, retomé la escena de cuando me notificaron que iba a ser papá  y empecé a escribir. Me demoré cuatro meses escribiendo, luego dos montando la actuación y en 6 ya estaba todo listo.

¿Qué tanta influencia tienen sus hijos en la obra?

Toda, mis hijos son parte fundamental, es inspirada en ellos. Es a través de la experiencia de tenerlos que surge la verdad, por donde yo pasé. Ellos son mis mejores críticos, quienes me ayudan a corregir mis textos, a ellos les gusta la literatura por eso le aportan a mis monólogos y tienen muy buen ojo.

¿Por qué escoger el show comedy como género para su obra teatral?

La única razón es que yo no puedo escribir de otra forma que no sea mediante el humor. Es una particularidad, no soy capaz de escribir drama, ni en serio. El humor es parte de mi, se convierte en una herramienta para reflexionar sobre temas más existenciales y la gente recibe la información mucho más fácil.

¿Por qué involucrar su obra al apoyo de la Fundación Plan de Apoyo Familiar y cómo la conoció?

A uno como actor constantemente lo están llamando de las fundaciones para que haga obras en beneficio de ellas, no siempre las acepto, me encantaría hacerlas pero se me pasaría el tiempo en ello y no aprovecharía mi vida. Esta en particular tenía el tema que justamente yo quería tratar en mi obra y por eso me llamó la atención.  Precisamente el tema que trato habla de la familia, no de las ideales, porque yo vengo de una disfuncional, donde se ha reproducido el esquema en mis propias familias pero la familia verdadera son los padres e hijos.

¿Dónde ha exhibido la obra 'Padre rico, pobre padre'?

He tenido dos temporadas en Bogotá, una en Medellín, hace un mes  tuve una función  privada en Cali para el Banco de Bogotá, la cual fue muy exitosa por eso decidimos volver. Con las dos de esta semana completaría 56 funciones de esta obra.

¿Aparte de hacer teatro a qué se dedica Diego Trujillo?

Por el momento solo ando haciendo teatro. Aparte de mover esta obra, estoy promoviendo el otro monólogo que tengo que es 'Qué desgracia tan infinita'; estoy montando otras dos obras para el Teatro Nacional, una dirigiendo y la otra actuando, dos obras de un autor catalán que se llama Jordi Galceran y eso me tiene ocupado todo el tiempo.

¿Volverá a la televisión?

Sí, siempre. Siempre y cuando haya un buen proyecto porque no puedo bajar el nivel que he alcanzado. Sin que suene arrogante, sino que hay que mantener experiencia que se ha adquirido. Por otra parte la televisión cada vez es más absorbente, quita más tiempo y para mí el tiempo se ha vuelto vital, lo que le da a uno verdadera libertad es ser dueño de su propio tiempo.

¿Usted ha estado en la televisión, cine y haciendo teatro, con cuál modalidad se identifica más?

Yo me siento bien con todos, pero con unos más que otros. Como actor todos los géneros son fundamentales. Sin embargo, con el cine me siento un poco ajeno, es el que más me cuesta porque requiere de una quietud y una profundidad que se me dificulta, mientras que en la televisión es la que más conozco porque ha sido mi oficio durante más de veinte años y en términos de expresión lo que más me gusta es el teatro porque me da una gran vitalidad, me permite encontrarme con el público, eso es irreemplazable.

¿Qué pasó con la arquitectura en la vida de Diego Trujillo?

La arquitectura se convirtió en mi formación académica, en mi información estética, me dio una estructura de pensamiento frente a la belleza y el arte, del color, espacio es fundamental.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad