Diablos, silletas y folclor se apoderan este viernes de la Feria de Cali

Diciembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Medardo Arias Satizábal | Especial para El País

Este viernes será el Desfile de Carnaval de Cali Viejo donde se presentará el significado de la Caleñidad. El IPC encabezará el recorrido.

Hay un sonido de caránganos y tambores que llama cada año desde las calles, para recordar que Cali tuvo a comienzos del siglo XX un Carnaval. Son los demonios y los matachines que anuncian el fin del año y que alcanzan, cada 28 de diciembre, entre músicas y baile de cabezones, la expresión colectiva, la danza urbana, el regocijo por un tiempo que se va y la esperanza del nuevo. Mientras se pulen las nuevas cabezas que desfilarán este año en el Desfile de Cali Viejo –Jairo Varela recibirá gran homenaje este año- noventa actores y bailarines del Instituto Popular de Cultura preparan una comparsa para celebrar los 65 años de la institución.Este cuerpo de baile y expresión histriónica ha sido concebido como un ‘fresco urbano’, como una ópera callera, por el licenciado en Arte Dramático Gabriel Francisco Cataño Nieva. “Música, danza, teatro y artes plásticas, se funden ahí para representar el tejido de la cultura popular en las comunas de Cali”, dice. El Desfile de Cali Viejo es la presencia carnestoléndica de una expresión que se armoniza cada año en ciudades como Río de Janeiro, Venecia, Nueva Orleans, y entre nosotros en Barranquilla y Riosucio.Para este 28 de diciembre, Día de Inocentes, la organización del evento tiene la dirección de Proartes, entidad que conformó un equipo de trabajo interinstitucional, conformado por Corfecali, el Instituto Popular de Cultura con la rectoría de María del Pilar Meza Díaz, la Secretaría de Cultura y la Corporación Carnaval de Cali.El Desfile de Carnaval del Cali Viejo , este año, tendrá siete comparsas de carácter institucional; IPC, Abanderados Juegos Mundiales, Liberación de Límite Animal, Ciclo Amigos, Secretaría de Transito, Corporación para la Recreación Popular y Silleteros de Medellín, presencia esta última que da realce cada año a la celebración caleña.Según el recuento histórico de Álvaro Gärtner, conocedor del Carnaval del Diablo que celebra anualmente Riosucio, su ciudad natal, el carnaval surge en Cali entre 1922 y 1936, y en su origen respondió a las liturgias universales para esta celebración; así que esta fiesta conserva hoy su abanderado, y las carrozas del Reinado Panamericano, presididas por la eterna reina del Pueblo, Jovita Feijóo. El núcleo temático del Desfile será La Caleñidad, para narrar en la vía pública los eventos que distinguen la idiosincrasia del caleño, la historia secreta de sus más representativos ademanes, corporizados no sólo en sus personajes, sino a través de la música y su historia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad